eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sanz vería bien un pacto PP-PSOE ante el riesgo de que se rompa el sistema

- PUBLICIDAD -
Pedro Sanz vería bien un pacto PP-PSOE ante el riesgo de que se rompa el sistema

Pedro Sanz vería bien un pacto PP-PSOE ante el riesgo de que se rompa el sistema

El presidente de La Rioja Pedro Sanz, considera que, si se diera el caso, un acuerdo de gobernabilidad entre el PP y el PSOE tras las elecciones generales sería "positivo para este país" y mejor que "otras aventuras" que "no llevarían a ningún sitio".

En una entrevista con Efe, Sanz subraya que su mayor preocupación es que "se rompa el sistema democrático" español y "se cuestione" la Constitución de 1978; de ahí que también le preocupe "la debilidad del Partido Socialista".

Los acuerdos entre los dos grandes partidos han dado, en su opinión, "mucho bienestar, mucho desarrollo, mucha calidad de vida y mucha seguridad a los españoles", por lo que sostiene que, "en determinadas circunstancias", sería "positivo" ese gran pacto a nivel nacional.

Para Sanz, los partidos que defienden la Constitución "tienen que seguir ayudándose" con pactos que "soporten y cimenten la arquitectura democrática" y la administración del país, porque los ciudadanos necesitan ese clima de "tranquilidad, seguridad y sosiego".

Por eso defiende a nivel nacional un pacto entre populares y socialistas "al estilo de Alemania" mirando "al interés general", y en contraposición a "aventuras" que no llevarían, desde su punto de vista, a ninguna parte.

Entiende el presidente riojano que haya un "cabreo justificado" en la sociedad tras haber pasado por "mucho dolor" y "mucho sufrimiento" durante la crisis, y que haya llevado al nacimiento de "muchos populismos" que prometen por ejemplo, dice, una renta básica sin tener que trabajar y otras medidas que supondrían "la gloria bendita".

Sanz se esfuerza por no dar a Podemos un protagonismo que a su juicio no merece y no piensa entrar "ni en guerra ni en confrontación" con "charlatanes de la feria" que llegan "vendiendo mantas y a ver quién da más o quién la pone más barata".

Tampoco da credibilidad al proyecto de Ciudadanos, en su caso porque "un partido que desde Cataluña quiere pilotar un proyecto nacional" le merece "menos confianza".

Pero aún así admite que su presencia puede repercutir en la intención de voto del PP y recurre a un dicho riojano: "Una fuente en la puerta de un bar no ayuda a vender en el bar; siempre quita algo, aquí te quita todo lo que se presente, cualquier partido".

De modo que está convencido de que al final imperará "el sentido común" -el mismo que tiene en su opinión el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy-, que llevará a una nueva victoria del PP en las generales.

Además, ha señalado que su partido ha sido el único que ha conseguido cambiar el rumbo de España hacia el crecimiento económico durante dos épocas en las que estaba en crisis.

Esa, ha añadido, es una "realidad muy tozuda" que viene documentada con datos, y ese "aval" que da el PP "va a pesar mucho en los ciudadanos".

Presidente de La Rioja desde 1995, Sanz recuerda por otro lado en esta entrevista que Rajoy le ha pedido que vuelva a presentarse como candidato en las autonómicas de mayo, aunque él someterá su candidatura a los cargos del PP -en una votación en urna en la Junta Directiva regional- para que sea "voluntad de la organización" y su nombre quede refrendado.

La suya, admite, es una situación distinta a la de otros presidentes de otras comunidades que aún no saben si repetirán como candidatos, pero él insiste en que hay que ser "respetuoso con los tiempos" y "la ansiedad hay que dejarla a un lado".

Además, considera que en las comunidades en las que gobierna su partido no hay que tener prisa por nominar a los candidatos, y considera que "los que están nerviosos" son otros, "los que han nombrado candidatos y ahora están perdidos y encima los quitan y los cambian en función de su interés".

No quiere tampoco Sanz aventurarse y dar nombres para otras candidaturas como la Alcaldía de Madrid y a la pregunta de si le gustaría que fuese Esperanza Aguirre, bromea: "yo me agarro siempre a la esperanza en todo".

Por otra parte, el presidente riojano admite que queda ya poco tiempo para negociar un nuevo sistema de financiación autonómica dado que éste es un año cargado de citas electorales.

Eso sí, subraya que sólo ha habido un sistema apoyado por unanimidad por todas las comunidades, el que se aprobó durante el Gobierno de José María Aznar, y cree que habría que buscar de nuevo ese consenso total en lugar de modelos decididos por unos pocos y por "intereses partidistas", como el actual.

"Cuando estamos hablando de las alubias de todos los días hay que tener cuidado; ahí no cabe la ideología ni cabe hacer partidismos", sino que hay que optar por un sistema que dé "garantía de suficiencia económica" para todas las comunidades puedan prestar sus servicios básicos y "los lujos que los pague cada uno".

Además, considera que se debe negociar "cuando haya sobre la mesa más recursos que repartir" y "desde la tranquilidad", sin elementos externos "que puedan distorsionar", como las campañas electorales.

En cualquier caso señala que el sistema autonómico es "lo mejor que le ha pasado a nuestro país" y sin el cual regiones como la suya no serían lo que son ni habrían podido experimentar el desarrollo y el potencial que tienen en estos momentos.

El Estado autonómico, concluye, lo hacen viable las propias comunidades desde la responsabilidad que ejerce cada una, con un equilibrio entre ingresos y gastos y siempre que se gestione en función de la dimensión de cada una.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha