eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Netanyahu "decepcionado" con los últimos acordes de la Administración Obama

- PUBLICIDAD -
Netanyahu "decepcionado" con los últimos acordes de la Administración Obama

Netanyahu "decepcionado" con los últimos acordes de la Administración Obama

El discurso sobre la paz en Oriente Medio pronunciado hoy por el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, ha provocado de nuevo una dura reacción de Israel, que lo ha considerado "sesgado" y "obsesionado" con las colonias judías en los territorios palestinos ocupados.

"Tal y como lo fue la resolución en el Consejo de Seguridad que Kerry promovió, su discurso ha sido sesgado contra Israel", afirmó Netanyahu en un comunicado difundido por su oficina minutos después de finalizar la intervención televisada del secretario de Estado.

"Durante cerca de una hora, ha hablado de forma obsesiva sobre los asentamientos y apenas ha tocado las raíces del conflicto: la oposición palestina a un Estado judío cualesquiera que sean sus fronteras", agrega la nota.

El primer ministro se refería a la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU contra los asentamientos judíos, en cuya aprobación, el pasado día 23, fue crucial la abstención de Estados Unidos, por primera vez en décadas.

Hoy Kerry defendió ese proceder, visto en Israel como una "traición", con el argumento de que el contenido de la resolución se ajustaba a los "principios" y "valores" de todas las Administraciones desde hace décadas, y evocó el texto de la última aprobada en ese sentido en 1987, en la que el entonces presidente estadounidense, Ronald Reagan, también ordenó la abstención.

En una breve comparecencia ante los medios poco después, Netanyahu volvió a responsabilizar al secretario de Estado de estar personalmente implicado en la redacción y aprobación de la resolución, a pesar de que éste lo negó tajantemente y recordó que había sido una iniciativa de Egipto y de los palestinos.

Además, para el primer ministro israelí, su visión para la resolución del conflicto palestino-israelí es una "una gran decepción".

"Debo decir que el discurso ha sido una gran decepción. Me ha sorprendido", reconoció Netanyahu ante los medios y reiteró que consideraba el discurso de Kerry "sesgado contra Israel" y "obsesivo con los asentamientos".

"¿Eso es lo qué tiene que decir el secretario de Estado de EE.UU., la potencia más importante del mundo?. ¿Eso es lo que tiene que decir durante una hora el secretario de Estado como conclusión a sus funciones?", se preguntó el primer ministro israelí, quien no ocultó su indignación por la política del gobierno de Barack Obama hacia Israel en sus últimas semanas, antes de pasar el testigo al presidente electo, Donald Trump.

Fue precisamente Trump quien hoy alivió la semana negra de Netanyahu con un tuit en el que anunciaba un cambio de política el próximo 20 de enero.

El presidente electo estadounidense afirmó que no se puede permitir que Israel sea tratado con "tanto desdén y falta de respeto", y anticipó que subsanará esa cuestión cuando llegue a la Casa Blanca.

Trump también indicó que Israel "solía tener a Estados Unidos como un gran amigo, pero ahora no".

Netanyahu no dudo en responderle para agradecerle el gesto en su página de Facebook: "Presidente electo Trump... ¡Gracias por tu cálida amistad y tu apoyo incondicional a Israel!".

Hasta el 20 de enero, el primer ministro israelí ha dado instrucciones a sus ministros y diputados de que no se pronuncien ni insten a una construcción masiva en los asentamientos, con el fin de no desencadenar una acción más enérgica de la comunidad internacional.

Hoy, incluso una votación en la Alcaldía de Jerusalén para la aprobación de 618 viviendas en zonas ocupadas de Jerusalén fue aplazada por orden suya.

Su temor es que la próxima conferencia internacional sobre Oriente Medio, convocada por Francia y que se celebrará a mediados de enero, asuma como suyos los principios de Kerry para resolver el conflicto y acaben traducidos en una nueva resolución del Consejo de Seguridad con un calendario para su aplicación y la amenaza de sanciones.

Una opción a la que los palestinos aspiran para materializar la visión de Kerry.

El presidente palestino, Mahmud Abás, aseguró hoy, poco después del discurso, que continuará colaborando estrechamente con Francia para garantizar el éxito de la conferencia internacional, convencido de la posibilidad de alcanzar "una solución justa, completa y duradera en base a la iniciativa de paz árabe", ligeramente distinta a la que expuso hoy Kerry pero ambas homologables.

Pero advirtió de que sólo volverá a la mesa de negociación, si Israel cumple sus ya conocidas condiciones previas: un calendario fijado y basado en la ley internacional y las decisiones relevantes, si Israel para toda la actividad en los asentamientos, incluido en Jerusalén Este, y si implementa los acuerdos firmados previamente, comunicó el líder palestino a través de la agencia oficial palestina Wafa.

Por Elías L. Benarroch

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha