eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Susana Díaz pierde la condición de favorita en las primarias del PSOE tras el asalto de los avales

La escasa diferencia entre Pedro Sánchez y Susana Díaz en la recogida de firmas confirma las primarias a cara de perro que auguraban los socialistas

Los 'susanistas' dudaban de la validez de la cifra de 57.369 anunciadas por el equipo de Pedro Sánchez, pero las dudas se fueron rebajando después

Patxi López, que ha prometido llegar hasta la votación, teme una mayor polarización en su contra por las apelaciones al voto útil de sus rivales

108 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López

Los candidatos a la secretaría general del PSOE: Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López.

Un PSOE completamente dividido. Es lo que ha demostrado la presentación de los avales por parte de los aspirantes a la secretaría general. Susana Díaz buscaba arrollar a sus contrincantes, pero Pedro Sánchez le sigue de cerca. Apenas les separan algo más de 6.000 firmas, de acuerdo con las cifras que han anunciado sus candidaturas en el momento de registrarlas en Ferraz. Los 'susanistas' no han tardado en poner en duda que los 57.369 avales de Sánchez fueran válidos en su totalidad, pero con el paso de las horas esas dudas se han ido rebajando. El efecto sorpresa logrado por el exsecretario general ha evidenciado que el PSOE se dirige a la "guerra total", según reconocen varios dirigentes. En el 'susanismo' también emerge la preocupación por las opciones reales del exsecretario general.

La jornada ha sido muy larga en la sede socialista y se prolongará a lo largo de este viernes. Entrada la madrugada, los equipos de las tres candidaturas y la comisión organizadora del congreso han pactado interrumpir el recuento y retomarlo a primera hora del viernes. Los resultados definitivos del escrutinio no se conocerán, por tanto, hasta dentro de unas horas. El proceso de verificación se retomará a las 9:30 horas y en Ferraz calculan necesarias unas cinco horas para terminarlo.

El equipo de Patxi López ha sido el primero en llegar para entregar sus 12.000 firmas –apenas 2.500 más de las  9.368 exigidas para ser formalmente candidato–. "No es una meta volante, sino la parrilla de salida", ha sido la explicación de Óscar López al número, muy alejado de sus rivales. El exlehendakari no quería hacer de la recogida de avales una "competición" como sus oponentes, ni "tensionar" más al partido, según han explicado.

Díaz ha escogido a jóvenes, encabezados por el líder de Juventudes Socialistas, Nino Torre, para llevar los 62.617 avales recopilados. Estaban exultantes hasta que ha llegado el equipo de Sánchez y ha anunciado sus 57.369. La euforia ha cambiado de "bando". 

A falta de la cifra definitiva de avales tras el proceso de verificación, Díaz pierde la condición de favorita en las primarias que habían promulgado sus partidarios bajo la premisa de que arrasaría en firmas y el PSOE se dirige a la "guerra total" en las primarias del 21 de mayo. Ahora les basta con ganar por un voto en las urnas.

"Si estos son los números, Pedro gana"

Con las cifras anunciadas, algunos 'susanistas' han dejado de dar el proceso por ganado. "Si estos son los números, Pedro gana", admitían varios dirigentes que apoyan a la presidenta andaluza. "Pedro tiene opciones reales de victoria", reconocía otro socialista ubicado en el sector de Díaz. "Hay una candidatura que no se da cuenta del movimiento que hay por detrás", expresa un crítico con Díaz a quien no ha sorprendido que Sánchez le pise los talones: "Hay muchísima movilización". "La climatología es de rebelión", agrega un diputado. Díaz también ha pinchado en algunos actos que ha protagonizado en las últimas fechas. 

No obstante, algunos partidarios de Díaz se muestran más optimistas y consideran que, aunque sea poca, tienen ventaja sobre Sánchez y que la distancia se mantendrá en las urnas el 21 de mayo porque habrá socialistas que no la han avalado se que decanten por votarla ante el temor de la victoria de Sánchez, según explican. Lo que sí reconocen es que "hay partido" cuando pretendían dar por zanjada la pelea arrasando con los avales.

En lo que coinciden los partidarios de la presidenta andaluza es que esa eventual victoria del exsecretario general en las primarias sería la primera batalla de una guerra que se prolongaría a los procesos regionales que se producirán en los próximos meses –entre julio y septiembre la mayoría–. "Lo que me preocupa son los territorios", reconocía un dirigente valenciano. 

El desafío a los barones

Según los datos provisionales, Sánchez ha vencido a varios de los barones socialistas que se han posicionado con la presidenta andaluza, que consigue el 40% de sus avales en su federación. El peor parado es Ximo Puig, a quien su oponente aventaja en cerca de 3.000 avales –ha conseguido 8.105 firmas frente a las 5.300 de Díaz–. También se ha impuesto en la federación asturiana, pilotada por el presidente de la gestora, Javier Fernández. El exsecretario general tiene allí 3.100 avales frente a los 2.435 de Díaz.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, llegó a vincular su continuidad como candidato en las elecciones autonómicas de 2019 a la victoria de Díaz. Díaz ha obtenido en su federación cerca de 900 firmas más que Sánchez (5.025 frente a  4.156). La andaluza también gana en Aragón, Extremadura, Madrid y Ceuta. Además de Asturias y Comunidad Valenciana, Sánchez vence en más federaciones: Castilla y León, Canarias, Navarra, La Rioja, Cantabria, y Melilla. López supera a sus dos rivales con diferencia en Euskadi, donde Díaz logra sólo 96 firmas.

En los entornos de los presidentes autonómicos no dudan de que si Sánchez vence en esas federaciones presentará candidatos alternativos por mucho que tengan gobiernos. En Madrid se produce una circunstancia similar, la secretaria general, Sara Hernández, apoya a Patxi López tras alejarse de Sánchez. En la federación madrileña Díaz ha obtenido 4.550 firmas y el ex secretario general, 4.092. Algunos dirigentes aseguran que está en situación de debilidad interna ya que el exlehendakari se ha quedado lejos de esa cifra. 

Los 'sanchistas' han mostrado euforia durante toda la jornada. Creen que Díaz tiene su "techo electoral" en los avales porque han "apretado" los aparatos y están convencidos de que Sánchez está en el "suelo", es decir, que tendrá proporcionalmente más sufragios que firmas. "Cuando tienes a todo el aparato contigo, vendes que vas a arrasar y le sacas 5.000 avales a tu adversario, algo dice que vas a perder", ha expresado en Twitter el alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

No obstante, los 'susanistas' apelaban a la provisionalidad de los datos de avales que se han conocido este jueves por la mañana. Dudaban de la validez de muchas de las firmas que ha entregado el equipo de Sánchez. Consideraban que el proceso de verificación podía revelar duplicidades –avalar a dos candidatos convierte las firmas en nulas– y la existencia de firmas que no pertenecieran a afiliados, en su caso, también nulas. A medida que ha avanzado el proceso, esas advertencias se han ido diluyendo.  

"Fraude ha habido, aunque no se pueda demostrar", dice un dirigente socialista que ha formado parte del proceso. Las dudas se siembran sobre la posibilidad de que se hayan firmado avales por otras personas sin su conocimiento. Sospechan que tenían el censo. Así, en el sector de Díaz ven "imposible" que, en algunas federaciones, hayan firmado cerca del 80% de militantes. Es el caso de la Comunidad Valenciana, donde hay censadas unas 17.000 personas y el total de avales para las tres candidaturas se acercan a los 14.500. 

Otro de los argumentos que han encontrado los 'susanistas' para esas dudas es el email que ha enviado el equipo de Sánchez a todos los usuarios registrados en su web. Insinúan que han usado sus datos para plasmarlos como aval. 

La presión sobre Patxi López

La otra derivada que se desprende de la recogida de avales es que Patxi López queda en tercera posición, a una gran distancia de sus rivales. En su candidatura temen que van a comenzar las presiones para que se retire –"es el escenario propicio", reconocen–, pero él ha prometido que seguirá hasta el final y que los militantes podrán escoger su papeleta en las agrupaciones. "Habrá una papeleta el 21 con el nombre de Patxi López, la papeleta de la unidad y la integración, con la que ganamos todos los socialistas", ha dicho el burgalés Daniel de la Rosa.

"Las dos candidaturas van a empezar a apelar al voto útil", reconoce uno de los miembros del equipo del exlehendakari. Sus apoyos podrían decantar la balanza hacia un lado u otro. Los 'susanistas' quieren al vasco en la carrera porque consideran que sus partidarios están más cerca de Sánchez. La mayoría de dirigentes que están en su candidatura fueron del equipo de confianza del exsecretario general en su etapa en Ferraz. 

En una entrevista en eldiario.es, Sánchez aseguró que tras conocer la correlación de fuerzas que iba a dejar el proceso de avales "Patxi tendrá que decidir si continúa o no continúa y también los apoyos que tiene si siguen apostando por Patxi u optan por otras opciones".

"Estamos viendo, con la guerra de los avales, que se están formando dos ejércitos enfrentados. Dos ejércitos dispuestos a enfrentarse destrozando la unidad: y no se puede vencer sobre un partido destrozado", ha dicho López en su primer acto tras la entrega de las rúbricas y ha hecho una "llamamiento" a la rebelión contra la "guerra y el enfrentamiento interno".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha