eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La mitad del Senado brasileño elegirá a futuro juez pese a los problemas judiciales

- PUBLICIDAD -
La mitad del Senado brasileño elegirá a futuro juez pese a los problemas judiciales

La mitad del Senado brasileño elegirá a futuro juez pese a los problemas judiciales

El nuevo magistrado del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil será elegido este mes por el pleno de un Senado en el que el 54 % de sus miembros tiene pendencias con la Justicia, según estadísticas divulgadas hoy por Congreso en Foco, un portal especializado en información parlamentaria.

De los 81 miembros del Senado, 44 son investigados o procesados por la Justicia o fueron citados por delatores que colaboran en la investigación sobre los sobornos pagados por la constructora Odebrecht.

Es decir que los senadores cuestionados elegirán a uno de sus futuros jueces ya que, por tener fuero privilegiado, los parlamentarios solo pueden ser investigados por orden del Supremo Tribunal Federal o procesados ante la máxima corte.

El Gobierno presentó como candidato para ocupar la undécima silla en la Corte Suprema al exministro de Justicia Alexandre de Moraes, quien solo podrá asumir en caso de que el nombramiento reciba el respaldo de la mayoría del Senado.

Según las cifras de Congreso en Foco, uno de los senadores, Ivo Cassol, ya fue condenado a cinco años de prisión por la Corte Suprema en un proceso por fraude de licitaciones, pero continúa en libertad y ejerciendo su mandato gracias a que presentó un recurso ante el propio Tribunal Supremo.

Otros siete también responden a procesos ante el Supremo Tribunal Federal, que en cualquier momento puede condenarlos y despojarlos del mandato.

Además, 27 son investigados en procesos ordenados por el máximo tribunal por diferentes delitos, principalmente vinculados a corrupción.

Entre los investigados que participarán en la elección del nuevo magistrado figuran trece senadores vinculados al gigantesco escándalo de desvíos en la petrolera brasileña Petrobras, de los cuales destacan el expresidente brasileño Fernando Collor y el hasta enero pasado presidente del Congreso Renán Calheiros.

Moraes ya se reunió con ambos en las visitas que ha hecho a senadores en busca de votos para su nombramiento.

A la lista de 35 senadores investigados o procesados pueden sumarse los que sean incluidos en los procesos que serán abiertos a partir de las delaciones de los ejecutivos de Odebrecht sobre políticos que recibieron financiación ilegal para sus campañas o sobornos para favorecer la corrupción en Petrobras.

De acuerdo con la prensa, estas delaciones, aún bajo sigilo judicial, implican al menos a 22 senadores, de los cuales nueve no tienen aún ninguna investigación ni proceso.

Uno de los parlamentarios que supuestamente está en la lista de beneficiados por Odebrecht -según medios locales- y contra el que no existe ninguna investigación hasta ahora es Eunicio Oliveira, elegido presidente del Senado este año.

Oliveira es un importante correligionario del presidente brasileño, Michel Temer, en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la mayor fuerza electoral del país y una de las más implicadas en los escándalos de corrupción.

Según una de las delaciones de los ejecutivos de Odebrecht filtrada por la prensa, Oliveira habría recibido 2,1 millones de reales (unos 670.000 dólares) en sobornos entre 2013 y 2014 por apoyar el trámite en el Senado de proyectos de ley de interés de la constructora.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha