eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Temer afirma que su cargo es "consecuencia de la Constitución" brasileña

- PUBLICIDAD -
Temer afirma que su cargo es "consecuencia de la Constitución" brasileña

Temer afirma que su cargo es "consecuencia de la Constitución" brasileña

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, rebatió hoy a la mandataria suspendida Dilma Rousseff, negó que en el país haya habido un golpe de Estado y afirmó que, si está en el poder, es "consecuencia de la Constitución".

"Quiero refutar a quienes todo el tiempo dicen que en Brasil hubo una ruptura constitucional, porque eso no es cierto, porque yo soy producto de la Constitución", dijo al iniciar una reunión con sus ministros y un nutrido grupo de parlamentarios.

Temer incidió en que el proceso que ha llevado a la suspensión de Rousseff de sus funciones para ser sometida a un juicio político que puede acabar con su destitución se realiza dentro de las normas democráticas y no puede ser interpretado como un golpe, como repiten la presidenta suspendida y sus partidarios.

Por el contrario, sostuvo que él y sus ministros han comenzado a "reinstitucionalizar al país" y que lo harán en cooperación estrecha con el Congreso, en lo que definió como un "semiparlamentarismo".

Temer no aludió directamente a su ahora exministro Romero Jucá, titular de Planificación que duró diez días y que ayer dejó el cargo después de la difusión de un audio por el diario Folha de Sao Paulo en el que daba a entender que pretendía manipular la investigación de la corrupción en la empresa estatal Petrobras.

Si dijo que "la ética en la política es fundamental" y que "es lo que la gente pidió en las calles", en las multitudinarias manifestaciones previas a la suspensión de Rousseff.

Temer gobernará al menos durante los 180 días en que permanezca suspendida Rousseff, que suponen el plazo que el Senado tiene para realizar el juicio político.

En caso de ser absuelta, la presidenta recuperaría el poder, pero si fuera destituida Temer deberá completar el mandato que vence el 1 de enero de 2019, cuando le entregaría el cargo al ganador de las elecciones previstas para octubre de 2018.

En su discurso hoy, el presidente interino tocó también en esa tecla. "Estamos aquí porque la Constitución lo determina. Si debemos llegar hasta 2018, entregaremos el país para una elección tranquila y habremos cumplido el objetivo, que es pacificar y unificar a todos los brasileños", declaró.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha