eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Elcano aboga por que España busque en Cali ser el puente entre Asia y América

- PUBLICIDAD -
Elcano aboga por que España busque en Cali ser el puente entre Asia y América

Elcano aboga por que España busque en Cali ser el puente entre Asia y América

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debe reforzar los contactos para una triangulación España-Asia-América Latina, de forma que sea un "puente" entre ambos continentes, durante la Cumbre de la Alianza del Pacífico de Cali (Colombia), según un informe del Real Instituto Elcano.

En vísperas de esa Cumbre de la Alianza del Pacífico que tendrá lugar el 23 de mayo y a la que asistirá España en calidad de observador, Elcano analiza la necesidad de, en plena crisis económica, reforzar los vínculos con el continente asiático.

España fue el primer país europeo que consiguió el estatus de observador en esa Alianza del Pacífico, formada por México, Colombia, Perú y Chile, algo que el Gobierno siempre ha considerado que permitirá abrir un puente con Asia, un continente esencial para el desarrollo de la economía española.

A diferencia de otras organizaciones, el estatus de observador permite participar en las grandes reuniones anuales de presidentes.

Bajo el título "Triangulación España-Asia-América Latina: ¿mito o realidad?", Augusto Soto, profesor en la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (ESADE) y director del Dialogue with China Project, analiza esta hipotética alianza para el Real Instituto Elcano.

Esta fundación cree que la presencia de Rajoy en Cali renueva la necesidad de aumentar la presencia española en Asia, así como la asiática en España.

Para ello, España debe utilizar su experiencia política, económica y cultural en América Latina que le permitiría, en algunos aspectos, ser "puente" entre ambos continentes.

Sin embargo, esa triangulación mantiene un "escaso apoyo institucional español e insuficiente reconocimiento en América Latina y en Asia", advierte Elcano.

El instituto reconoce que, ante la situación de crisis económica, este papel puede parecer "desconcertante" ya que "su suerte inmediata parece más anclada que nunca a su tradicional encaje en la UE, a su circunstancia geopolítica mediterránea y a su natural vocación iberoamericana".

Pero este centro de análisis cree que la crisis obliga también a identificar conexiones con otros países para aprovechar todo el potencial de oportunidades que ofrece Asia.

"Si se acepta que existe un interesante puente alternativo hacia Asia, ese papel se puede lograr principalmente colaborando activamente con el bloque de países de la Alianza del Pacífico, además de con Brasil", argumenta Elcano.

En la década de los 90, la posibilidad de que España estuviera en condiciones de abarcar ese desafío triangular se apoyaba en los buenos datos económicos y al hecho de que varios españoles ocuparan puestos clave en la UE y otras instituciones mundiales.

Elcano explica que en la España de 2013 han desaparecido algunas de las condiciones que, hace más de una década, permitieron proponer el "ambicioso esquema triangular".

Así, en la pasada década, prevaleció la idea de que un país desarrollado de tamaño medio como España podía ser "puente" entre una Asia en la que vive un 60 % de la población mundial y una América Latina "más multifacética de lo que comúnmente se cree en España", explica el Instituto.

El enfoque más común, explica Elcano, era que españoles y asiáticos podían actuar juntos en América Latina, en lugar de buscar que españoles y latinoamericanos coordinaran iniciativas en los países asiáticos.

Es un mensaje que, recalca, hicieron suyo algunos diplomáticos asiáticos cuando mencionaron a España como "puente" para entrar al mercado latinoamericano.

También como muestra, Elcano destaca que desde Asia se ha señalado la posibilidad de que directivos de compañías asiáticas establecidos en Madrid dirijan desde allí sus respectivas compañías con intereses en América Latina.

Sin embargo, una China en expansión sólo dedicó a España el 2 % de su inversión en Europa en 2011 y una cifra incluso inferior se ha destinado a China por parte española, por lo que Elcano ve que "la debilidad de los vínculos bilaterales en este plano no constituyen el mejor augurio para relaciones denominadas triangulares".

El tratado constitutivo de la Alianza del Pacífico se firmó en junio de 2012 en Chile y nació con una clara vocación asiática.

Los integrantes de la Alianza concentran el 40 % de las exportaciones españolas a América Latina (5.000 millones de euros) y el 40 % de la inversión en la zona (45.000 millones de euros).

La iniciativa partió del presidente peruano Alan García justo antes de, en abril de 2011, terminar su segundo mandato. Los cuatro países que la componen suman más de 200 millones de habitantes, el 55 % de las exportaciones latinoamericanas y el 35 % del PIB de la región.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha