eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La alta demanda de marihuana agota las existencias en algunos dispensarios de Colorado

- PUBLICIDAD -
La alta demanda de marihuana agota las existencias en algunos dispensarios de Colorado

La alta demanda de marihuana agota las existencias en algunos dispensarios de Colorado

Denver (EE.UU.), 4 ene (EFEUSA).- La demanda de marihuana excede con mucho a la oferta disponible en Colorado tras apenas tres días de entrar en vigor la ley que permite el uso recreativo de esta droga, lo que está provocando que algunas de las tiendas autorizadas a vender la sustancia se estén quedando sin existencias.

A pesar del frío, y de la nieve en algunos sectores del estado, los compradores han tenido que esperar durante varias horas delante de alguno de los 24 dispensarios que desde el 1 de enero empezaron a vender marihuana recreativa, hasta un máximo de 28 gramos a residentes de Colorado y no más de 7 gramos para residentes de otros estados.

Al contrario de lo que sucede en otros estados y en otros países (como Holanda), en Colorado no hace falta receta médica para comprar marihuana ni exite la obligación de registrarse en una lista, sólo es necesario ser mayor de 21 años y mostrar una identificación válida.

Según la información provista por el Departamento de Impuestos de Colorado, entidad a cargo de regular la nueva industria, la demanda ha llegado a tal nivel que a lo largo de la tarde del jueves varias tiendas de la zona metropolitana de Denver debieron cerrar sus puertas tras agotar todas sus reservas disponibles.

De acuerdo a reportes locales, los altos índices de compra ocasionó a su vez que se triplique el precio de venta en estos tres días, lo que ha motivado que algunas personas paguen hasta 70 dólares por 3,5 gramos de marihuana de alta calidad. Poco antes de que se ponga en marcha la ley, por una cantidad similar de marihuana para uso medicinal se pagaba 25 dólares.

Asimismo, en muchos dispensarios se observa que los precios de 28 gramos (una onza), la máxima cantidad permitida para personas con licencias de conducir de Colorado, oscilan entre 400 y 560 dólares, cuando en 2010 el precio promedio era de 250 dólares por esa misma cantidad.

Sin embargo, y vistas las filas de compradores, ni el alto precio ni el impuesto de 25 por ciento aplicado al precio de venta, han desanimado a los interesados en adquirir el producto.

Se anticipa que en los próximos meses, cuando comiencen a operar más de 300 nuevos dispensarios, y se produzca una mayor oferta de marihuana, se estabilizán los precios.

En ese sentido, un reporte publicado en abril por la Universidad Estatal de Colorado sostiene que, cuando el mercado se nivele, los 28 gramos de marihuana recreativa costarán unos 185 dólares.

Durante el 2014 y 2015 serán sólo los dispensarios de marihuana medicinal los que podrán también vender la marihuana recreativa y a partir de 2016 se otorgarán licencias a cualquier centro que cumpla con los requisitos establecidos en la ley.

Según los analistas, para ese entonces la nueva industria de la marihuana recreativa ya se habrá estabilizado y podría generar cada año unos 70 millones de dólares adicionales para la economía de Colorado, sólo en impuestos.

Por medio de un comunicado, Mason Tvert, portavoz de Marihuana Policy Project (el grupo que impulsó la nueva ley, conocida como Enmienda 64), afirmó que los precios de venta de la marihuana recreativa no afectarán los de la marihuana médica, por tratarse de dos productos distintos, con dos estructuras impositivas diferentes.

Tvert agregó que los dispensarios de marihuana médica, por enfocarse sólo en sus pacientes y no en el público en general, no presentarán largas filas, ni horas de espera, como las que ahora se observan en los dispensarios de marihuana por placer, en cuyas puertas, a pesar de todo, no se han reportado incidentes violentos.

El Departamento de Impuestos estatal envió a sus inspectores a recorrer los dispensarios y, a excepción de algunas personas fumando marihuana fuera de los establecimientos (algo prohibido por la nueva ley), no reportaron mayores problemas.

La alta demanda por la marihuana recreacional causó preocupación en el Departamento de Transporte de Colorado (CDOT, en inglés), así como en la Patrulla de Caminos de este estado, ante la posibilidad de que esta situación provoque un aumento de motoristas que conduzcan bajo los efectos de la marihuana.

"Algunos creen que la marihuana no afecta al conductor, pero lo hace", dijo Darrell Lingk, director de la Oficina de Seguridad de Transporte de CDOT, y quien adviritió que "como sucede con el alcohol, las personas que conduzcan afectadas por la marihuana podrán ser multados".

Según el Poder Judicial de Colorado, en 2012 se registraron casi 25.000 casos de conductores alcoholizados o drogados en este estado. De ellos, 1.045 habían usado marihuana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha