eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lesmes: el actual modelo de gobierno judicial no supone politizar la justicia

- PUBLICIDAD -

El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha defendido hoy ante el Rey que el actual modelo de gobierno judicial, es decir, de Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), no politiza la Justicia, y ha defendido la "rabiosa independencia" de los jueces españoles.

En su discurso pronunciado en el Acto de Apertura del Año Judicial Carlos Lesmes, que es también presidente del CGPJ, ha rechazado las afirmaciones sobre politización de la Justicia "reiteradas durante años por opinadores de todo tipo y que se vinculan al modelo de gobierno judicial". "No se ajustan a la verdad", ha afirmado.

Además, ha señalado que, en la lucha contra la corrupción, "la acción de la Justicia no basta", por lo que ha pedido regenerar la gestión pública.

En su discurso ante el Rey, además de ante la Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, que les ha acompañado en el acto celebrado en la sede del Supremo, el presidente del alto tribunal ha defendido así la independencia de los jueces.

Lesmes ha expresado que "a los jueces nos duele escuchar que esa justicia en la que creemos y por la que trabajamos, no es independiente, que está politizada, que son los partidos políticos los que dirigen la acción de los jueces".

Estas afirmaciones son desmentidas "una y otra vez por cada uno de esos jueces y juezas que cada día se esfuerzan en sacar adelante procesos de toda clase tramitados en sus juzgados y tribunales, con los medios de los que disponen y siempre con respeto a las garantías del proceso y los derechos de los justiciables", ha añadido.

Lesmes ha hecho estas afirmaciones en el contexto de varias alusiones al problema de la corrupción, en un discurso que ha alabado también el espíritu de servicio de los jueces y magistrados, que han dictado de media 300 sentencias al año cada uno.

Para luchar contra la corrupción, ha dicho, no basta la acción de la Justicia, sino también "la definición de unas estrategias de buen gobierno, de prevención y, sobre todo, de regeneración de la gestión pública".

La corrupción "ha encontrado en la Justicia española la más eficaz y contundente respuesta, desde la rabiosa independencia de nuestros jueces, desde el nuevo juez de instrucción a los que sirven en este Tribunal Supremo, jueces que no admiten injerencias ni presiones de ningún tipo y que no tienen más señor que la propia ley".

Estos jueces están actuando, ha destacado, con total independencia en su investigación y procesamiento de las numerosas causas de corrupción que "afectan a muy diversos responsables públicos e instituciones".

Para mejorar la imagen de estos jueces, de la Justicia en nuestro país, que recibe en las encuestas respeto pero también recelo, Lesmes ha solicitado "consensos" a los responsables políticos.

Estos consensos deberían hacer posible "abordar, desde la responsabilidad institucional, las medidas que demanda nuestra sociedad", ha afirmado.

En este sentido, ha aludido a la carga de trabajo "difícilmente digerible" para algunos jueces debido, entre otras causas, a su "distribución irracional" y a la "exigua media de 12 jueces por cada 100.000 habitantes".

"¿Tenemos buenos jueces pero mala Administración de Justicia?", se ha preguntado.

Aún así, ha reconocido que los propios jueces no han sabido siempre transmitir a la ciudadanía la esencia de su función. De hecho, a la ceremonia de este año han acudido representantes del mundo universitario, científico y cultural, junto a miembros de organizaciones no gubernamentales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha