eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Garzón logra el aval de IU a las negociaciones con Podemos para una confluencia estatal el 26J

La Presidencia federal ratifica, sin votos en contra, celebrar una consulta genérica a las bases los días 2, 3 y 4 de mayo. El 7 de ese mes es la fecha límite para lograr un acuerdo con los de Pablo Iglesias

El secretario de Organización, Adolfo Barrena, llevará el peso de la negociación con su homólogo de Podemos, Pablo Echenique

Izquierda Abierta se abstiene en la votación pese a coincidir con las conclusiones del órgano al reclamar unas nuevas primarias y participar en el proceso negociador

167 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La oposición a Garzón en IU cree que el pacto con Podemos está ya precocinado

Alberto Garzón, en una imagen de archivo. EFE

El fin de las conversaciones para formar Gobierno da paso sin solución de continuidad al inicio de las negociaciones para una confluencia entre Podemos e IU para las generales del 26 de junio. Tras los primeros contactos discretos, de los que informó eldiario.es en primicia, y la primera reunión oficial entre representantes de las formaciones para intercambiar puntos de vista del martes, los órganos de ambos partidos ponen en marcha los procesos internos para ratificar las posiciones de partida. El primero ha sido IU, cuya Presidencia federal ha aprobado este miércoles, con 35 votos a favor, ninguno en contra y tres abstenciones, la postura defendida por Alberto Garzón.

Tras una reunión de cuatro horas el órgano de IU ha avalado como posición de salida alcanzar un acuerdo estatal. Una opción que Podemos rechazaba de plano antes del 20 de diciembre pero que en esta ocasión no se plantea como un escollo insalvable. El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, es quien encarna la parte más reticente al acuerdo con IU en s partido pero se ha mostrado más posibilista en las últimas semanas y este mismo miércoles ha abierto la puerta a que la confluencia sea efectivamente en toda España y no territorio a territorio. 

"Mucha gente en IU ha entendido que más que fijarnos en sopas de siglas hay que construir candidaturas para ganar las elecciones", defendía Errejón ante los periodistas.

Consulta genérica

La Presidencia de IU también ha dado el visto bueno a que la militancia ratifique el proceso negociador, aunque antes de que se cierren dicha conversaciones. Los próximos 2, 3 y 4 de mayo se celebrará un referéndum presencial y telemático. La consulta planteará una pregunta genérica, según varias personas que han asistido a la reunión, que suponga un respaldo a la conversaciones en sí, no del resultado.

La fecha límite para la negociación, según las mismas fuentes, será el 7 de mayo. Ese día está convocado un Consejo Político Federal, el máximo órgano de IU entre asambleas y el que, según los estatutos, tiene las competencias en materia electoral.

Los términos de la pregunta que se hará a la militancia, todavía por concretar, han supuesto las primeras críticas al planteamiento mayoritario. Desde Izquierda Abierta (IzAb), el partido liderado por Gaspar Llamazares y Montse Muñoz e integrado en IU, se ha planteado buscar otras fechas para que la consulta refrende realmente un acuerdo y no suponga un "cheque en blanco" a los negociadores.

"Con un plebiscito en base a una pregunta genérica, sin detalles concretos sobre el acuerdo electoral (programa, dónde, cómo, quiénes), y ese carácter excepcional y preventivo, ya que se celebra con antelación al registro de las coaliciones o a importantes cónclaves de IU, como el CPF del 7 de mayo, parece que Garzón, con el apoyo de Zamora, busca un cheque en blanco de la militancia", asegura a eldiario.es Tasio Oliver, miembro de la Presidencia de IU en representación de IzAb, quien cree que habría tiempo para hacer el referéndum con posterioridad y con un acuerdo ya cerrado que pudieran analizar las bases.

De secretario de Organización a secretario de Organización

Precisamente la designación de quién llevará la voz cantante en la negociación ha motivado la otra gran crítica de IzAb. Sus representantes en la Presidencia han abogado por una comisión en la que ellos estuvieran presentes.

Las conversaciones, sin embargo, las va a llevar el secretario de Organización, Adolfo Barrena. Y por parte de Podemos, su homólogo, Pablo Echenique. Ambos viven en Zaragoza y han compartido trabajo parlamentario en la Asamblea regional aragonesa. Las negociaciones no se desarrollarán en Madrid, una extrañeza en partidos de ámbito estatal.

Ambos ya se reunieron el martes para exponerse mutuamente los puntos de coincidencia y aquellos sobre los que van a tener que negociar. Una conversación que desde Podemos ven como un punto de partida. "No daría nada de lo hablado ayer por definitivo", señala Echenique a eldiario.es. El secretario de Organizacion de Podemos se llevó una iImpresión global positiva" de la cita pero reconoció que "el diablo está en los detalles".

Esos detalles son los que hay que limar. Las listas, que será el elemento a hablar en último término. La fórmula jurídica exacta, más allá de que sea una coalición electoral estatal. O el diseño de la campaña. Tanto Garzón como Errejón han asegurado en público que ambas organizaciones podrán hacer actos por separado e independientes, aunque también habrá mítines conjuntos.  

Echenique explica que la intención es "que quede claro en todo momento que somos dos fuerzas distintas. Que cada uno tiene su vida y en un momento dado se juntan en una alianza electoral para conseguir cambiar nuestro país". Lo que en boca de Garzón es una "coalición laica". Meramente electoral. 

Ambas organizaciones salvan así las reticencias internas de quienes son más defensores de la identidad y las siglas. Izquierda Unida celebraba precisamente este miércoles su 30 aniversario. Y entre las muchas felicitaciones que ha recibido en redes sociales ha destacado la de Pablo Iglesias en Twitter.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha