eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Mamás perfectamente imperfectas", guía para superar el sentimiento de culpa

- PUBLICIDAD -
"Mamás perfectamente imperfectas", guía para superar el sentimiento de culpa

"Mamás perfectamente imperfectas", guía para superar el sentimiento de culpa

El libro "Mamás perfectamente imperfectas" se presenta como una brújula para guiar a las madres en las relaciones con sus hijos, superando el sentimiento de culpabilidad que en muchas ocasiones bloquea y enquista los problemas.

Una de las autoras, Diana Guelar -directora de un centro de prevención y atención para adolescentes- explica, en un entrevista con Efe, que ve a las madres "muy angustiadas y con sentimiento de culpa, lo que les hace sentirse responsables de cualquier problema".

"El nivel de culpa les limita para poder aplicar cualquier posibilidad de cambio", añade.

Describe el libro -de la editorial Planeta- como una guía que quiere ayudar a las madres "a relajarse y a aceptar que la imperfección es parte de la vida".

"La idea es dar un método de trabajo para poder pensar los problemas, e incluso intentar cambiar lo que es una dificultad para que no se llegue a convertir en un problema", aconseja.

"Mamás perfectamente imperfectas" -escrito por Andrea Jaúregui y Diana Guelar- comienza desmitificando el modelo de "buena madre", con el objetivo de que las mujeres dejen de medirse con "ideales absurdos que les hace sentir seres imperfectos, culpables y llenos de dudas".

"Ya es hora de que nos aceptemos como seres imperfectos. La flexibilidad y la tolerancia nos ayudarán a salir de un terreno conocido para encontrar nuestro propio estilo", plantea.

La experta defiende la necesidad de reorientar el papel de la madre en el mundo actual e intentar ayudarle para que pueda aplicar soluciones a través de un discurso reflexivo y experto.

Repasa los errores más comunes de las madres y ofrece un mapa de rutas, donde se resumen de forma divertida los diferentes casos abordados para ayudar a afrontar los momentos de crisis y urgencia.

"Somos imperfectas siempre, porque la perfección no existe. El objetivo es que las madres consigan relajarse para tener la sensación de que la imperfección es parte de la vida; es bueno ser imperfecto, porque nos da la posibilidad de reflexionar", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha