eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Moreno convocará una consulta a la ciudadanía en un momento de gran popularidad

- PUBLICIDAD -
Moreno convocará una consulta a la ciudadanía en un momento de gran popularidad

Moreno convocará una consulta a la ciudadanía en un momento de gran popularidad

Cuatro meses después de llegar al poder y en su momento de mayor popularidad, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha anunciado la convocatoria de una consulta a la ciudadanía con la que trata de mostrar su personal estilo de hacer política en una era post-correísta.

Con una valoración positiva tanto a su gestión (77%), como a su credibilidad (67,7%) y forma de ser (75%) -según los datos de una encuesta divulgada hoy-, el jefe de Estado ha decidido llamar nuevamente a los ecuatorianos a las urnas y la pregunta es por qué.

Para César Montúfar, asambleísta entre 2009 y 2013 y presidente el movimiento Concertación, Moreno busca con la consulta "constituir su propia base de poder institucional".

"Todo dependerá de hasta dónde quiera llevar adelante esta idea. Creo que se dilucidará con las preguntas y los procedimientos", explicó a Efe.

Según este analista opositor y académico de la Universidad Andina, el dirigente "no busca legitimidad del pueblo" puesto que tiene un nivel de aprobación alto, "sino aprovecharlo" para sacar adelante su proyecto.

Montúfar asegura que el presidente "no tiene otra salida más que distanciarse y generar una base de poder autónoma distinta a la de su antecesor", Rafael Correa, tanto dentro de la estructura de Alianza País (AP) que dirige, como en su manera de hacer política.

Interpelado acerca de las preguntas sobre las que podría versar la consulta, el académico defiende que "no debería ser una consulta popular sino un referéndum que enmiende la Constitución" y revierta las enmiendas de diciembre de 2015, con el fin de regresar a un sistema democrático tradicional de tres poderes.

De acuerdo a un estudio elaborado por el centro de análisis estadísticos independiente CEDATOS y publicado hoy, el 74% de los ecuatorianos apoya -incluso antes de conocer el anuncio- que el presidente convoque la consulta popular.

Al hilo del respaldo social a este procedimiento, la vicepresidenta de CEDATOS, Nancy Córdoba, cree que Moreno "tiene un cheque en blanco" para convocarla porque "políticamente es el momento en el que tiene que desarrollarlo".

Subraya a Efe que la cantidad de procesos electorales que ha vivido Ecuador en la última década han vuelto al ecuatoriano más implicado o familiarizado con el ejercicio político y despertado un sentimiento crítico, especialmente entre los jóvenes milenials.

Sobre las razones del llamamiento, califica de "camisa de fuerza" la situación que enfrenta Moreno en AP, pero cree que llama a la consulta, ante todo, porque considera que "él es el presidente de todos y eso -política y comunicativamente hablando- le está favoreciendo".

"Él tiene su propio sustento político porque fue vicespresidente con unas valoraciones positivas y tiene una conexión emocional importante con la población", recalcó después de recordar que ya manifestó en su día su oposición a la reelección presidencial, lo que le valió una reprimenda en su partido.

En opinión de Santiago Basabe, profesor de Política Comparada en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Moreno ha optado por "desmarcarse del modelo político del presidente Correa, lo que le genera mucha tensión en AP y ciertos acercamientos desde otras fuerzas".

Este analista cree que "necesita un punto de apoyo de cara a lo que le queda de gobierno" y vaticina que el tema clave en la consulta será el del empleo, para lo que tiene que sacar adelante una serie de medidas económicas de calado que -dice- no ha comenzado a adoptar.

Con la consulta, abunda, "trata de potenciar su estabilidad política en el corto plazo y sacar de la arena electoral definitivamente a Correa para tener un mayor manejo de la política" con una eventual consulta para impedir la reelección presidencial.

Basabe estima que de convocarse la consulta con preguntas suficientemente claras y que aborden los temas neurálgicos que atañen a la ciudadanía y al estado, Moreno "sentará las bases de cómo será el futuro político".

"Lo valoro positivamente porque está dando muestras de que quiere desmarcarse del correísmo y puede dar al Ecuador la oportunidad de reforma constitucional y económica", concluye por su parte Montúfar.

Desde las filas de AP, el movimiento de Correa y Moreno, no se cierran a una consulta popular, pero aclaran que esta no debe incluir, y mucho menos favorecer, la agenda política de la oposición.

"Bienvenida toda consulta popular que planteé progreso de derechos", dijo hoy la asambleísta y secretaria ejecutiva de la formación, Gabriela Rivadeneira, quien no obstante alerta de que aún "no se conoce el contenido".

"Se tiene una serie de rumores de corredor y de medios de comunicación monopólicos que están tratando de implementar una agenda. Pero además, dentro de este postulado, resulta que hay pro-consulta y contra-consulta y nada más demagógico que ese postulado que quiere hacer ver a la oposición de derecha a favor de la consulta y a Alianza PAIS en contra", reprochó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha