eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Polémica en Portugal por una deuda de Passos Coelho con la Seguridad Social

- PUBLICIDAD -
Polémica en Portugal por una deuda de Passos Coelho con la Seguridad Social

Polémica en Portugal por una deuda de Passos Coelho con la Seguridad Social

El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, se vio de nuevo envuelto en una polémica sobre sus contribuciones al Estado, en esta ocasión por una deuda -ya saldada- de unos 4.000 euros que acumuló entre el 1999 y 2004.

El diario luso "Público" fue el que destapó la deuda con la Seguridad Social del mandatario, al que le remitió un cuestionario para que se explicase sobre el porqué de la demora en la regularización.

El primer ministro se justificó al haber tenido conocimiento de la misma apenas en el 2012, cuando llevaba un año en el Gobierno, y aseveró que tenía intención de devolverla de forma "voluntaria" una vez acabado su actual mandato (finales del 2015), a pesar de no estar obligado a hacerlo, pues ya había prescrito en el 2009.

Sin embargo, adelantó esta decisión y "decidió proceder inmediatamente al reembolso de ese montante, pretendiendo así acabar con las acusaciones infundadas sobre su situación contributiva", defendió el Gabinete de Passos Coelho, en repuestas al rotativo.

La posición fiscal del político conservador regresó a la atención de los medios portugueses después de que en el 2014 una denuncia anónima le acusase de haber violado la condición de exclusividad que tenía como diputado (1995-1999) al, supuestamente, haber cobrado en ese periodo de la consultora Tecnoforma.

La denuncia, sin embargo, fue archivada, pues la Fiscalía no encontró indicios de fraude fiscal, y el propio Passos Coelho aseguró siempre estar en regla con sus "obligaciones legales".

En el caso que "Público" ha destapado, el dirigente del PSD, de 50 años, supuestamente acumuló sus deudas cuando prestó servicios como trabajador independiente o autónomo (régimen conocido como "Recibos Verdes" en Portugal) para Tecnoforma, de la que cobraba unos 2.500 euros mensuales, y para otras dos entidades.

Cuando falta menos de un año para las elecciones legislativas, en la que la oposición socialista parte como favorita, el Gabinete del primer ministro también manifestó su "perplejidad" por las fugas de información en la Seguridad Social a terceros sobre datos "personales" protegidos.

El marxista Bloque de Izquierda (BE, por sus siglas en portugués) consideró "grave" la antigua deuda de Passos Coelho con el Estado luso y le pidió que predicase con el ejemplo.

"Me acuerdo de las palabras del primer ministro que las deudas tienen que pagarse y no podemos estafar", ironizó la portavoz del BE, Catarina Martins.

El ministro de la Seguridad Social, Pedro Mota Soares, defendió a Passos Coelho y atribuyó el malentendido a un error de la propia Administración.

"Hace unos 10 años, 107.000 portugueses, fueron víctimas de errores de la propia Administración. Creo, sinceramente, que los ciudadanos no pueden ser penalizados por errores", lamentó Mota Soares, ministro desde el 2011.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha