eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez critica las cargas policiales en Catalunya y emplaza a Rajoy al diálogo como solución

"A pesar de este gobierno garantizaremos la estabilidad", asegura el secretario general del PSOE, que mantiene su apoyo a Rajoy en defensa del "estado de derecho"

El líder socialista exige a Rajoy que hable con Puigdemont: "Que negocie, negocie y negocie y logre un acuerdo, esa es su responsabilidad"

62 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Borja Puig (PSOE)

Pedro Sánchez ha criticado por primera vez con contundencia al Gobierno desde que el desafío del 1-O echó a andar en el Parlament y se puso del lado de Mariano Rajoy. Las actuaciones policiales no han gustado a los socialistas: "Quiero dejar claro algo muy importante: nuestro profundo desacuerdo con las cargas policiales producidas en el día de hoy", ha asegurado el secretario general del PSOE en una comparecencia en la que no ha admitido preguntas de los periodistas. 

El PSOE, preocupado por la imagen internacional que da España, exigirá responsabilidades políticas a los responsables de las órdenes de  cargar contra los ciudadanos que se encontraban en los colegios electorales donde finalmente se ha podido votar mayoritariamente en el referéndum, aunque no ha especificado cuáles serán las responsabilidades que pedirá. Para Sánchez, las imágenes de los ataques policiales "son el epílogo que resume la gestión de Puigdemont y Rajoy en esta crisis". 

A pesar de las críticas a Rajoy, Sánchez ha señalado a los miembros del Gobierno catalán como principales causantes de la situación: "En el orden de irresponsabilidades, la primera y más importante es la de los actuales dirigentes de la Generalitat, que ha llevado a un salto al vacío a las instituciones catalanes para caer en el desacato".

El PSOE acusa a Puigdemont de "sacar la política de las instituciones y llevarla a la calle dividiendo a la sociedad catalana y poniendo en riesgo la convivencia y su seguridad". Le responsabiliza igualmente de las escenas violentas que se han producido a lo largo de la jornada. No obstante, fuentes de la dirección reconocen que los independentistas han ganado "cien a cero" al Gobierno al no haber conseguido impedir las votaciones y al haber enviado un despliegue policial que ha acabado con cargas.

Por detrás del PSC

Sánchez ha subido el tono con respecto a la actitud que había mantenido el PSOE a lo largo de la jornada, en la que, a diferencia del PSC, no había querido criticar explícitamente las cargas policiales. Miquel Iceta sí había reclamado el "cese inmediato" de esas actuaciones y la alcaldesa de Santa Coloma, Nuria Parlón, que forma parte de la Ejecutiva del PSOE, había reclamado la dimisión de Rajoy por la actuación policial. 

El PSC también ha insinuado que tanto Rajoy como Carles Puigdemont deben renunciar si son incapaces de mantener un diálogo que aporte una solución a la crisis territorial. Incluso la organización juvenil de los socialistas catalanes reclama una moción de censura contra Rajoy impulsada por las fuerzas que defienden la vía del diálogo. Pero Sánchez y el PSOE no entran en eso. Unidos Podemos sigue instándole a buscar una "alternativa", pero desde el PSOE rechazan esa hipotética moción de censura. "¿Para suscribirla con quién? ¿Con los que quieren romper?", se pregunta un destacado miembro de la dirección t ras las palabras de Pablo Iglesias este domingo.

Aunque esta vez no ha querido hablar de "respaldo total al Gobierno", como sucedió tras la aprobación en el Parlament de la ley del referéndum, Sánchez ha mostrado su apoyo para que se cumpla con la legalidad. "Los ciudadanos deben tener la seguridad de que el PSOE está con el estado de derecho a pesar de este Gobierno", ha expresado. "Vamos a garantizar la estabilidad estando con el Estado a pesar de este gobierno. Garantizaremos esa estabilidad porque estamos con el estado de derecho", ha reiterado. 

"Discrepancias ideológicas, en un segundo plano"

Sánchez ha coincidido con Rajoy en no dar ninguna validez a la votación de este domingo y ha advertido de que no puede servir "como coartada" a los soberanistas para hacer una declaración unilateral de independencia. "Quiero, en este sentido, manifestar el respaldo del Partido Socialista al Estado de derecho, a sus reglas e instituciones. El respaldo del Partido Socialista a la integridad territorial de nuestro país, que hoy está en riesgo", ha reiterado el líder socialista, que ha defendido que las "discrepancias ideológicas deben quedar en un segundo plano". 

El líder socialista ha emplazado a Rajoy al diálogo –que  el propio presidente ha anunciado unos minutos antes en una declaración en la que tampoco ha admitido preguntas– como solución para Catalunya. De hecho, le acusa de que la falta de diálogo con los responsables de la Generalitat es la principal causa de haber llegado a esta situación, que ha calificado de "fracaso de dos políticas", en referencia al "rupturismo" de los soberanista y al del "inmovilismo" del PP.

"Le pedimos y exigimos que cumpla con su función y abra un proceso de negociación política", ha afirmado Sánchez, que ha dejado claro que esa es la labor de Rajoy por ser presidente del Gobierno. "Q ue negocie, negocie y negocie y logre el acuerdo. Esa es su responsabilidad", ha insistido.

Molesto con Pablo Iglesias

El líder del PSOE ha reclamado al resto de fuerzas políticas que en ese diálogo que Rajoy pretende iniciar con todas ellas levanten "los vetos mutuos": "Seamos capaces de buscar aquello que nos une y limitar lo que nos separa".

Sin citarles expresamente, Sánchez ha respondido a  los dirigentes de Unidos Podemos que le han reprochado su cercanía a Rajoy en esta situación y ha aprovechado la efeméride al coincidir el 1-O con el Comité Federal en el que dimitió.

"Paradojas de la vida, hoy debo escuchar a otros políticos que con su voto cerraron la opción de cambio en España en mi debate de investidura, acusarme de estar cerca de por quien dimití por negarme a facilitar su investidura", ha dicho señalando directamente a los de Pablo Iglesias.

"Lo que no entienden (...) es que son esos mismos principios, los de anteponer los intereses generales a los partidistas, cuando lo que está en juego es la convivencia y la integridad de nuestro país, los que me guían ahora a apoyar a las instituciones del Estado frente a desafíos que entran en abierta contradicción con nuestra democracia y nuestra integridad territorial", ha sentenciado Sánchez, para quien Catalunya se ha convertido en el principal escollo en su acercamiento a Unidos Podemos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha