eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Margallo: "Intentar comprender a los separatistas no es posible"

- PUBLICIDAD -
Margallo: "Intentar comprender a los separatistas no es posible"

Margallo: "Intentar comprender a los separatistas no es posible"

"Intentar comprender a los separatistas, que lo que quieren es la voladura de España no es posible", ha dicho el exministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación José Manuel García-Margallo en una entrevista con Efe, en la que exige a Cataluña que cumpla con la Constitución y las leyes.

El que fuera jefe de la diplomacia en la pasada legislatura ha asegurado que todavía se puede dialogar con aquellos catalanes que "por alguna razón creen que sus necesidades no han sido satisfechas", pero ha recalcado que "no se puede discutir lo que constituyen las normas que fijan la identidad constitucional".

Así lo afirma también en su nuevo libro, Por una convivencia democrática, en el que propone una reforma constitucional para actualizar la Carta Magna y que ésta incluya cuestiones que están actualmente obsoletas o que no se contemplan.

Para Margallo, la situación que se está viviendo estos días en el Parlament, donde se han aprobado las leyes para convertir Cataluña en una república independiente, es "más que un golpe de Estado" porque los independentistas no están intentando cambiar las normas de cómo un país funciona, sino intentando "cargarse el Estado mismo".

El exministro ha recalcado, además, que la independencia de Cataluña sería "catastrófica" para los propios catalanes que, según él, "se verían empobrecidos en un 20%", como consecuencia del pago de aranceles que tendrían que pagar por las exportaciones e importaciones y los costes administrativos al no formar parte de la Unión Europea.

A eso habría que sumar "la imposibilidad de pagar la deuda" ante la "situación pésima" en la que se encuentra Cataluña, donde "el bono es una basura", ha manifestado Margallo para señalar que la única posibilidad que tendría una supuesta Cataluña independiente de tener fondos es "tener un excedente en sus relaciones comerciales con el exterior".

Y, en este sentido, sobre las relaciones de Cataluña con el exterior, ha dicho que "una Cataluña fruto de una secesión ilegal no podría ser reconocida por la gran mayoría de los estados de la comunidad internacional".

Ha recordado, además, las resoluciones en las que Naciones Unidas exhorta a cumplir con la integridad territorial de los Estados.

Así, ha afirmado que "si no eres un Estado y no eres miembro de Naciones Unidas, no puedes ni siquiera pedir el ingreso en la UE", pese al planteamiento de los dirigentes de la Generalitat al afirmar que si Cataluña fuera una república independiente sí formaría parte de la UE.

Por todo ello, Margallo se ha mostrado convencido de que no habrá referéndum y ha confiado en la palabra del Gobierno, que ha dicho tajantemente que no habrá urnas y que si hubiera se retirarán.

Según su punto de vista, hay "un arsenal de medidas" que podría aplicar el Ejecutivo para impedir la consulta ilegal, como el artículo 155 de la Constitución, el artículo 116, la Ley de Seguridad Nacional, pero ha subrayado que, para ello, el Gobierno "tiene que tener la absoluta libertad de adoptar la medida que considere conveniente en cada momento".

Por eso, los partidos constitucionalistas que apuestan por "restablecer el orden constitucional no pueden poner trabas u obstáculos a que adopte cualquiera de esas medidas", porque, ha señalado, es tanto como pedir al Gobierno que acabe con "una sedición" sin dejarle utilizar los instrumentos para ello.

Entre las propuestas para reformar la Constitución, Margallo ha destacado como importantes que se actualice el catálogo de derechos individuales sociales y políticos, que se reconozca la igualdad o el derecho a la formación y que se resuelva "el tema de la sucesión en la Corona y el problema de la investidura".

También considera crucial reformar el sistema de distribución de competencias que, a su juicio, se hizo "a golpe de ocurrencia permanente y que ha provocado una conflictividad tremenda" y modificar "los principios básicos de financiación de las comunidades autónomas".

La financiación autonómica debería diferenciar, a su juicio, aquellos servicios que son esenciales, entre los que ha citado la sanidad, la educación o las prestaciones sociales, de los que no lo son, y así, hacer que los servicios imprescindibles fuesen iguales en todas las comunidades autónomas para evitar "la discriminación, la injusticia y el España nos roba".

"Lo que no sean servicios esenciales o todo lo que sea superar ese nivel medio que nos podemos permitir, eso se lo tienen que financiar los ciudadanos de esa comunidad autónoma", ha sentenciado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha