eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU insta a Kiev y a los rebeldes a retirar sus armas y a proteger a los civiles

- PUBLICIDAD -
La ONU insta a Kiev y a los rebeldes a retirar sus armas y a proteger a los civiles

La ONU insta a Kiev y a los rebeldes a retirar sus armas y a proteger a los civiles

El secretario general adjunto de la ONU para los Derechos Humanos, Andrew Gilmour, instó hoy a las partes enfrentadas en el conflicto ucraniano que hagan más para proteger a los civiles, se adhieran estrictamente al alto el fuego y retiren sus armas y combatientes de la línea de separación de fuerzas.

En la presentación de dos informes sobre los derechos humanos en Ucrania, Gilmour expresó su preocupación por que los ciudadanos de ambos lados de la línea de separación "sigan sufriendo".

Estos ciudadanos se ven privados de su derecho a la vida, a la integridad física, la libertad de movimiento, el acceso a atención médica y la educación, sostuvo durante la 34 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Durante los tres años de conflicto ha habido "múltiples violaciones" y según el Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha habido unas 9.940 muertes desde mediados de abril de 2014 hasta el 12 de marzo y al menos 23.455 heridos.

En los tres meses que cubre uno de los informes, hasta mediados de febrero, hubo 23 muertes civiles y 107 heridos por el conflicto.

Ataques con artillería pesada, entre ellos con sistemas múltiples de lanzamiento, causaron el 65 % de las bajas.

"Aunque se trata de un descenso desde el último trimestre analizado, las cifras son mucho más elevadas que en los mismos tres meses del año anterior", señaló Gilmour.

"Recordamos a todas las partes del conflicto su obligación de hacer más para proteger a los civiles y a cumplir sus compromisos bajo los acuerdos de Minsk, es decir adherirse estrictamente al alto el fuero y retirar sus armas y combatientes de la línea de separación" en el este de Ucrania, indicó.

"Hay sufrimiento en ambos lados de la línea de contacto", recalcó el secretario general adjunto de la ONU.

Las restricciones "desproporcionadas" a la liberta de movimiento entre la línea de contacto afecta de media a 23.000 personas al día.

A esto se suma que al menos 16.000 pensionistas que residen en los territorios controlados por los grupos armados prorrusos no reciben sus pensiones desde noviembre de 2014.

Igualmente continúan las detenciones en ambos lados de la línea de contacto, afirma la ONU.

Las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk siguen deteniendo a un número desconocido de personas y hay sospechas de que los detenidos sufran torturas y malos tratos y violencia sexual, sostuvo Gilmour.

En lo que se refiere a la ilegalmente anexionada península ucraniana de Crimea por parte de Rusia, Gilmour reiteró la "profunda preocupación por las continuadas y graves violaciones de derechos humanos", en particular en relación al trato a los detenidos.

"Las autoridades en Crimea extraen confesiones de personas detenidas mediante tortura y malos tratos. Siguen transfiriendo detenidos a Rusia, donde hemos documentado la muerte de al menos un preso y casos en los que se ha denegado la atención médica", dijo.

La ONU ha observado además un "nuevo patrón", que es la "interferencia en las actividades de los abogados defensores en importantes casos de derechos humanos".

Gilmour asimismo se refirió a la violencia sexual registrada en el conflicto y que se da sobre todo en el este de Ucrania.

"La mayoría de los incidentes son de 2014-2015 pero seguimos recibiendo testimonios que indican que aún ocurre la violencia sexual en ambos lados de la línea de separación y en Crimea", afirmó.

"Hemos documentado una serie de casos que equivalen a tortura o un trato cruel, inhumano y degradante, y algunos podrían constituir crímenes de guerra", recalcó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha