eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Funcionarios que actuaron en 'caso Blesa' ratifican alta carga de trabajo que acumulaba el juzgado de Silva

El magistrado que sustituyó a Silva y dos secretarios judiciales declaran ante el TSJM en la querella de la Fiscalía por prevaricación

- PUBLICIDAD -

Los secretarios judiciales que actuaron en las diligencias abiertas contra el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa han ratificado que el juzgado del que es titular Elpidio José Silva tramitaba un gran volumen de asuntos y que este magistrado no les transmitió que tuviera animadversión al banquero, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El instructor del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Jesús Gavilán, ha tomado este martes declaración en calidad de testigo al titular del Juzgado de Instrucción número 36, Juan Antonio Toro, que sustituyó a Silva en sus vacaciones y asumió el 'caso Blesa' tras su recusación.

Este magistrado ha apuntado que firmó el auto de inhibición del caso a la Audiencia Nacional, un órgano que después rechazó acumular las diligencias sobre el crédito de 26,6 millones de euros concedido al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, a la causa abierta por la fusión y salida a Bolsa de Bankia.

La secretaria judicial del Juzgado de Instrucción número 36, Resurrección Utrilla y el secretario judicial del Juzgado de Instrucción número 9, Miguel Ángel Rodríguez también han comparecido para dar cuenta de la carga de trabajo y el gran número de diligencias anuales que tramitaba el órgano dirigido por Silva.

Así se han pronunciado en relación con el presunto delito de retardo malicioso en la Administración de Justicia que la Fiscalía atribuye al juez Silva en la instrucción del 'caso Blesa'. A este respecto, su secretario judicial ha expuesto que llegó a solicitar refuerzo, pero que nunca lo recibió.

MÁS DECLARACIONES EL JUEVES

Gavilán escuchará el jueves a un guardia civil que intervino en la investigación abierta contra el ex presidente de la caja madrileña y a dos peritos de la consultora KPMG que han sido solicitados por la defensa de Silva y que explicarán si padecieron o no "coacciones y amenazas" tras emitir su informe sobre el préstamo a Díaz Ferrán.

La defensa de Silva también había solicitado la declaración de varios cargos de Bankia y Caja Madrid, así como de los magistrados de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y Javier Gómez Bermúdez.

Estas declaraciones han tenido lugar una semana después de que el propio Silva declarara durante más de seis horas ante el instructor, defendiendo que envió a Blesa a prisión por riesgo de fuga y de destrucción de pruebas.

Según dijo, el banquero mantiene relaciones influyentes, entre las que citó al ex presidente del Gobierno José María Aznar, y amistades con personas que siguen trabajando en la entidad financiera y podían eliminar evidencias importantes para la investigación.

De los correos electrónicos corporativos y las pruebas obtenidas a lo largo de la instrucción se iban acumulando nuevos indicios delictivos y Blesa se enfrentaba a penas cada vez de mayor gravedad, según afirmó Silva, que justificó así el riesgo de fuga sobre el que basó su encarcelamiento.

El juez Silva está siendo investigado por la querella que la Fiscalía interpuso contra él por la presunta comisión de delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y contra la libertad individual del banquero al ordenar su ingreso en prisión en dos ocasiones al frente de la entidad.

Silva, que se encuentra temporalmente suspendido de funciones desde el pasado julio, se enfrenta a una pena de hasta 40 años de inhabilitación en un proceso en el que también actúan como acusaciones las defensas de Blesa y Díaz Ferrán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha