eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El papa dice que la santa colombiana Laura enseña a vencer la indiferencia

- PUBLICIDAD -
El papa Francisco proclama santas a una monja mexicana y a otra colombiana

El papa Francisco proclama santas a una monja mexicana y a otra colombiana

El papa Francisco dijo hoy que la monja colombiana Laura Montoya y Upegui (1874-1949), a la que proclamó santa, fue instrumento de evangelización primero como maestra y después como madre espiritual de los indígenas y enseña a vencer la indiferencia y el individualismo.

El Obispo de Roma así lo manifestó en la homilía de la misa solemne en la que proclamó a la primera santa nacida en Colombia.

"Santa Laura Montoya fue instrumento de evangelización primero como maestra y después como madre espiritual de los indígenas, a los que infundió esperanza, acogiéndolos con ese amor aprendido de Dios, y llevándolos a Él con una eficaz pedagogía que respetaba su cultura y no se contraponía a ella", afirmó el pontífice.

El papa argentino añadió que esta primera santa "nacida en la hermosa tierra colombiana" enseña a los hombres a ser generosos con Dios, "a no vivir la fe solitariamente, ¡como si fuera posible vivir la fe aisladamente!, sino a comunicarla, a irradiar la alegría del Evangelio con la palabra y el testimonio de vida allá donde nos encontremos.

"Nos enseña a ver el rostro de Jesús reflejado en el otro, a vencer la indiferencia y el individualismo, acogiendo a todos sin prejuicios ni reticencias, con auténtico amor, dándoles lo mejor de nosotros mismos y, sobre todo, compartiendo con ellos lo más valioso que tenemos: Cristo y su Evangelio", subrayó.

El papa Bergoglio agregó que también hoy las hijas espirituales de Laura Montoya viven y llevan el Evangelio a los lugares más recónditos y necesitados, "como una especie de vanguardia de la Iglesia".

Laura de Jesús Montoya y Upegui (Jericó, 1874-Belencito-Medellín, 1949), una maestra de escuela, defensora de los indígenas, escritora y mística, es la fundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras de la Beata Virgen María Inmaculada y de Santa Catalina de Siena y es la primera santa colombiana.

El milagro que la ha llevado a los altares se verificó en la persona de un médico de Antioquia, Carlos Restrepo, que padecía un mal incurable y sanó de manera inexplicable para la ciencia tras encomendarse a la inminente santa.

Restrepo estuvo presente hoy en la canonización y fue el encargado de presentar al papa una reliquia de la nueva santa, para la veneración.

La reliquia fue colocada en el altar donde se celebró la misa.

A la ceremonia asistió una delegación oficial de Colombia formada por 20 personas, encabezada por el Presidente, Juan Manuel Santos, y de la que formó parte su esposa e hijos; la canciller, María Ángles Holguín, y el presidente de la Cámara de Representantes, Augusto Posada.

Por parte de la Iglesia colombiana asistieron, entre otros, el cardenal arzobispo de Bogotá Rubén Salazar, Octavio Ruiz, secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización; Ricardo Restrepo, arzobispo de Medellín; Roberto López, arzobispo de Jericó; Orlando Corrales, arzobispo de Santa Fe de Antioquia; Dario Monsalve, arzobispo de Cali; Emilio Aranguren, obispo de Holguin; Luis Sandoval; obispo de Apartado, Héctor Epalza Quintero, obispo de Buenaventura y Edgar de Jesús García Gil, obispo de Palmira.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha