eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE propone reclamar judicialmente el cumplimiento de programas electorales y cambiar la Ley de Partidos

El documento para la Conferencia Política propone también salarios públicos ajustados, austeridad personal y limitación de mandatos

- PUBLICIDAD -

El PSOE incluye un amplio paquete de propuestas, dentro de su documento para la Conferencia Política de noviembre, para llevar a cabo una política abierta, entre ellas, que se pueda reclamar judicialmente el incumplimiento de los programas electorales, una modificación de la Ley de Partidos o "austeridad personal" de los cargos políticos.

El citado documento, al que ha tenido acceso Europa Press, dedica un capítulo a "La Política abierta", en el que se expone que hay un "consenso social muy extendido sobre la necesidad de acometer cambios profundos en las formas de ejercer la tarea política". En este contexto, exponen que en la demanda "creciente" de una "política democrática más cualificada" se abren paso conceptos como "política abierta", "gobierno abierto", "gobernanza democrática" o "códigos de buen gobierno".

Por ello y para realizar una "política mejor al servicio del progreso ciudadano" anuncian que, entre sus iniciativas, estará la realización y "presentación institucional" de una nueva Ley de Partidos en la que se asegure la "aplicación del principio constitucional de democracia interna".

Además, adelantan el registro de una propuesta parlamentaria con el objeto de "hacer viable la reclamación judicial en el cumplimiento de los programas electorales". De hecho, el PSOE denuncia en este mismo documento, que el PP no ha dejado por incumplir ninguna de sus promesas electorales.

Según el PSOE, los políticos "deben asumir" en su comportamiento "una ejemplaridad ética fuera de toda tacha" por lo que considera que "las normas jurídicas, los procedimientos judiciales y los códigos morales internos" de los partidos "han de ser muy exigentes a este respecto".

Para ello, se comprometen a impulsar también un "conjunto de medidas institucionales" que consisten en: ejercicios de "austeridad personal"; salarios públicos "ajustados"; limitación de mandatos; incompatibilidades de cargos institucionales; límites a la arbitrariedad en la adopción de decisiones y mayor conocimiento público de los procesos de contratación, entre otras.

Los socialistas recuerdan que el PSOE ha estado siempre "a la vanguardia de las transformaciones" para el ejercicio de una "acción política moderna". Por tal motivo, el texto asegura que el PSOE debe asumir en su estructura y funcionamiento interno las nuevas demandas de participación democrática. "El PSOE debe convertirse en el primer partido democrático en participación ciudadana en nuestro país, mediante un proceso de modernización organizativa y de profundización democrática", afirman.

AGENDA 20-15 Y DIEZ ALTERNATIVAS.

El PSOE anuncia también en este documento que va a emprender un "proceso de renovación ideológica y programática" que han llamado "Socialismo 20-15", para lo que acometerá, durante los próximos tres años, un debate "amplio, abierto y profundo" sobre sus alternativas programáticas y su acción política.

Pretenden llevarlo a cabo mediante la participación ciudadana, con "cien temas para cien mesas abiertas, con cientos de personas participando de manera abierta y libre" con el fin de lograr el apoyo de una mayoría social para 2015.

Para ello, el Comité Federal establecerá los plazos y su formulación, pero antes consideran que la alternativa socialista puede expresarse en "diez líneas de trabajo".

La primera de ellas es "combatir la crisis" mediante políticas de "crecimiento" en línea de lo planteado por Francia, frente a la "austeridad suicida" y la "reducción acelerada de los déficits públicos". Así, dicen que hay margen en las economías fuertes de Europa, en los fondos estructurales sin utilizar y en la capacidad financiera del BEI para lanzar un "plan de Crecimiento", una especie de "plan Marshall". Junto a esto, plantean también un plan de empleo a escala europea.

GRANDES PACTOS DE RENTAS

Destacan también, entre las líneas de trabajo: la apuesta por un nuevo modelo de desarrollo sostenible y proponen explotar "en toda su dimensión" el potencial de la economía verde; el empleo como "gran objetivo" de la sociedad española, con un modelo basado en el diálogo y la concertación social y plantean los "grandes pactos de rentas" como "fundamento de un progreso sostenible y justo"; la apuesta por la equidad social como "gran seña de identidad socialista".

En este último punto critican duramente las políticas del PP en educación y sanidad. En este sentido, denuncian y rechazan "el intento de socavar los cimientos de la enseñanza pública" que lleva a cabo del Gobierno "bajo la coartada de la crisis", mientras que, dicen, los objetivos del PSOE pasan por "preservar las garantías de equidad", buscar la calidad del rendimiento escolar y aumentar la oferta en las etapas no obligatorias. En el caso de la Sanidad se comprometen a "reinstaurar la Sanidad universal", se oponen al "copago sanitario" y a la privatización.

UN PLAN DE EMERGENCIA SOCIAL Y UNA LEY DE SOSTENIBILIDAD SOCIAL

Además, proponen un Plan de Emergencia Social para hacer frente a los casos más graves de deterioro social ya que, alegan, cerca de 1,8 millones de hogares tienen a todos sus miembros en paro y en torno al 40 por ciento de los parados no recibe prestación. Y anuncian la propuesta en el Parlamento de una Ley de Sostenibilidad social que garantice unos "derechos básicos para todos los españoles en materia de sanidad, educación y servicios sociales".

En materia fiscal, apuestan por introducir un impuesto para las grandes fortunas, un límite a las desgravaciones en el impuesto de sociedades, una subida de los impuestos a las rentas más altas del capital para avanzar en su equiparación a las rentas del trabajo; una revisión de las exenciones y desgravaciones para seguros y planes de pensiones de rentas altas; nuevas tasas para energías maduras como la nuclear y mínimos estatales para impuestos de sucesiones y donaciones, así como combatir el fraude fiscal.

EL PSOE PODRIA DENUNCIAR LOS ACUERDOS CON LA SANTA SEDE

El papel del Estado y el refuerzo del sector público, así como los derechos de ciudadanía propios de este nueve tiempo son otras de las líneas en las que profundizará el PSOE. En relación con este último punto, apuestan por la laicidad del Estado y la nítida separación entre Estado e Iglesia, fijándose como uno de los objetivos la "contribución fiscal normalizada de la Iglesia española a las arcas públicas.

En este sentido, advierten de que "si la jerarquía de la Iglesia prosigue en posiciones anacrónicas y contrarias a los avances en derechos sociales, el PSOE también podría denunciar los acuerdos con la Santa Sede". Y ponen como ejemplo de las conductas en las que tienen que perseverar: el matrimonio entre personas del mismo sexo y la ley de plazos para el aborto.

En cuanto a la política internacional, proponen una "globalización con reglas" y apuestan por una mayor integración europea que, además, constituye un bloque específico dentro de la Conferencia Política. Finalmente, proponen mejorar la calidad de la democracia con la revisión de algunas estructuras que van desde el régimen electoral a la composición de los Parlamentos o el funcionamiento interno de los partidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha