eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU dice que el diálogo entre Corea del Norte y Corea del Sur debe incluir los derechos humanos

- PUBLICIDAD -

La oferta de diálogo de Corea del Sur para limar asperezas con su vecina Corea del Norte no se puede limitar a cuestiones militares y humanitarias y debe abordar de forma prioritaria la situación de los derechos humanos en la península, dijo hoy la ONU.

"Es importante que este proceso (de diálogo) sirva como plataforma para discutir medidas para mejorar la situación de derechos humanos en el Norte", dijo en un comunicado el relator especial de la ONU para el país comunista, Tomás Ojea Quintana.

Al término de una visita de trabajo a Seúl, Quintana agradeció al Gobierno surcoreano -que técnicamente sigue en guerra con el del Norte- la oferta de diálogo anunciada la semana pasada, aunque el régimen autoritario ha puesto condiciones para sentarse en la mesa de negociación.

Pyongyang se negó asimismo a contestar a un llamamiento de Corea del Sur para reanudar las reunificaciones familiares, que se suspendieron hace dos años, cuando Corea del Norte reinició pruebas con misiles nucleares de largo alcance.

Quintana señaló que ha notado un incremento de las detenciones y repatriaciones forzadas de norcoreanos descubiertos en China y que normalmente son condenados a trabajos forzosos cuando son repatriados.

En estas circunstancias, el relator urgió al Gobierno chino a trabajar con él y otros mecanismos de las Naciones Unidas para encontrar alternativas para proteger a los desertores.

"Los norcoreanos, al huir de su país, entran en un ciclo de violencia física y psicológica", explicó el experto, quien denunció que hay personas que se suicidan para no ser repatriadas a Corea del Norte.

Durante su visita, el relator documentó casos de detenciones arbitrarias, tráfico de personas, desapariciones forzosas, así como violencia sexual contra mujeres detenidas en la frontera y la existencia de campos para presos políticos en territorio norcoreano.

"La población asume que todo aquél que desaparezca, ha sido enviado a uno de los cinco campos de detención para disidentes que se conocen", lamentó Quintana.

Dijo, además, que "algunos ciudadanos extranjeros han permanecido detenidos durante meses, sin acceso alguno a los servicios consulares" de su país.

El relator, a quien el Gobierno norcoreano no permite entrar al país, presentará un informe completo de sus reuniones con autoridades y representantes de la sociedad civil en Corea del Sur ante la Asamblea General de la ONU en octubre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha