eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Expertos piden a UE invertir más en prevención de trastornos cardiovasculares

- PUBLICIDAD -

Un grupo de expertos médicos pidió hoy a la Unión Europea (UE) que invierta más en políticas de prevención de las enfermedades cardiovasculares, que suponen la primera causa de muerte en el mundo y generan el 10 % de los gastos totales en sanidad de los Veintisiete.

Este fue el principal mensaje de la conferencia sobre prevención de enfermedades cardiovasculares organizada hoy en Bruselas por la farmacéutica Bayer y la Alianza Europea del Ictus (SAFE, de sus siglas en inglés), con motivo de la próxima celebración del Día Mundial del ictus, que se celebra el próximo 14 de mayo.

Los expertos participantes coincidieron al destacar las graves consecuencias sobre la salud pública y la economía de las enfermedades cardiovasculares -conjunto de trastornos del corazón y los vasos sanguíneos-, cuya prevalencia está aumentando y se prevé que provoquen unos 23,6 millones de muertes anuales en todo el mundo para 2030, según informó Bayer en un comunicado.

De estos trastornos, el ictus o accidente cerebrovascular y las disfunciones coronarias son los que más prevalencia tienen, según destacó el director ejecutivo de la Asociación del Ictus, Jon Barrick, quien también señaló "el impacto duradero" que puede tener esta enfermedad en la vida de los pacientes que sobrevivan a ella.

El ictus "también supone una presión significativa" en los sistemas sanitarios de la UE, añadió el experto médico, quien destacó la necesidad de "hacer mucho más a nivel político" para paliar esta amenaza sanitaria.

En la misma línea, el responsable de cardiología de Bayer HealthCare, Frank Misselwitz, subrayó la importancia de "mejorar el estado de salud de los pacientes" afectados por trastornos cardiovasculares, y para ello llamó a una mayor colaboración entre profesionales sanitarios, políticos, industrias y ONG.

El cardiólogo y cirujano alemán Joachim Heisters fue más allá y propuso "diagnósticos interdisciplinarios" entre los campos de cardiología, diabetología y nefrología, así como "destinar más recursos a la educación de los pacientes sobre sanidad sostenible".

Por su parte, el profesor de economía sanitaria de la Universidad de Gante (Bélgica) Lieven Annemans, pidió a la UE "un incremento de las inversiones en políticas de prevención de enfermedades cardiovasculares", con vistas a reducir el posterior impacto de los trastornos sobre los sistemas sanitarios.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en el mundo con unos 16,7 millones de fallecimientos anuales, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Otros 20 millones de personas sobreviven cada año a infartos e ictus, pero muchos de ellos requieren cuidados y atención clínica a largo plazo, como rehabilitación, hospitalización y terapia farmacológica, originando importantes costes para los sistemas sanitarios nacionales.

Sólo en la Unión Europea, el coste de las enfermedades cardiovasculares es aproximadamente ?110.000 millones al año, alrededor de un 10% de los gastos totales en sanidad de toda la región, según datos de Bayer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha