eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Justicia salvadoreña emite la primera sentencia tras la amnistía en el caso de los jesuitas

- PUBLICIDAD -
La Justicia salvadoreña emite la primera sentencia tras la amnistía en el caso de los jesuitas

La Justicia salvadoreña emite la primera sentencia tras la amnistía en el caso de los jesuitas

La Justicia salvadoreña emitió hoy su primera sentencia sobre los crímenes del conflicto armado tras más de 20 años de amnistía, al ratificar una condena de 30 años de prisión contra un militar por la masacre de 6 jesuitas en 1989, según informó a Efe un portavoz de los tribunales.

El coronel retirado Guillermo Benadives fue condenado originalmente en 1992 por el asesinato de los sacerdotes, incluidos cinco españoles, y dos colaboradoras suyas, pero solo cumplió 14 meses de la pena hasta que fue liberado por la promulgación de la Ley de Amnistía General de 1993.

Esa ley que impedía procesar los crímenes del conflicto fue anulada por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en julio de 2016 por ser "contraria al derecho de acceso a la justicia" y "al derecho a la reparación integral de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra" perpetrados durante la guerra civil salvadoreña (1980-1992).

Con la ratificación de la condena, Benadives se convierte en el único militar encarcelado por los crímenes de guerra o lesa humanidad que el Ejército salvadoreño cometió en esos 12 años.

El coronel guardaba prisión preventiva en los calabozos de la Policía desde el 5 de febrero de 2015, cuando las autoridades lo detuvieron junto a otros tres involucrados en la matanza, de un total de 17 militares retirados que son requeridos por la Audiencia Nacional de España.

El 16 de agosto de 2016, la CSJ negó por unanimidad la extradición a España de Benavides, los sargentos Ramiro Ávalos Vargas y Tomás Zárpate Castillo, y el cabo Ángel Pérez Vásquez, y ordenó la liberación de los tres últimos.

Pese a negar la extradición, la Corte mandó al Juzgado Cuarto de Instrucción determinar si el militar retirado debía completar la pena.

Pero la Cámara Primera de lo Penal, de mayor jerarquía, quedó con la última palabra después de que la defensa de Benavides interpusiera un recurso de apelación tras el juicio de 1992.

El 30 de marzo pasado, la defensa del coronel retirado exigió a la citada cámara resolver la apelación a favor del militar al entender que la anulación de la amnistía no podía suprimir los "efectos" que tuvo en su libertad.

Junto a Benadives fue condenado Yusshy Mendoza, cuyo paradero se desconoce, aunque según la prensa local colabora como testigo en la Audiencia Nacional de España.

La noche del 16 de noviembre de 1989, un escuadrón del batallón elite Atlacatl del Ejército irrumpió en el campus de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) y mató a los españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Armando López y Juan Ramón Moreno, y al salvadoreño Joaquín López.

En el ataque, ocurrido en el marco de la guerra civil salvadoreña (1980-1992), también fueron asesinadas la colaboradora de los religiosos Elba y su hija Celina Ramos.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas de 1993, Benavides fue el encargado de trasladar la orden a los tenientes que ejecutaron la matanza.

Otros 12 militares retirados de alto rango y del Batallón Atlacatl fueron recientemente notificados por un tribunal del departamento de Morazán (noreste) sobre los cargos en su contra por la matanza de unos 1.000 campesinos en 1981, conocida como la masacre de El Mozote.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha