eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PSOE, CIU y UPyD apoyan la contribución española a la misión, pero critican que no haya una implicación mayor

La Izquierda Plural, ERC y el BNG se oponen a la participación

- PUBLICIDAD -
PSOE, CIU y UPyD apoyan la contribución española a la misión, pero critican que no haya una implicación mayor

Los portavoces parlamentarios del PSOE, CiU y UPyD han apoyado este miércoles la colaboración española a la operación francomaliense en el norte de Malí, pero han criticado que la implicación de nuestro país no hay sido mayor en una crisis que amenaza directamente la seguridad de España.

El Pleno del Congreso celebraba esta mañana el debate para autorizar la participación española en la operación internacional en Malí, que consiste en el envío de un avión de transporte militar con 54 efectivos y hasta 50 instructores para formar a las fuerzas malienses y africanas para que hagan frente a la amenaza de los grupos yihadistas que se han hecho con el control del norte del país.

La diputada socialista Elena Valenciano ha criticado las manifestaciones contradictorias que desde los departamentos de Exteriores y Defensa se hicieron sobre el posible envío de un avión de transporte para apoyar la operación y que, según la responsable socialista, provocaron "sorpresa y cierta irritación" en el Gobierno francés, socio "fundamental" en la lucha contra el terrorismo yihadista y el de ETA.

Valenciano ha lamentado el "silencio" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ante la operación en Malí, y también que el apoyo logístico ofrecido a la misión sea menor que el prestado por países como Bélgica y Dinamarca, menos vinculados que España con el norte de Africa.

Tras recordar que España permanece sin embajador en Malí, ha solicitado que la intervención en este país se enmarque en un enfoque político y humanitario, no estrictamente militar, y ha solicitado al Gobierno que paralice todo expediende de expulsión a ciudadanos malienses que estén en situación irregular en España.

En representación de CiU, Jordi Xuclà ha calificado de "modesta" la aportación española a la operación en Malí y ha defendido hacer una "reflexión" sobre el despliegue actual de efectivos de las Fuerzas Armadas españolas en el exterior. En su opinión, habría que acelerar la reducción de las tropas en Afganistán.

La diputada de UPyD Irene Lozano también ha criticado que el compromiso de España para con esta operación "no se corresponda" con el riesgo que corre nuestro país por el establecimiento de grupos yihadistas en el norte de Malí. En su opinión, España se ha limitado a ayudar "lo justo, a cubrir el expediente" con su contribución logística a la operación.

Además, ha apuntado que la "cercanía" a este conflicto "no resiste el análisis de la coherencia", porque "se enfatiza la amenaza" para después no "estar a la altura de la retórica cuando se trata de tomar decisiones". "Si fuimos a Afganistán a defendernos del terrorismo global allí, cuando surge un nuevo frente mucho más cerca no se comprende que no participemos al menos en la misma proporción", ha dicho.

La diputada de UPyD ha asegurado que su grupo comprende que el momento económico "no facilita" la implicación en una misión así, pero ha insistido en que España "no puede eludir su geografía, su historia, su realidad" y ha confiado en que el Gobierno acabará pidiendo una ampliación de esta participación para otro tipo de misión, más allá del entrenamiento.

PNV APOYA, PERO PIDE "CUIDAR LOS DERECHOS HUMANOS"

Por parte del PNV, su portavoz, Aitor Esteban, ha explicado que su grupo apoya la participación de España en esta misión aunque con dos matices: que se trate de "cuidar los derechos humanos" y que dé oportunidad al "diálogo", de manera que "las opciones del norte puedan estar representadas en la próxima disputa en términos electorales" que tendrá lugar en Malí en los próximos meses.

Esteban ha apuntado que para que la intervención sea "realmente efectiva" en la "desaparición de organizaciones terroristas" hay que tratar de "ganar los corazones de la población", lo que podría comenzar tendiendo "puentes" a las "fuerzas políticas del norte de Malí" que declararon la independencia del territorio hace un año.

El diputado nacionalista no ha cuestionado el grado de contribución de España a la intervención, pero sí ha llamado a hacer una reflexión sobre la conveniencia de replantearse la presencia en otros lugares como Líbano para redirigir los esfuerzos, y ha instado al Gobierno a que esté "alerta" ante el riesgo de secuestros y atentados por parte de los yihadistos.

Por parte del PP --que también votará a favor-- José María Beneyto ha hecho hincapié en que esta misión está avalada por varias resoluciones de Naciones Unidas y ha insistido en que la evolución de los hechos ha demostrado que la resolución de esta crisis requiere "una dimensión militar y de seguridad", que va a estar "liderada" por las tropas africanas.

Beneyto ha defendido que España debería intervenir por motivos de seguridad y humanitarios y ha recordado que España es el país más próximo a la zona y el segundo más mencionado por los yihadistas en sus comunicados, por detrás de Francia.

Frente al voto positivo de estos grupos --aun a pesar de las críticas-- al apoyo español en la operación en Malí, la Izquierda Plural ha votado en contra. Según ha explicado el diputado de IU José Luis Centella, esta operación es consecuencia de la guerra en Libia, donde países de la comunidad internacional armaron a los rebeldes para que pudieran derrocar al régimen de Muamar Gadafi.

Tras señalar que Francia no hubiera intervenido en Malí si no temiera por los intereses que tiene en ese país, de donde extrae uranio para su industria de energía nuclear, Centella ha pedido una conferencia de paz para el norte de Africa y estrategias para que los recursos naturales de la región sirven al desarrollo de los pueblos de la zona.

ERC también ha anunciado su voto contrario. Su diputado Alfred Bosch ha criticado el coste de unos 3,8 millones de euros de la aportación española a la misión europea de entrenamiento de las fuerzas malienses y africanas por suponer el "doble" de lo que cuestan las delegaciones de Cataluña en el extranjero.

"¿Por qué este gasto es modesto (el militar) y el de las legaciones no?", ha dicho en alusión al interés del Gobierno de Mariano Rajoy de que las autonomías cierren sus oficinas en el exterior y las integren en las Embajadas y oficinas comerciales de España.

En representación del BNG, Rosana Pérez Hernández ha justificado su voto en contra porque no comparte que España gaste dinero en operaciones militares que no suponen una garantía mayor en la seguridad mundial en un momento en que nuestro país sufre "recortes" en los servicios "más básicos" del Estado de bienestar.

Coalición Canaria (CC), a través de su portavoz, Ana Oramas, respalda la operación en Malí, pero ha decidido abstenerse en protesta por la falta de información que el Gobierno ha trasladado al Ejecutivo autonómico sobre este tema, a pesar de las peticiones que en este sentido ha hecho el presidente autonómico, Paulino Rivero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha