eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El aumento de bombardeos en el norte sirio es la causa cierre de hospitales, alerta MSF

- PUBLICIDAD -

La intensificación de los bombardeos en los últimos diez días en las provincias de Idleb y Hama, en el noroeste de Siria, está causando el cierre de hospitales, bien porque han sido bombardeados o porque se teme que lo sean, alertó hoy la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF).

En un comunicado, la organización advirtió de que la clausura de los centros sanitarios está dejando a los pacientes cada vez con menos opciones de recibir atención medica de urgencia cuando más lo necesitan.

En el contexto de esos ataques, el hospital Hama Central/Sham, apoyado por MSF, dejó de funcionar tras ser alcanzado por un ataque aéreo el pasado 26 de septiembre.

"Esperábamos que antes o después se produjese un nuevo ataque", explicó en el texto el director de ese hospital, quien recordó que desde su inauguración en 2012 el centro ha sido golpeado por más de 10 bombardeos en diferentes momentos del conflicto.

El hospital Hama Central/Sham es una de las principales instalaciones sanitarias del sur de Idleb y el norte de Hama, y se había convertido en el único en esa zona donde se podían practicar cirugías vitales.

La nota agrega que otros tres centros sanitarios de Idleb han quedado fuera de servicio por los bombardeos del pasado día 19, mientras que dos hospitales de la misma provincia, en el área de Yisr al Shogur, tuvieron que ser evacuados hace dos días por la noche ante el temor de que fueran atacados.

MSF afirmó que, debido a esta situación, las instalaciones médicas que siguen abiertas están desbordadas y luchan para hacer frente a la gran afluencia de heridos.

Señaló que entre el 20 y el 27 de septiembre seis hospitales y centros sanitarios, que cuentan con su respaldo, tanto en Idleb como en Hama recibieron un total de 241 heridos y registraron la muerte de 61 personas.

Según la ONG, un porcentaje inusualmente elevado de heridos corresponde a casos graves: 100 severos, 93 moderados y solo 48 leves.

El director de Operaciones de MSF, Brice De le Vingne, subrayó que es posible que los heridos leves eviten acudir a lo centros sanitarios:"Esto coincidiría con lo que oímos acerca de que los heridos que han sufrido heridas menos graves se alejan de los hospitales, ya que temen ser bombardeados allí".

Consideró que "es evidente que en este momento los hospitales no están a salvo de los bombardeos en Idleb y esto es algo que no por repetido deja de resultar indignante".

En ese sentido, De le Vingne avisó de que "el miedo está causando que los hospitales cierren o reduzcan los servicios, y el impacto de esto recaerá en todos los enfermos, heridos, mujeres embarazadas y en todos los que necesitan atención médica".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha