eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Joan Mesquida, la enésima vía en el PSOE

Joan Mesquida, la enésima vía en el PSOE

Joan Mesquida, la enésima vía en el PSOE

El ex director general de la Policía y la Guardia Civil Joan Mesquida ha engordado esta semana la nómina de posibles aspirantes a encabezar la candidatura del PSOE para las elecciones de 2015, en un momento en el que se multiplican las presiones para fijar cuanto antes un calendario de primarias.

Se trata de la enésima vía que se abre en doce meses y que se suma a los muchos nombres con los que se viene especulando desde que los socialistas perdieron las elecciones del 20 de noviembre de 2011 con Alfredo Pérez Rubalcaba como cartel electoral.

Rubalcaba fue elegido secretario general del partido en el congreso federal de febrero pasado y no ha desvelado si quiere repetir como candidato a la Moncloa, pero buena parte de los dirigentes socialistas consultados por Efe dan por sentado que no lo hará y que su tarea será ejercer de "sherpa" en esta época de transición para el PSOE.

El nombre de Mesquida ha sido acogido con bastante estupefacción entre las filas socialistas y no han faltado compañeros suyos que ven sus maniobras como un paso para aproximarse a un objetivo más pequeño que el liderato nacional: la candidatura socialista para las elecciones autonómicas de Baleares de 2015.

Mesquida, quien trabajó codo con codo con Rubalcaba en el Ministerio del Interior entre 2006 y 2008, no se ha postulado para ningún cargo todavía y ha insistido en que su única intención es incentivar el debate de ideas en el partido.

Pero lo cierto es que ni él ni nadie en el PSOE ha comunicado abiertamente su deseo de competir por la Moncloa en las generales, pero la lista de hipotéticos candidatos cada vez es más extensa.

La mayor parte de los dirigentes socialistas dan por hecho que habrá más de dos "pretendientes" y todas las quinielas apuestan por dos nombres seguros: la ex ministra de Defensa Carme Chacón y el lehendakari en funciones Patxi López.

Son muchos también los que aportan un tercer nombre, el del secretario general del grupo socialista en el Congreso, Eduardo Madina, pero personas cercanas a su entorno han asegurado a Efe que ni se lo ha planteado y que, en cualquier caso, nunca se mediría con Patxi López por un puesto.

Madina tiene en alta consideración al todavía lehendakari, a quien ve como uno de los artífices de que ETA haya abandonado definitivamente las armas, y no está dispuesto a litigar con él.

Entre los hipotéticos candidatos se encontrarían también varios dirigentes territoriales, como el castellanomanchego Emiliano García Page, el madrileño Tomás Gómez o el extremeño Guillermo Fernández Vara.

Sin embargo, se cuentan con los dedos de las manos los que creen que el "barón" más fuerte del partido, el andaluz José Antonio Griñán, quiera aspirar a esa designación, si bien nadie descarta tajantemente que presione para colocar a alguien de su confianza.

Tampoco se puede pasar por alto una sorpresa de último momento, que podría pasar incluso por la aparición de alguien relativamente desconocido entre la ciudadanía, como ocurrió con José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2000.

El PSOE aprobó en el congreso federal de Sevilla elegir al candidato a los comicios generales mediante unas elecciones primarias abiertas a los militantes, similares a las de los socialistas franceses, pero falta todavía por plasmar la fórmula concreta en un reglamento y, después, fijar la fecha.

La idea de la Ejecutiva es presentar ese reglamento para que sea aprobado en la conferencia política que iba a celebrarse en principio el pasado noviembre y que fue aplazada hasta 2013 por el adelanto de los comicios catalanes.

En cualquier caso, el hecho de no contar todavía con un reglamento de primarias puede servir a Rubalcaba como muro de contención ante quienes le presionan para diseñar cuanto antes un calendario.

Además, el núcleo duro de la Ejecutiva estima que es necesario abordar el debate sobre el proyecto político antes que el debate sobre las personas: lo más conveniente -dicen- sería que las primarias se celebrasen lo más cerca posible de la fecha de las generales.

Su argumento es que, con motivo de la agudización de la crisis económica, la ciudadanía todavía sigue castigando al PSOE por la gestión de Zapatero, por lo que cualquier candidato que surja sin que haya cuajado un proyecto alternativo corre el riesgo de abrasarse en pocos meses.

En cambio, otros dirigentes creen que sería oportuno ofrecer a la sociedad cuanto antes una imagen renovada, y para ello nada mejor que esas primarias.

Muchos dirigentes socialistas opinan que las elecciones internas deberían celebrarse antes de los comicios europeos de 2014, ya que casi inmediatamente después se abrirá el proceso de primarias para las municipales y autonómicas de mayo de 2015, y sería oportuno que no se solaparan.

Otros socialistas se mueven también con la hipótesis de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, adelante las elecciones generales si el panorama económico comienza a despejarse.

Ante ese futurible, aconsejan no esperar más allá de finales de 2013 o principios de 2014 para las primarias.

Sea como sea, Rubalcaba tiene dos pruebas de fuego en las próximas semanas para comprobar si cala su idea de no precipitarse: el Consejo Territorial del próximo día 15 y el Comité Federal del 12 de enero.

Eva Santos

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Maruja Torres anima a los lectores a colaborar con eldiario.es

La periodista anima a los lectores a colaborar con eldiario.es para fomentar un periodismo "inteligente, objetivo, analítico, moderno y participativo".

- PUBLICIDAD -

La nueva revista de eldiario.es ya está en quioscos

eldiario.es publica un monográfico sobre la convulsión que vive la izquierda.

Boletín de eldiario.es

Recibe cada mañana una selección de lo mejor en información y análisis.


- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -