eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE y Suiza ven progresos en su relación y se citan en febrero para evaluarla

- PUBLICIDAD -
La UE y Suiza ven progresos en su relación y se citan en febrero para evaluarla

La UE y Suiza ven progresos en su relación y se citan en febrero para evaluarla

Los presidentes de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y de la Confederación Helvética, Simonetta Sommaruga, destacaron hoy "avances" en la negociación para superar sus diferencias sobre la libre circulación de ciudadanos y se emplazaron a febrero para una nueva evaluación.

"Estamos tratando de aproximar nuestras posiciones. No lo hemos logrado aún", admitió Juncker en una rueda de prensa tras reunirse con Sommaruga.

En cualquier caso, dijo que han logrado "progresos desde que empezaron el diálogo y aún estamos trabajando en ello, tratando de lograr un acuerdo que haga posible poner orden en nuestras relaciones con Suiza".

El político luxemburgués celebró las "muy amistosas relaciones" con Suiza y dijo que esperaba "que lo sigan siendo por las dos partes".

Señaló que "hemos trabajado muy duro en los problemas sociales" que se han planteado en los acuerdos entre las partes, especialmente el de la libre circulación de ciudadanos, a raíz del referendo que obliga a reducir el tránsito de nacionales de los países de la UE.

"Espero que en las próximas semanas o meses los expertos puedan trabajar con intensidad sobre ello, y que para mitad o finales de febrero podamos hacer un balance de los progresos que hemos hecho", anunció Juncker, quien se mostró "confiado en que encontraremos una sol", porque tanto Suiza como la UE tienen a su juicio "un interés común claro de lograr un acuerdo".

Por su parte, Sommaruga tildó de "muy buenos resultados intermedios" los conseguidos desde febrero pasado, cuando su país y la UE empezaron el diálogo para superar sus diferencias.

"Para evaluar la situación hay que recordar dónde empezamos", comentó, al tiempo que recordó el "bloqueo" que se dio en 2014 sobre el asunto.

Ahora, según dijo, "hemos mejorado la situación. Hay una clara voluntad política conjunta de encontrar una solución".

"Si miramos donde comenzamos, es ingenuo pensar que íbamos a tener una solución en diez meses. No hemos hecho milagros pero definitivamente sí buenos progresos", concluyó.

El 9 de febrero de 2014, Suiza votó en un referendo a favor de reducir drásticamente los flujos de inmigración con el establecimiento de cuotas, incluso para los ciudadanos de la Unión Europea, y desde entonces ambas partes mantienen relaciones tensas.

La confederación helvética debe aplicar a su legislación el resultado de esa consulta, mientras que la UE tiene que cumplir con el principio de libre circulación de personas, en el que está incluida la Confederación Helvética.

Suiza forma parte del área de libre circulación de ciudadanos Schengen, que comparten 26 países (22 Estados miembros de la UE más Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein), por lo que la Unión considera que aplicar el resultado del referendo supondría romper con los compromisos adquiridos dentro de este acuerdo, en vigor desde 1995.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha