eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Seúl condena con dureza el último lanzamiento de misiles de Pyongyang

- PUBLICIDAD -
Seúl condena con dureza el último lanzamiento de misiles de Pyongyang

Seúl condena con dureza el último lanzamiento de misiles de Pyongyang

El Gobierno surcoreano condenó hoy con dureza el nuevo lanzamiento de un misil intercontinental (ICBM) realizado por Corea del Norte y advirtió de que el régimen encara "aislamiento diplomático y presión económica" si continúa realizando pruebas de armas.

"El Gobierno condena duramente esta última provocación, que constituye una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y supone una grave amenaza para la paz y la seguridad no solo de la región si no de todo el planeta", explicó la Cancillería surcoreana en un comunicado.

Seúl insiste en que Pyongyang ha realizado otro ensayo de misiles mientras el Consejo de Seguridad debate nuevas sanciones para el régimen de Kim Jong-un tras el ICBM que disparó el pasado 4 de julio, el primero de este tipo que lanzó en su historia Corea del Norte.

"Corea del Norte debería tener en mente que lo que obtendrá con sus continuas provocaciones será solo aislamiento diplomático y presión económica", añade el texto de Exteriores.

El ejército norcoreano disparó su segundo ICBM a las 23.11 hora local norcoreana del viernes (14.41 GMT del viernes) desde las cercanías de la aldea de Mupyong, en la provincia de Chagang (fronteriza con China).

El llamado Hwasong-14 voló 998 kilómetros durante unos 47 minutos y alcanzó una altitud máxima de 3.724,9 kilómetros antes de caer en el Mar de Japón (llamado "Mar del Este" en las dos Coreas), según han asegurado medios estatales norcoreanos, una afirmación que está en línea con los datos facilitados por el ejército surcoreano.

"El Gobierno (surcoreano) continuará reforzando su cooperación con la comunidad internacional, incluyendo al Consejo de Seguridad, de cara a que esta última provocación pueda obtener una respuesta severa", prosigue el comunicado de Seúl, que no obstante mantiene su oferta de diálogo realizada la semana pasada a Pyongyang.

"Como parte responsable y directamente implicada continuaremos trabajando incansables hacia la desnuclearización (de la península coreana)", concluye el texto.

Pyongyang no se ha pronunciado en ningún sentido con respecto a la propuesta de mantener conversaciones militares planteada por el Gobierno del presidente liberal Moon Jae-in para aliviar tensiones.

Las continuas pruebas de armas de Pyongyang -la del viernes fue la undécima en lo que va de año- han elevado la tensión en la península coreana y endurecido la retórica de la Administración Trump, que ha insinuado la posibilidad de realizar ataques preventivos contra Corea del Norte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha