eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Puigdemont: "Nadie nos puede decir que cuando las urnas salgan llenas de votos, eso no tiene garantías"

Para el president, "no hay fuerza más poderosa ni más legitimad ni garantía democrática que cuando abramos los colegios electorales"

Puigdemont espera que la Diada del próximo lunes consiga "desbordar democráticamente y pacíficamente" a aquellos que van en contra del "pensamiento libre"

Las declaraciones se producen después de que Ada Colau paralizara la cesión de locales para la celebración del referéndum y pidiera garantías a la Generalitat para facilitar el 1-O

61 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Puigdemont: "El turismo en Cataluña pasa con nota la prueba de confianza"

Carles Puigdemont EFE

En el Consell Nacional de PDeCat celebrado este sábado, el presidente catalán Carles Puigdemont ha destacado las garantías del referéndum del 1 de octubre: "Nadie nos puede decir que cuando las urnas salgan llenas de votos, eso no tiene garantías. Si el día 1 de octubre las urnas están llenas de votos, cada uno es una garantía. A ver quién se atreve a decir que el pueblo de Cataluña no emite con garantías su voto". 

Puigdemont ha apuntado a todos aquellos que intentan frenar el referéndum, a los cuales acusa de "querer atacar el inmenso poder" que está en manos de los independentistas. El president asegura que, una vez que "la responsabilidad del trabajo del Parlament de Catatunya se ha acabado", el Estado intenta atacar "allí donde sabe que están verdaderamente las garantías".

Las declaraciones de Puigdemont se producen después de que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, paralizara la cesión de locales para la celebración del referéndum y pidiera garantías a la Generalitat para facilitar el 1-O. Según el presidente catalán, "todos tenemos un trozo de responsabilidad" en la autodeterminación de Catalunya.

Asimismo, ha defendido la prosperidad del proyecto independentista: "Haremos una cadena invencible e indestructible, lo podremos todo. Conseguiremos la libertad de nuestro pueblo, por la cual han luchado generaciones precedentes". También ha pedido que la democracia se ponga "en manos del pueblo" para que el proceso tenga "garantías democráticas" y ha defendido que el Govern "hará todo lo que sea necesario para proteger a los trabajadores públicos y los proveedores"

"Empezaremos por la Diada y terminaremos el 1-O"

Puigdemont ha hecho hincapié en la necesidad de que el pueblo de Catalunya se movilice en la Diada de este año, que se celebrará el próximo 11 de septiembre. El president, "impresionado" por las Diadas de los años anteriores por su "civismo, transversalidad, respeto y diversidad", espera que la de este año "impresione aún más". "Han sido seis movilizaciones masivas sin incidentes", ha recalcado.

Además, considera que el Estado "se pone nervioso cuando hay manifestaciones pacíficas", por lo que prevé que se querrá "acabar con el gran capital democrático" existente en Catalunya, a cuyo pueblo pide "no caer en provocaciones". "Diga lo que diga el Tribunal Constitucional o el Consejo de Ministros, cuando un pueblo desea votar y quiere expresarse, espera que se le deje votar y se le respete la decisión", ha sentenciado.

Puigdemont también defiende el planteamiento de Junts Pel Sí y la CUP, alegando que ostentan la mayoría parlamentaria: "Como los que permitiremos el voto somos mayoría, tenemos el derecho y la razón, y por eso lo haremos. Empezaremos por la Diada y lo terminaremos el día 1 de octubre". Para el president, "no hay fuerza más poderosa ni más legitimad ni garantía democrática que cuando abramos los colegios electorales".

En relación a las pesquisas que la Guardia Civil ha hecho en una imprenta de Constantí y en un semanario de Valls, Puigdemont ha defendido "el pensamiento libre", aquel que "no asume el pensamiento que emiten cada día FAES y la Moncloa". Para el presidente, "es un pensamiento bajo sospecha" que no conseguirá ser vencido, pues "el lunes les desbordaremos democráticamente y pacíficamente, como siempre, y el día 1 de octubre les desbordaremos en las urnas". 

Derecho a la autodeterminación

Puigdemont también ha defendido que la Ley catalana del Referéndum "sigue vigente", pese a haber sido suspendida por el Tribunal Constitucional, porque ampara "derechos de los pueblos como es el de autodeterminación, y éste último se ampara en los derechos humanos".

Además, el president ha subrayado que la ley aprobada por el Parlament "no puede ser tumbada" por ningún Tribunal Constitucional "deslegitimado y conchabado con el Gobierno del Estado". "La ley –ha explicado– es fruto de un acuerdo vigente del Parlament porque se ampara en los derechos de lo pueblos a su autodeterminación, los cuales a su vez, se amparan en los derechos humanos, y por encima de estos no puede pasar nadie".

"Cuando un pueblo se pone en pie para ejercer su derecho a la autodeterminación, los derechos humanos quedan reforzados", y esto, ha añadido, a pesar de tener en contra a "un Estado cada vez más autoritario y demofóbico, que ha comprobado que somos un Govern fuerte, determinado a cumplir sus compromisos y que no busca la comodidad de la poltrona".

El presidente de la Generalitat ha interpretado que la respuesta del Estado "a los anhelos democráticos de los catalanes" se produce por la vía de la suspensión de leyes y la presentación de querellas "por una razón, que es su profunda desesperación e impotencia" al ver que "en todos los años de amenazas, insultos, mentiras y falsificaciones, en Cataluña no han conseguido convencer a nadie".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha