eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La nueva gira de Kerry, marcada por tensiones con Egipto y Arabia Saudí

- PUBLICIDAD -
La nueva gira de Kerry, marcada por tensiones con Egipto y Arabia Saudí

La nueva gira de Kerry, marcada por tensiones con Egipto y Arabia Saudí

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, iniciará este domingo una gira por ocho países que estará marcada por la tensión con Arabia Saudí respecto a Siria e Irán, el deterioro de su relación con Egipto y la creciente fragilidad de las conversaciones directas entre israelíes y palestinos.

A las visitas previstas de Kerry a Arabia Saudí, Polonia, Israel, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Argelia y Marruecos se ha sumado en el último momento una escala el domingo en Egipto, que será la primera del jefe de la diplomacia estadounidense en ese país desde el derrocamiento por un golpe de Estado, el pasado 3 de julio, del presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi.

Si bien el Departamento de Estado no ha querido confirmar hasta ahora la visita a Egipto, anunciada por la agencia estatal egipcia Mena, el propio Kerry adelantó el pasado lunes su intención de volver allí.

"Creo que iremos a El Cairo en algún momento en las próximas semanas y he insistido en tener una reunión con la sociedad civil", dijo Kerry en un encuentro con empleados del Departamento de Estado.

Las relaciones entre EE.UU. y Egipto se han deteriorado a raíz del golpe militar contra Mursi, la posterior represión de las protestas islamistas y la detención de la mayoría de sus líderes.

Muestra de ello fue el anuncio, el pasado 9 de octubre, de que EEUU congelaría la entrega de tanques, aviones de combate, misiles y al menos 260 millones de dólares en fondos directamente destinados al Ejército egipcio hasta ver progresos en su democracia, un duro golpe al segundo mayor receptor de ayuda militar estadounidense.

A ello se suma la incertidumbre hasta última hora acerca de si Kerry recalaría en Egipto, un país clave para Estados Unidos y que hasta la caída del dictador Hosni Mubarak (1981-2011) formaba parte inexcusablemente de la agenda de una gira por la región de cualquier jefe de la diplomacia estadounidense.

El Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, se debate entre mantener los lazos con Egipto, su mayor aliado árabe, fundamental en la región por su control del canal de Suez y su peso demográfico, y evitar que se le perfile como garante del derrocamiento de un líder democráticamente elegido, como lo era Mursi.

Arabia Saudí, la segunda etapa de la gira de Kerry no entraña menos dificultades, dadas las abiertas críticas que Riad ha dirigido a EE.UU por su incipiente apertura a Irán, su supuesta falta de firmeza en Siria y lo que perciben como un apoyo a los partidarios de Mursi en Egipto.

La visita de Kerry a Riad se produce apenas dos semanas después de que el reino wahabí rechazó su asiento como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El príncipe Bandar Bin Sultan, jefe de la inteligencia saudí, describió la medida como "un mensaje para Estados Unidos, no para la ONU"; y el pasado martes, otro miembro de la familia real, Turki Al Faisal, calificó de "lamentable" la política de Obama en Siria en un discurso en Washington.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, subrayó el jueves que esos comentarios "no fueron del Gobierno saudí como tal, sino de uno o dos funcionarios", por lo que se espera que Kerry trate de averiguar en Riad si el rey Abdalá comparte las críticas.

Kerry partirá a continuación rumbo a Varsovia, donde "se reunirá con funcionarios polacos de alto rango" para hablar de la alianza de defensa y en el marco de la OTAN, según Psaki.

Las siguientes paradas, en Jerusalén y Belén, se producen en un momento especialmente frágil para el proceso de paz palestino-israelí auspiciado por EE.UU., después de que algunos funcionarios palestinos instaron el jueves a detener las conversaciones directas debido a que Israel continúa con su política de construcción en asentamientos judíos.

El mismo día, el Gobierno de Israel anunció que construirá 1.500 viviendas en asentamientos de Cisjordania y Jerusalén Este, en un nuevo gesto para apaciguar las críticas de la derecha por la reciente liberación de presos palestinos.

Además, la visita se produce muy poco después de la reunión de siete horas que Kerry y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, mantuvieron el 24 de octubre en Roma, donde no lograron limar sus diferencias sobre el programa nuclear de Irán.

La principal divergencia está, según varios medios, en la oposición de Israel a la posibilidad de que EEUU establezca una moratoria a la imposición de nuevas sanciones contra Irán mientras duran las negociaciones nucleares con las potencias occidentales, algo que el Departamento de Estado debate con el Congreso.

El conflicto en Siria será previsiblemente el principal tema en la visita de Kerry a Amán (Jordania) y a Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), donde se desplazará antes de viajar a Argel para copresidir el Diálogo Estratégico EEUU-Argelia, iniciado en octubre de 2012.

La última parada de la gira, que concluye el 11 de noviembre, será Rabat, donde Kerry participará en una reunión similar a la de Argelia con el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Riyad el Mezouar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha