eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ministro español: era "previsible" la respuesta de la CE a presidente catalán

- PUBLICIDAD -

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, calificó hoy de "perfectamente previsible" la respuesta que ha dado el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, al gobierno de Cataluña (noreste) sobre la celebración de una consulta popular.

Durante una conferencia en Barcelona, García-Margallo advirtió al presidente del gobierno de la región de Cataluña, Artur Mas, que "pedir lo imposible es altamente peligroso".

Mas envió una carta a los líderes de los países europeos y a representantes de instituciones de la UE a los que exponía su plan para llevar a cabo una consulta popular soberanista el 9 de noviembre próximo y les pedía su apoyo.

Barroso respondió a Más que la situación de Cataluña y la consulta pertenecen al "debate nacional" español y reiteró que no es el papel de la CE dar opiniones sobre los eventos políticos que están aconteciendo, informó hoy el portavoz comunitario Olivier Bailly.

Esta "es una respuesta perfectamente previsible y perfectamente conocida para cualquiera que conozca los tratados internacionales. Y en lo que está claro, no cabe interpretación", dijo García-Margallo durante su conferencia en el acto, organizado por la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País (SEBAP).

El Gobierno español se opone a la organización de la mencionada consulta popular en Cataluña subrayando que no está contemplada en la Constitución.

El ministro se refirió además a los "pilares que sustentan la idea de Europa", contexto en el que recordó que "la obediencia a la ley, que nos obliga a todos, es un signo de identidad de la Unión Europea".

"No es una unión de afectos, ni siquiera una unión basada en una historia compartida, sino que es una unión basada en el respeto al estado de Derecho, a la regla como norma suprema de conducta", añadió.

"En la política y en la vida -dijo García-Margallo-, lo único por lo que no se puede actuar es por prejuicios. En política, pedir lo posible es sensato, pedir lo probable es temerario y pedir lo imposible es altamente peligroso".

El ministro de Exteriores señaló que las diferencias políticas con Cataluña debe solucionarse "hablando" y "recuperando el espíritu que hizo posible la Transición democrática"en España.

Por último, respecto a qué supondría una hipotética independencia, García-Margallo dijo que "sería muy malo para Cataluña y España en su conjunto".

"Habría que refinanciar una deuda de 50.000 millones de dólares, estando al margen del sistema de la Unión Europea. Se produciría un deterioro en las relaciones comerciales, pues Cataluña, como territorio, tiene un déficit muy importante con el resto del mundo y Europa, que se compensa con superávit muy importante con el resto de España", explicó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha