eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Vecinos de Angrois comparten la medalla de Santiago con quienes ayudan al otro

- PUBLICIDAD -
Vecinos de Angrois comparten la medalla de Santiago con quienes ayudan al otro

Vecinos de Angrois comparten la medalla de Santiago con quienes ayudan al otro

Los vecinos del barrio compostelano de Angrois han recibido hoy la medalla de oro de la capital de Galicia por su actuación la noche del 24 de julio de este año cuando a escasos metros de sus casas descarriló un tren que cubría el trayecto entre Madrid y Ferrol y provocó la muerte de 79 personas y decenas de heridos.

El acto se ha celebrado en el hostal de los Reyes Católicos, en la plaza del Obradoiro, y ha contado con la presencia de numerosas autoridades de todos los ámbitos

El presidente de la Asociación de vecinos de Angrois, Anxo Puga, ha recibido el pergamino de honor y la medalla de oro de la ciudad, acompañado por dos mujeres, un hombre y un joven, en representación del barrio.

Puga ha señalado que "poco o nada queda por añadir que no esté dicho" desde el accidente en los numerosos actos de reconocimiento que les han brindado desde entonces.

Ha vuelto a mostrar su agradecimiento a quienes les han ayudado a ellos y ha querido compartir esta distinción con todas las personas de otros barrios que colaboraron con los de Angrois la noche del accidente, así como con los 49 colectivos de distintos servicios que participaron en las tareas de auxilio.

"Y también lo queremos compartir con todas aquellas personas que de forma anónima, pero con nombre propio, están al lado de quienes los necesitan para cualquier cosa, porque eso nos hace sentir más cerca y más humanos, que es lo que verdaderamente somos", ha afirmado.

Como en otras ocasiones, Puga ha recordado a las víctimas y a sus familias, y ha pedido un fuerte aplauso de ánimo y aliento para los damnificados, "para que no sean olvidados nunca".

El alcalde de Santiago, Ángel Currás, ha destacado la "gran lección" de humanidad que los vecinos de Angrois dieron al mundo la noche del 24 de julio, "en la que no solo salvaban personas, sino una idea ya casi olvidada, la del prójimo, la de la fraternidad".

Currás ha reconocido que esta parroquia situada a unos tres kilómetros del centro de Santiago ha estado "olvidada durante décadas" y se ha comprometido a "corregir ese absurdo egocentrismo urbano" que hace olvidar que las ciudades están compuestas también por las personas de los barrios y de las parroquias rurales.

Ha pedido, además, que para el futuro conste que las páginas de historia no solo las escriben las personalidades, sino que "la más honrosa historia de una ciudad la escriben las personas sencillas, buenas y generosas, como los vecinos de Angrois".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha