eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La alfombra roja de Cannes ofrece su última foto

- PUBLICIDAD -
La alfombra roja de Cannes ofrece su última foto

La alfombra roja de Cannes ofrece su última foto

El Festival de Cannes precedió hoy la ceremonia de clausura con la alfombra roja más importante de su 66 edición, esa en la que el desfile de invitados contribuye a ultimar las quinielas sobre los posibles ganadores de la noche.

Entre ellos, el director de la película "Like father, like son", el japonés Hirokazu Kore-Eda, que aumentó con su presencia los rumores de que su cinta se va a hacer con uno de esos galardones.

Con un vestido azul coral, la francesa Bérénice Bejo, participante en "Le passé", se mostró al borde del llanto y contenta por las buenas críticas recibidas por ese filme de Asghar Farhadi, que a su vez consideró la experiencia "muy enriquecedora".

No faltó tampoco la presencia de los integrantes del jurado, encabezado por el estadounidense Steven Spielberg, que dijo haber "disfrutado" lo vivido pero prometió no desvelar los entresijos de las deliberaciones hasta después de la gala.

Pero para espectacular, la australiana Nicole Kidman, con un vestido blanco palabra de honor, labios rojos destacando sobre su siempre impecable tez blanca, y la satisfacción de haber concluido una labor, según definió, "inspiradora".

Estuvo a su altura la estadounidense Uma Thurman, encargada de entregar la Palma de Oro, y para quien que una película esté en Cannes, "el mayor festival del mundo", no solo es "muy importante, sino sobre todo una suerte".

Las dos protagonistas de "La vie d'Adèle", las francesas Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos, mantuvieron el nivel acompañadas de su director, Abdellatif Kechiche, superado este el estrés de haber mostrado su cinta, y aliviado por las buenas reacciones.

El mexicano Amat Escalante, que ha presentado "Heli" en competición, dejó para el recuerdo además la sensación de que Cannes sigue siendo "un lugar increíble", mientras que la directora Agnès Varda, presidenta del jurado que entrega la Cámara de Oro a la mejor ópera prima, tachó de "emocionante" su labor.

Kim Novak, de la que anoche se proyectó una versión restaurada de la película "Vértigo", apareció con la melena suelta, una colorida blusa de lentejuelas y la "felicidad" de volver a Cannes, adonde acudió por primera vez en 1959 para la presentación de "Middle of the Night", de Delbert Mann.

Y en la calle, los habituales que cada tarde se han concentrado a lo largo de La Croisette con sillas y escaleras, hiciera frío o calor, no decepcionaron en esta última noche, clausura de doce días en los que ha habido un maridaje perfecto entre cine y glamour.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha