eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Podemos no da por rota la negociación del Presupuesto de Aragón, pero insiste en el cese del consejero de Hacienda

La portavoz de Podemos en las Cortes de Aragón, Maru Díaz, ha manifestado que no dan por rota la negociación del Presupuesto de la Comunidad para 2017, tras concluir la segunda reunión mantenida con el PSOE sin acuerdo, pero ha insistido en que el cese del consejero de Hacienda del Gobierno autonómico, Fernando Gimeno, es una de las condiciones para votar a favor de la toma en consideración.

- PUBLICIDAD -
Podemos no da por rota la negociación del Presupuesto de Aragón, pero insiste en el cese del consejero de Hacienda

En declaraciones a los medios de comunicación, tras la reunión, Díaz ha subrayado que el "cúmulo de despropósitos" en la "gestión nefasta" de Gimeno "no permite que esta persona siga liderando la gestión del Presupuesto porque convierte todo lo que toca en papel mojado" y "no sabemos si se sometería o no a los acuerdos a los que llegásemos con el PSOE".

A su entender, es "muy difícil asegurar que el Presupuesto se vaya a ejecutar", si de quien depende que esto ocurra "ni tan siquiera cumple los acuerdos mínimos a los que llegamos con el PSOE" y "los que no le gustaron" de 2016 "los borró del Presupuesto" y "eliminó las enmiendas sin darnos ninguna explicación".

Ha añadido que "cuando hay un problema no solo en una dirección general, sino en todas" las de su Departamento y "todas las responsabilidades que recaen en él han sido problemáticas en el último año", como la falta de financiación para las comarcas, el incumplimiento del acuerdo de abonar la paga extra a los empleados públicos y las oposiciones del Salud, "en última instancia lo que tenemos es una forma de hacer política del señor Gimeno".

Díaz ha argumentado que el consejero de Hacienda "se cree que puede vulnerar al Parlamento y puede hacer con las leyes lo que él desea, mentir y desmentir como si no tuviera consecuencias y, sobre todo, se cree que gobierna en mayoría", cuando el Ejecutivo PSOE-CHA solo cuenta con 20 diputados en las Cortes autonómicas, "una minoría parlamentaria que exige que rinda cuentas, dé explicaciones y se pliegue al Parlamento, algo que no ha asumido en este año".

NO ESTÁN ROTAS

La portavoz de Podemos ha aclarado que "no están rotas las negociaciones porque entendemos que el Presupuesto es lo suficientemente importante como para que tengamos la obligación política de ser optimistas y de seguir dando vueltas a la situación", así como de "darnos la posibilidad de volver a hablar en el momento en que el PSOE tenga una respuesta más clara".

Ha añadido que "nos levantamos de la mesa con un 'in pass'" y "no nos marcamos plazos", aunque es una cuestión de "urgencia" y el PSOE "tendría que acelerar la situación", para incidir en que "por responsabilidad política no podemos aceptar la ruptura de negociaciones porque lo que está en juego es el Presupuesto".

No obstante, ha lamentado que mientras que desde Podemos "no paramos de dar pasos" y a pesar de la abstención del PSOE en la investidura de Mariano Rajoy, la formación morada "ha pasado del no a la abstención y de la abstención al sí", "no entendemos por qué el PSOE no se mueve de su sitio, mientras Podemos avanza posiciones". Por eso, ha estimado que "es el momento" de que los socialistas "den un paso porque nosotros ya hemos transitado todos a pesar de tener un gobierno del PP en Madrid".

Díaz ha subrayado que "ahora la pelota está en el tejado del PSOE", que "se ha dado un tiempo para pensar", que desde Podemos se va a respetar "en la medida en que nos llegan mensaje contradictorios sobre si serían posibles o no estas tres condiciones", para reconocer que el cese de Gimeno es "la que más dificultades de apoyo directo tiene porque es la demostración última de si realmente se reconoce que ha habido una no acción, no ejecución, una mala gestión de esa consejería".

La portavoz de Podemos ha comentado que respecto a las otras dos condiciones, el PSOE sí podría aceptarlas , una de ellas es establecer una cláusula anti-recortes "que permitiera que no se volvieran a implementar", si desde el Gobierno central "se decidiera que había que introducirlos en la Comunidad", y la otra asegurar que el Presupuesto se llevaba a cabo con las fuerzas políticas que aprueben la toma en consideración y el Presupuesto, sin hacer modificaciones "de espaldas a Podemos, firmadas con el PP".

Díaz ha esgrimido que son "condiciones políticas mínimas para asegurar que el Presupuesto se lleve a término como corresponde", de "sentido común" y "garantías que permiten tener certeza" de que lo acordado "no se convierte en papel mojado, como ha pasado en el Presupuesto de 2016".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha