eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE pone a Zoido en antecedentes de dos comisarios aspirantes a dirigir la Policía

Muestra su inquietud en una pregunta parlamentaria por el nuevo fichero de casos “especiales” ideado por José Luis Olivera 

Los socialistas denuncian en otra iniciativa trato de favor del jefe antiterrorista, Enrique Barón, a su hija periodista

Ambos mandos destacan entre los candidatos a ocupar la Dirección Adjunta Operativa que alojó a la 'policía política' con Fernández Díaz 

- PUBLICIDAD -
El Gobierno anuncia que el Reglamento de Asilo estará listo a primeros de año

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido EFE

El nuevo ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tiene pendiente nombrar en las próximas semanas al director adjunto operativo (DAO) de la Policía, el puesto clave en el Cuerpo. Dos de los máximos aspirantes a ocupar la DAO, José Luis Olivera y Enrique Barón, son objeto estos días de sendas preguntas parlamentarias al Gobierno por parte del PSOE.

El primero, por el manual que establece una nueva clasificación de casos “especiales”, redactado por el centro de coordinación que dirige. Barón, jefe antiterrorista, por el trato de favor dispensado a su hija cuando era estudiante de periodismo y ahora, como redactora que informa, entre otras, de las investigaciones que dirige el padre.

El PSOE ha registrado un escrito en el que pregunta al Gobierno por el nuevo fichero de casos “especiales”, destinado a distinguir casos de terrorismo, crimen organizado y corrupción que el Gobierno considera de especial trascendencia, pero de los que no precisa más. Como reveló eldiario.es, la nueva clasificación aparece en un documento sobre coordinación entre Fuerzas de Seguridad del Centro contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) que dirige el comisario José Luis Olivera.

Los socialistas quieren saber si el fichero está ya en marcha, quién tiene acceso al mismo, si se ha involucrado a la Agencia de Protección de Datos en su creación y “a qué se refiere exactamente cuando habla de “casos especiales”.

El documento en el que se establece la nueva clasificación reserva carácter extraordinario y acceso restringido a aquellos casos en los que participen agentes encubiertos y testigos protegidos o se persiga a policías, guardias civiles y agentes de Aduanas. Pero también a todas las investigaciones que la cúpula del Ministerio del Interior considere, sin más, de “especial trascendencia”. Solo esa cúpula policial del Gobierno de turno tendrá acceso a los avances que se produzcan.

En el tercer motivo para que se declare una investigación de carácter “especial” es que concurran “otras circunstancias especiales que, en función del contenido de la investigación o de su especial trascendencia, justifique la catalogación de especial para garantizar su eficacia”.

La creación del fichero, afirma en su pregunta el diputado Antonio Trevín, llega “después de una legislatura funcionando dentro de la Policía Nacional un grupo de miembros relevantes de este cuerpo, cuya función primordial fue el espionaje político, que se practicó contra los adversarios y contra otros miembros del Cuerpo que no se consideraba afines al nuevo ideario”. Estas maniobras, dice el portavoz socialista en la comisión de Interior, han provocado “el deterioro de la imagen de la Policía Nacional por su utilización política y partidista”.

Un primer borrador del manual incluía un cuarto supuesto para declarar una investigación especial: “Implicación de jueces, fiscales y personas con responsabilidad política o pública (PRPs)”. Según esto, la primera intención del CITCO era que ese estrecho control sobre los avances de un caso se ejerciera solo por el hecho de que en las investigaciones hubiera aparecido la implicación de un político. La referencia explicita referencia a los políticos se retiró del texto definitivo.

El texto del PSOE incide en que el manual y la clasificación proceden de un organismo que dirige el comisario Olivera, “uno de los máximos aspirantes a director adjunto operativo de la Policía y uno de los artífices de la Policía política contra la oposición”. El Español publicó recientemente que Olivera trató de presentar al comisario José Manuel Villarejo al nuevo fiscal general del Estado, José Manuel Maza, en un acto público ante las reticencias de éste. Villarejo está  imputado por una grabación ilegal a otros policías y agentes del CNI.

"Empotrada" en una operación antiterrorista

Otra de las preguntas registradas por el PSOE alude a uno de los competidores con Olivera al puesto de máximo responsable operativo de la Policía, el comisario Enrique Barón. Se refiere a la operación antiyihadista del 16 de junio de 2014, en la que Barón propició que su hija acompañara a los agentes en primera línea durante las detenciones. Después, la joven escribió un artículo en la revista de la Universidad sobre su experiencia. Aquellos hechos, revelados por eldiario.es, a punto estuvieron de costarle el puesto a Barón, una destitución que frenó en el último momento el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Hace dos semanas, la hija del comisario general de Información escribió un artículo en lainformacion.com en el que aseguraba que "las relaciones entre los distintos organismos encargados de luchar contra el yihadismo (Policía, Guardia Civil y CNI) son inmejorables y nunca vistas hasta ahora en la historia de España, lo que permite una mayor coordinación a la hora de neutralizar la amenaza terrorista". 

El PSOE recuerda varios de los “encontronazos” entre Fuerzas de Seguridad a cuenta del terrorismo. Entre ellos, por una alarma de atentado en la Embajada francesa en Madrid, que llegó a los tribunales, o a cuenta de la investigación del secuestro de una menor española trasladada a Sudamérica. También recupera otra noticia sobre una docena de casos de descoordinación que el citado CITCO no ha podido solucionar y de los que alertó la propia Audiencia Nacional.

Los socialistas concluyen que el artículo de la hija del responsable antiterrorista de la Policía “más parece que se trata de un artículo de promoción personal del propio comisario general de Información, posicionándose de cara al nombramiento de nuevo director adjunto operativo” y añade que “no está claro si cuenta con el beneplácito de la oficina de prensa del Ministerio del Interior”. En el texto, la periodista califica la estructura antiterrorista que dirige su padre como "re ferente mundial en la lucha contra el yihadismo".

Por todo ello, el PSOE pregunta al Gobierno: “¿Considera que entra dentro de las funciones de un comisario general de Información promover a través de su hija publicidad del trabajo de la comisaría en la que es responsable?”. Los socialistas añaden:“¿El Ministerio del Interior y la Dirección General de la Policía permiten en igualdad de condiciones a todos los medios de comunicación la posibilidad de empotrarse en las operaciones policiales antiterroristas que lleva a cabo la Comisaría General de Información?” y terminan preguntando al Gobierno si el gabinete de prensa de Interior facilita al resto de medios las informaciones que publica “en exclusiva” la hija del comisario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha