eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Yihadistas del EI resisten en un rectángulo cada vez menor en la iraquí Mosul

- PUBLICIDAD -
Yihadistas del EI resisten en un rectángulo cada vez menor en la iraquí Mosul

Yihadistas del EI resisten en un rectángulo cada vez menor en la iraquí Mosul

Los combates entre las fuerzas iraquíes y los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) continúan en un área limitada del casco antiguo de la ciudad de Mosul, donde los extremistas se atrincheran en un rectángulo cada vez más reducido, entre las tropas y el río Tigris.

El comandante de la IX Brigada de Blindados del Ejército iraquí, Qasem Nizal, dijo a Efe que sus tropas irrumpieron en el oeste de Dika Berqa y en Al Shahuan, dos zonas que aún están en manos del EI en el extremo nororiental de la ciudad vieja.

Nizal explicó que, ante el avance de las fuerzas armadas, los yihadistas han huido hacia la zona de Al Maidan, al sur de las dos anteriores.

"Los combates son difíciles en las estrechas calles, pero hemos enviado soldados" a pie, explicó el comandante en referencia a la complicada estructura del casco antiguo, en el que muchas vías son tan pequeñas que por ellas no pueden pasar los blindados y han sido hasta el momento un escondite perfecto para los combatientes del EI.

En los choques, las tropas iraquíes abatieron a 80 yihadistas en las últimas 24 horas, entre ellos terroristas suicidas y francotiradores, detalló Nizal.

Después de los avances, las unidades castrenses se sitúan en la orilla del Tigris, a la altura del quinto puente, que une las dos partes en las que Mosul está dividida por el paso del río.

Por otro lado, un comandante de la XVI División del Ejército, Yabar Hayem al Darayi, declaró a Efe que sus unidades lograron abrir varias callejuelas que estaban bloqueadas por los escombros de las viviendas que se han derrumbado en el interior del casco antiguo, debido a los bombardeos y a la fragilidad de los viejos edificios.

Asimismo, evacuaron a cientos de familias de la zona en la que consiguieron penetrar y mataron a veinticinco miembros del EI cuando intentaban escapar, infiltrados en medio de los civiles desplazados, tal como hacen los extremistas en los últimos días al verse completamente acorralados.

También están recurriendo a los atentados suicidas contra sus enemigos, con hasta veinte kamikazes, entre hombres y mujeres, que se han hecho explotar en el casco antiguo tan sólo en los últimos tres días, según fuentes militares.

La Comandancia de las Operaciones Conjuntas iraquí señaló hoy en un comunicado que abatieron a diecisiete terroristas suicidas en la zona de Al Shahuan, mientras las tropas avanzaban en el interior de la misma.

Agregó que en esa área las fuerzas de la XVI Brigada liberaron a una chica de la minoría yazidí -particularmente perseguida por el EI desde su irrupción en el norte de Irak- y mataron a tres combatientes que querían asesinarla.

El portavoz de la Comandancia de las Operaciones Conjuntas, Yehia Rasul, indicó a Efe que las tropas están librando "la batalla por los últimos metros" en las zonas que todavía quedan en manos de los yihadistas.

El área en la que permanecen los combatientes del EI es un rectángulo cada vez más reducido, a medida que las tropas avanzan por el oeste y por el sur, mientras que por el este se encuentra el Tigris, lo cual imposibilita su huida.

Un comandante de las Fuerzas Antiterroristas, el general Abdelgani al Asadi, aseguró a Efe que sus hombres llegaron a una calle del casco antiguo que lleva hasta el río y se encuentran a "decenas de metros" para terminar su misión en Mosul, donde este cuerpo especial, junto a la Policía Federal, han liderado la batalla contra el EI.

La ofensiva para expulsar al grupo radical de su "capital" en Irak dio comienzo el pasado mes de octubre y, en una primera fase, las fuerzas iraquíes recuperaron el control de la mitad oriental de Mosul, ocupada por los yihadistas en junio de 2014.

Desde el pasado febrero luchan en la parte occidental de la urbe, en la que controlan ya todos los distritos a excepción del casco antiguo, que se les ha resistido debido a la dificultad de luchar en esta área y debido al elevado número de civiles que hay en ella.

Según los cálculos de la ONU, entre 10.000 y 20.000 personas permanecen en la zona histórica, mientras que más de 900.000 se han visto desplazadas desde el comienzo de las operaciones militares.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha