eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Eurocámara acoge las propuestas de Juncker, a excepción de los euroescépticos

- PUBLICIDAD -
La Eurocámara acoge las propuestas de Juncker, a excepción de los euroescépticos

La Eurocámara acoge las propuestas de Juncker, a excepción de los euroescépticos

Las grandes fuerzas políticas de la Eurocámara acogieron hoy en líneas generales las propuestas planteadas por la Comisión Europea en el debate sobre el estado de la Unión, a excepción de los euroescépticos, que arremetieron contra las nuevas medidas sobre seguridad y defensa.

Los dos grupos mayoritarios en el hemiciclo europeo acogieron el discurso del presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, en el que hizo balance y planteó sus propuestas para el siguiente curso, entre ellas duplicar el fondo de su plan de inversiones para tratar de movilizar 630.000 millones en 2022.

El líder de los populares, Manfred Weber, apoyó la ampliación de ese plan, que conllevará al "estímulo de las inversiones en Europa, la innovación y la investigación", auguró.

Respecto a la propuesta de Juncker de crear un "cuartel general único" y un "fondo europeo de defensa" para que la UE sea más eficaz en ese ámbito, Weber afirmó que su grupo apoya la apuesta por la seguridad y por un intercambio de datos efectivo.

"Respaldamos la seguridad. Queremos un intercambio efectivo de datos, un sistema de entrada y salida en que sea eficaz y una guardia europea de fronteras que nos proteja a todos".

Por su parte, el presidente del grupo socialista, Gianni Pittella, consideró que el discurso de Juncker "ha sido consciente y responsable", y agradeció que este no tuviera "menciones a la austeridad".

"Debemos llegar a una política de defensa común y sobre todo un verdadero ministerio de Exteriores europeo (...), hace falta más Europa también en política exterior, seguridad y defensa", añadió el socialista italiano.

El asunto de la seguridad es el que más polémica causó entre los euroescépticos, desde el grupo de los Conservadores y Reformistas liderado por el "tory" Syed Kamall -partidario del "brexit"- que calificó las propuestas de "alejadas de la ciudadanía".

"Más integración militar, más peticiones de fondos, más deuda para los niños de mañana y contentar a los socialistas de hoy. Pero cuanta más Europa construyen, más indiferentes se sienten los ciudadanos. Cuanto más supranacionalismo propagan, más nacionalismo crece en los Estados miembros", espetó.

El líder de la tercera fuerza política en la Eurocámara pidió una reforma que conlleve "menos reglas, pero que todo el mundo pueda cumplir".

Por su parte, el liberal Guy Verhofstadt, recientemente nombrado negociador del PE para el "brexit", subrayó que para "volver a tomar el control", la UE tiene que actuar "a nivel europeo"

"Hacen falta instrumentos supranacionales, políticas supranacionales", subrayó.

Las declaraciones del ex primer ministro belga fueron duramente criticadas por el líder eurófobo Nigel Farage, quien le acusó de "nacionalista europeo" y calificó su designación como negociador para el "brexit" como una "declaración de guerra para el proceso de negociación".

Farage también arremetió contra las propuestas de seguridad y defensa de Juncker y dijo que se alegra de la decisión de su país de abandonar la UE, aunque admitió que el Gobierno británico "debería avanzar más rápido" en el proceso.

El discurso populista volvió a centrar la intervención de la líder del Frente Nacional francés Marine Le Pen, quien prometió un referéndum de pertenencia a la Unión si logra la victoria en las próximas elecciones en Francia.

La Izquierda Unitaria insistió en la necesidad de lograr una Europa "más social" y de garantizar "empleos dignos".

"Europa tiene que ser más democrática", añadió la líder del grupo, Gabrielle Zimmer.

Desde Los Verdes, Rebeecca Harms pidió "acciones que den a los ciudadanos más confianza en el proyecto europeo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha