eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Supremo noruego da luz verde a la extradición a Italia del mulá integrista Krekar

- PUBLICIDAD -
El Supremo noruego da luz verde a la extradición a Italia del mulá integrista Krekar

El Supremo noruego da luz verde a la extradición a Italia del mulá integrista Krekar

El Tribunal Supremo de Noruega rechazó hoy el recurso del mulá Krekar, antiguo líder del grupo integrista Ansar al-Islam, contra la decisión de extraditarlo a Italia, donde se le reclama por dirigir supuestamente una red terrorista que planeaba atentados en Europa y en Oriente Medio.

El líder religioso, de 60 años, ha sido arrestado hoy por los servicios de inteligencia noruegos y pasará a disposición judicial para preparar una eventual extradición, que deberá resolver ahora el ministro de Justicia, Anders Anundsen.

"Estoy satisfecho porque ha acabado el proceso en los tribunales. El caso ha llevado mucho tiempo, y mi departamento deberá decidir lo más rápido posible si la solicitud de extradición debe ser correspondida o no", afirmó en un comunicado Anundsen, cuya resolución podrá recurrirse al rey antes de ser definitiva.

La defensa del mulá anunció hoy que enviará una queja a la Justicia y que planea otras medidas como recurrir al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo o presentar una demanda civil en Noruega.

La Justicia italiana acusa al kurdoiraquí Krekar de liderar Rawti Shax, una red extendida por Europa y a la que se vincula con el Ejército Islámico (EI).

Quince personas fueron arrestadas en noviembre de 2015 en varios países europeos por participar presuntamente en esa red, en una operación coordinada por la Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea (Eurojust) tras una investigación de cinco años de los carabineros italianos.

Mientras que los tribunales noruegos consideran que el material recopilado es suficiente para autorizar la extradición de Krekar y de otro iraquí residente en este país escandinavo, la defensa del mulá denuncia que este es víctima de maniobras políticas de las autoridades noruegas.

Najmudd'in Ahmad Faraj, como se llama el mulá, llegó a Noruega como refugiado en 1991 y tiene una orden de expulsión en firme desde 2007 por ser una amenaza para la seguridad nacional, aunque no se puede aplicar por el riesgo de ser torturado o ejecutado en Irak.

El mulá ha cumplido varias penas de prisión en Noruega en la última década, entre ellas una condena de dos años y diez meses por amenazas graves contra ciudadanos kurdos y contra la líder conservadora Erna Solberg, actual jefa de Gobierno e impulsora en su época como ministra de la orden de expulsión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha