eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Justicia salvadoreña recibe nuevos testigos por masacre de El Mozote de 1981

- PUBLICIDAD -
Justicia salvadoreña recibe nuevos testigos por masacre de El Mozote de 1981

Justicia salvadoreña recibe nuevos testigos por masacre de El Mozote de 1981

Un tribunal de El Salvador recibió hoy el testimonio de dos sobrevivientes de la masacre de 1.000 campesinos en El Mozote como parte del proceso penal contra la cúpula militar de 1981.

El abogado querellante Wilfredo Medrano, miembro de la organización de derechos humanos Tutela Legal "María Julia Hernández", aseguró a la prensa que con estos nuevos testimonios se "robustece" la causa contra 18 altos mandos militares retirados y "habilita" al juez para inspeccionar los "sitios de ejecución".

Estos dos testigos forman parte de un grupo de once sobrevivientes que declararán ante el Juzgado Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera, cercano al lugar de la matanza, y que por primera vez se suman a la causa penal.

El primero en testificar fue Óscar Antonio Romero, un comerciante de 55 años de edad al que miembros del elite Batallón Atlácatl obligaron a servirles como guía por los sitios aledaños a El Mozote y que perdió varios familiares en la masacre.

Romero relató que con los solados llegó a la casa en la que habitaba un tío, quien fue asesinado a tiros y mutilado junto a sus hijos por otros militares que habían llegado previamente al lugar.

"Estaba bien ensangrentado todo (al interior de la casa), habían bastantes mujeres y niños asesinados", contó Romero, quien tenía 18 años de edad en la época del crimen y fue obligado a buscar maleza seca para quemar los cuerpos.

Romero también observó cómo los militares tenían en el casco urbano de El Mozote a 600 o 700 mujeres, niños y hombres, estos últimos atados y tirados en el piso, antes de que fueran asesinados a tiros.

"Estamos esperando la orden del Estado Mayor (cúpula militar) para saber qué vamos a hacer con estas personas", recordó Romero de lo que dijeron los militares antes de que los sacaran del sitio.

David Morales, director de Derechos Humanos de la organización Cristosal, exdefensor del pueblo (2013-2016) y acusador particular en el proceso, aseguró a la prensa que Romero fue uno de los últimos civiles que vio con vida a los pobladores de El Mozote.

También testificó Adelio Díaz Chicas, quien tenía 6 años de edad cuando fue perpetrada la masacre y cuya familia fue asesinada, incluida una niña de 40 días de nacida mientras era amamantada por su madre.

"Yo estaba jugando con mi hermana, cuando de repente un soldado entró a la casa y empezó a disparar, (...) me hirió el brazo" y "a mi hermano le sacaron las tripas a tiros", relató Díaz, quien vivía en un lugar cercano a El Mozote.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de la ONU en El Salvador de 1993, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 unidades elite del Batallón Atlácatl torturaron y ejecutaron "deliberada y sistemáticamente" a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otros aledaños.

Esta masacre es uno de los mayores ataques contra civiles perpetrados por algún ejército latinoamericano, y diferentes sectores la han comparado con las matanzas nazis o de Vietnam.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha