eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los acusados de ETA piden una negociación política para el País Vasco y Cataluña

- PUBLICIDAD -
Los acusados de ETA piden una negociación política para el País Vasco y Cataluña

Los acusados de ETA piden una negociación política para el País Vasco y Cataluña

Los acusados de dirigir desde la organización Askapena el aparato internacional de ETA han dicho hoy en el juicio que se dedicaban a la "solidaridad internacionalista" y han defendido la "negociación política" para "cerrar enfrentamientos" como los del País Vasco y Cataluña.

La Audiencia Nacional ha dejado hoy visto para sentencia el juicio de Walter Wendelin, Gabriel Basáñez Ruiz, Unai Vázquez Puente, David Soto Aldaz y Aritz Gamboa de Miguel, detenidos el 28 de septiembre de 2010 en una operación desarrollada en el País Vasco y Navarra, para quienes sus abogados han pedido la absolución al negar que Askapena tuviera relación con ETA.

Cada uno de ellos se enfrenta a una petición de seis años de prisión por delito de colaboración con organización terrorista -por recabar apoyos exteriores y fondos para ETA-, por parte de la Fiscalía que, al igual que las acusaciones ejercidas por la Asociación Víctimas del Terrorismo y Dignidad y Justicia, han solicitado la ilicitud y la disolución de Askapena.

Al final de la vista todos los acusados han hecho uso de su derecho a prestar una última declaración.

Gabriel Basañez ha dicho que es un campesino vasco internacionalista y que para él "es muy importante la igualdad en cuanto a los idiomas y la tierra" y ha negado que ETA les encargara "llevar la negociación política a otros pueblos".

No obstante ha estimado que "la negociación política desatasca muchos dramas, aminora el sufrimiento y es un instrumento de primer orden para cerrar los enfrentamientos ya sea en Colombia, en Irlanda, en Cataluña o en Euskal Herria".

Unai Vázquez, que ha defendido una "Euskal Herria internacionalista", ha regalado al tribunal un libro titulado "La década ganada en América Latina", que analiza movimientos en diversos países de esta zona en los que a su juicio hay que fijarse ya que "nos estamos enfrentando a procesos capitalistas".

El presidente de la Sala, Javier Martínez Lázaro, le ha agradecido el regalo pero le ha dicho que no podía incorporarlo en este momento al procedimiento como prueba.

Walter Wendelin ha dicho que se les ha faltado el respeto por las acusaciones al hacerles ver que son "títeres de una organización", en referencia a ETA, con la que ha asegurado que no tuvieron contacto alguno.

David Soto ha manifestado: "Espero que algún día nuestros dos pueblos, España y Euskal Herria, trabajen en la comprensión, en la colaboración y en la no injerencia" y ha estimado que algunos argumentos de las acusaciones son propios de un "Estado totalitario en el que los derechos se pueden recortar y manejar".

Finalmente Aritz Gamboa ha hecho suyas las palabras de sus compañeros de banquillo y se ha mostrado "orgulloso" de haber participado en el internacionalismo vasco que defiende Askapena como forma de solucionar un "conflicto histórico" y por la "supervivencia de Euskal Herria".

La sesión de hoy ha comenzado con los informes de las defensas y en concreto Amaia Izco ha alegado que los acusados son víctimas de "fuegos de artificio".

Ha aclarado que el hecho de que en sus actividades de solidaridad internacionalista y antiglobalización Askapena tenga afinidades políticas con organizaciones de la izquierda abertzale independentista no constituye el delito que se les atribuye a los acusados.

La letrada ha explicado que es verdad que ETA y la organización ilegalizada Xaki intentaron entre 1998 y 1999 "fagocitar" e "instrumentalizar" a Askapena pero de forma infructuosa.

Ha añadido que Askapena tuvo relaciones con Batasuna como con otras organizaciones de la izquierda abertzale.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha