eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Genís Sinca sostiene que "el peso del árbol genealógico afecta a nuestras decisiones"

- PUBLICIDAD -

El periodista catalán Genís Sinca, ganador anoche del 45 Premio Josep Pla con la novela "Una família exemplar", considera que "el peso del árbol genealógico acaba afectando a nuestras decisiones".

Nacido en 1970 en Manresa (Barcelona), Genís Sinca traza en esta novela en catalán una especie de tragicomedia a partir de la historia de dos familias catalanas de ficción, dos familias que tienen un gran peso histórico, que hunden sus raíces en el ambiente rural desde hace siglos.

El desencadenante de la novela de "Una família exemplar", que estará en las librerías a partir del 7 de febrero, es el matrimonio entre un joven arribista de una familia manresana con una mujer de una familia de Tortosa (Tarragona).

Sinca señala, en una entrevista con Efe, que su intención era "volver a la novela como elemento de lucha, como sucedía con Albert Camus", casi como una necesidad en un momento en el que "el lector va a buscar novelas que simplemente le diviertan, pero en el que se echa en falta una novela como herramienta moral y de reflexión".

Para Sinca, la evolución natural del género debe ser volver a las raíces, a la novela de Dickens, Balzac y Dostoievski, y "explicar una buena historia que acompañe al lector página a página".

El autor, que ha escrito diversas biografías de ilustres médicos españoles como Ramón y Cajal, Gregorio Marañón, Severo Ochoa, así como del escritor Paco Candel, utiliza el enfrentamiento entre las dos familias y la boda como una excusa literaria para "reflexionar sobre esas grandes decisiones que debemos adoptar en la vida, como casarnos, comprar un coche o firmar una hipoteca, decisiones unipersonales que acaban afectando a otros".

La boda que retrata la novela es, según Sinca, "la historia imposible del encuentro entre dos formas de ver la vida: los cultos, con conciencia de raza, de saga, frente a los materialistas, los que no tienen conciencia, son arribistas y sólo quieren casarse con la chica para adquirir un cierto estatus".

Sinca se presenta como un pionero de una nueva forma de narrar, que, a su juicio, sólo puede ser protagonizada por periodistas. "El periodismo, cada vez más encorsetado y recortado, ya no nos permite explicar todo lo que queremos".

Camus es un claro referente para Sinca en este debut en la novela, no solo porque ve a la familia de arribistas como las ratas de "La peste", sino también por el compromiso moral y político de Albert Camus con la libertad o la causa argelina en su momento.

A su juicio, "la novela debe ser un arma contra la tristeza que hoy invade Europa, precisamente por culpa de las decisiones individuales".

Asegura Sinca que en las 480 páginas de la novela "no hay nada de mi vida, más allá de la ciudad de Manresa, que es un universo narrativo inexplorado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha