eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU pide apoyar la lucha contra Boko Haram y más ayuda para los afectados

- PUBLICIDAD -
La ONU pide apoyar la lucha contra Boko Haram y más ayuda para los afectados

La ONU pide apoyar la lucha contra Boko Haram y más ayuda para los afectados

La ONU llamó hoy a la comunidad internacional a apoyar la lucha contra Boko Haram liderada por Nigeria y sus vecinos y a aumentar la ayuda a los afectados por la barbarie del grupo yihadista.

"Aunque debilitado, el grupo continúa cometiendo horribles actos contra civiles, incluidas mujeres y niños", dijo el enviado de las Naciones Unidas para África Occidental, Mohamed Chambas, en una intervención por videoconferencia ante el Consejo de Seguridad.

La sesión, dedicada en exclusiva a la amenaza de Boko Haram, se desarrolló mientras los miembros del Consejo negocian una resolución que debe dar respaldo jurídico, financiero y logístico a la fuerza regional puesta en marcha por Nigeria, Camerún, Chad, Níger y Benín para combatir a los yihadistas.

"La comunidad internacional debe ayudarles no solo a eliminar la amenaza, sino también a acabar con las condiciones que permiten que Boko Haram se desarrolle", dijo Chambas.

El representante de la ONU alabó el trabajo de la fuerza regional y destacó que ha sido capaz de recuperar varias ciudades clave en el noreste de Nigeria, haciendo que Boko Haram controle solo algunas áreas del estado de Borno.

Sin embargo, las tácticas de los yihadistas siguen causando estragos entre la población, explicó Chambas, que recordó que el grupo está usando a niños como escudos humanos y en atentados suicidas.

Además, consideró que su reciente adhesión a la causa del Estado Islámico (EI), ya sea por publicidad o para obtener más apoyo, es también motivo de preocupación, pues "es una clara señal de que los objetivos de Boko Haram van mucho más allá de Nigeria".

En lo que va de año, Boko Haram ha acabado con la vida de unos 1.000 civiles, un número que aumenta hasta más de 7.300 si se tiene en cuenta el año pasado, indicó hoy la coordinadora adjunta de Ayuda de Emergencia de la ONU, Kyung-wha Kang.

Según Kang, la violencia también está complicando las labores de las organizaciones humanitarias y la ayuda a los más de 1,5 millones de personas desplazadas por el conflicto.

Los problemas se ven agravados, además, por la falta de apoyo de los donantes, aseguró.

"Hasta tres millones de personas en el norte de Nigeria no podrán cubrir sus necesidades alimentarias básicas después de julio de 2015 si no reciben asistencia humanitaria bien dirigida", dijo Kang.

Además, el impacto de esta crisis tendrá previsiblemente un impacto en toda la región del Sahel, pues Nigeria produce casi la mitad de los cereales que se consumen en la región, añadió.

La responsable humanitaria de la ONU pidió además que la fuerza militar puesta en marcha por los países de la zona se limite al restablecimiento de la seguridad y tome "todas las precauciones para evitar víctimas civiles".

En ese sentido, Chambas señaló que se han registrado algunas denuncias de violaciones de los derechos humanos por parte de esas tropas y advirtió que si las operaciones antiterroristas son vistas por las poblaciones afectadas como "desproporcionadas y brutales" se estará atentando precisamente contra todo aquello que se intenta proteger.

La ONU confió en que el nuevo Gobierno nigeriano que salga de las elecciones celebradas el pasado fin de semana mantenga su compromiso con la lucha regional contra Boko Haram.

Según la organización, pese a varios atentados, los yihadistas no lograron perturbar los comicios, que han sido considerados "libres y transparentes" por parte de los observadores africanos desplegados sobre el terreno.

Al mismo tiempo, Chambas reiteró hoy que la intervención militar no será suficiente para terminar con la amenaza de Boko Haram y pidió a la comunidad internacional ayuda para que los países de la región puedan dar respuesta a sus problemas sociales, económicos y políticos, que han facilitado la expansión del extremismo.

El grupo, cuyo nombre significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la ley islámica en el país africano, de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur, y en los últimos meses ha extendido sus operaciones a varios países de la zona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha