eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Marea Granate teme que los plazos electorales impidan votar en las generales a miles de emigrantes

El colectivo de emigrantes españoles denuncia trabas para poder votar, como la necesidad de registrarse en el Consulado si el votante no aparece en el censo

Los problemas con las papeletas y la imposibilidad de inscribirse para poder votar son los principales problemas para no que no puedan votar

El PP ha rechazado la propuesta de evitar que los residentes en el extranjero tengan que "rogar" el sufragio

- PUBLICIDAD -
Consulado de Londres, sábado 18 de abril, colas para rogar el voto. Fuente: MareaGranate.

Consulado de Londres, sábado 18 de abril, colas para rogar el voto. Fuente: MareaGranate.

Más de un millón de personas ha emigrado de España desde el estallido de la crisis en 2008. Como residentes en el extranjero tienen derecho a ejercer su derecho al voto, pero la Marea Granate, un colectivo de exiliados, denuncia las trabas que impone el sistema electoral para que puedan ejercerlo. Según sus cálculos, un 57% de las personas que quisieron votar desde fuera de España el 24M no pudieron hacerlo. Ahora, temen la convocatoria de las elecciones generales por parte de Mariano Rajoy sin previo aviso deje sin derecho al voto a miles de personas.

Nadie sabe cuándo decidirá el presidente del Gobierno convocar los comicios. El empeño en sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado hace presagiar que las elecciones serán después del 22 de noviembre. Sea la fecha que sea, la Marea Granate sospecha que los exiliados tendrán de nuevo dificultades para votar y denuncia que el censo electoral se cerrará en los próximos días -presumen que este mismo 31 de julio- "sin previo aviso" del Gobierno.

El censo que se tiene en cuenta para las elecciones tiene que cerrarse el día 1 de dos meses antes de la fecha de su convocatoria. Según las estimaciones de la Marea Granate, si las elecciones se celebran en diciembre, el censo válido será el existente a día 1 de agosto.

A partir de ese cierre, el colectivo de emigrantes enumera una serie de dificultades que vincula directamente con la escasa participación desde el exterior. Una vez que se convocan los comicios, solo hay una semana para que se subsanen posibles errores de registro, la realización de peticiones de inscripción o la notificación de cambio de domicilio.

Es ahí donde los emigrantes tienen más complicaciones porque ese proceso tiene que hacerse en las sedes de los Consulados. "Solo hay un día festivo -el sábado- en esa semana en la que los consulados abren", explican desde la Marea Granate y ponen como ejemplo la "cola de más de hora y media" que se produjo en el de París con motivo de las andaluzas. Eso les hace pensar que en las generales será aún mayor.  Además, señalan el problema de la distancia a los consulados, que complica el traslado para realizar las gestiones.

La solución que plantea la Marea Granate es que se "faciliten inscripciones a distancia", que ya existen en algunos casos y que se realice una campaña de información a los emigrantes adecuada.

El colectivo ha elaborado u n informe sobre las personas que se quedaron sin votar desde el exterior en las últimas elecciones y los motivos por los que sucedió. El principal motivo que impidió a los emigrantes votar en las elecciones del 24M, en las andaluzas y en las europeas fue que las papeletas no llegaron a tiempo. La siguiente traba fue la imposibilidad de registrarse a tiempo, seguida de la incapacidad para trasladarse hasta el consulado, según los datos de la Marea Granate.

Varios partidos -entre ellos el PSOE, Podemos, IU y UPyD- plantean la eliminación del voto rogado, es decir, que los emigrantes tengan que realizar un trámite adicional para poder ejercer el derecho al sufragio. El PP ha rechazado en el Congreso esta propuesta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha