eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Venezuela cierra la sección oficial en Huelva con una historia "entre extremos"

- PUBLICIDAD -
El chileno Sepúlveda confía en que su cinta ayude a luchar contra el analfabetismo

El chileno Sepúlveda confía en que su cinta ayude a luchar contra el analfabetismo

La película venezolana "La distancia más larga" ha cerrado hoy la sección oficial del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, mostrando lo que su directora, Claudia Pinto, ha definido como "un viaje entre extremos, entre la niñez y la madurez, entre la vida y la muerte".

Es el mensaje central de esta película, que ha salido adelante con ayuda de financiación española, y ha cerrado esta tarde la lista de los doce largometrajes a concurso en esta edición del festival, que mañana dará a conocer su palmarés.

Para la directora, las caras de Venezuela quedan retratadas en esta cinta: el frenesí de una urbe como Caracas y la paz de las montañas de la Gran Sabana, adonde va a parar su protagonista, Martina, papel encarnado por la actriz española Carme Elías.

Le quedan pocos meses de vida y decide viajar al Amazonas para pasar sus últimos días en el lugar donde fue feliz, y su intención es subir al monte Roraima y dejarse morir por el camino, pero la inesperada aparición de su nieto le hará cambiar sus planes.

Ambas, Claudia Pinto y Carme Elías, acompañadas de la actriz Isabel Rocatti y del director de fotografía Gabriel Guerra -el "otro personaje protagonista" de la película"-, han explicado en rueda de prensa todas las particularidades del rodaje de la cinta, muy marcado por el escenario y la meteorología de la zona.

"El rodaje fue formidable", ha explicado Elías, que ha señalado que cuando leyó el guión quedó "hechizada, todo lo que se narraba tenía una gran fuerza", por lo que ha sido una experiencia "inolvidable y única" y da las gracias "por el regalo de este personaje".

Por su parte, Claudia Pinto se ha mostrado muy "halagada al escuchar hablar a los actores de la película, que es muy emocional, con el riesgo que eso supone, y conseguir que esa emoción fuera de todo el equipo, que se ha dejado el alma".

Y es que ha sostenido que "todo el equipo ha tenido una gran conexión emocional", ha apostillado la directora, mientras que Isabel Rocatti ha insistido en lo "fascinante que ha sido todo el proceso y que se pueda medir algo tan difícil como la emoción".

Gabriel Guerra, por su parte, responsable de la fotografía, ha confesado cómo le marcó realizar este trabajo: "La película me dejó algo a nivel espiritual", ha declarado el director de fotografía, que también tuvo que enfrentarse a dificultades durante el rodaje porque "la luz cambiaba por segundos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha