eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La directora de ELLE se pregunta "¿cómo se logra información de calidad si no paga nadie?"

- PUBLICIDAD -
La directora de ELLE se pregunta "¿cómo se logra información de calidad si no paga nadie

La directora de ELLE se pregunta "¿cómo se logra información de calidad si no paga nadie

"¿Cómo va a ser posible ofrecer una información de calidad y unos sueldos dignos para quien la elabora si nadie paga?". Eso se pregunta la directora de actualidad y redacción de la revista ELLE, Cecilia Múzquiz, que cree que hoy en día la información está "muy devaluada" y hay que "revalorizarla".

En una entrevista con EFE, Múzquiz (Madrid, 1973), que ha pisado las redacciones de distintas cabeceras desde que inició su carrera, analiza la situación en España de las revistas, a las que, en su opinión, les vendría muy bien "engordar" con un "menú" con más publicidad y una "pizca" de sentido del humor.

Para Múzquiz, el periodismo no atraviesa el mejor de los momentos debido a la crisis económica que viven los medios, aunque considera que es una ocasión "interesante" por la evolución que experimentan en los nuevos soportes tecnológicos y "apasionante" por la actualidad que los rodea.

PREGUNTA: A ELLE le queda poco para celebrar su 30 aniversario en España ¿Qué supone esa cifra para una publicación de estas características en España?

RESPUESTA: A lo largo de estos años ELLE ha sabido evolucionar junto a su público, pero además ha crecido como marca. Desde nuestro punto de vista ha sido capaz de crecer exponencialmente pero sin traicionar el espíritu de la cabecera. Hoy ELLE es un producto 360 grados: su corazón está en el papel, pero en torno a él giran millones de satélites interesantes (...) ELLE ahora es un transatlántico. 30 años han dado para mucho, pero han pasado muy rápido.

P: Moda, belleza, salud, entretenimiento, decoración... ¿Tiene cabida en ELLE, y en las revistas femeninas en general, la crisis y sus consecuencias?

R: Por supuesto. No conozco a nadie que no tenga a alguien muy cercano que no esté afectado por la crisis. Creo que las revistas femeninas no pueden vivir a espaldas a esa realidad. Por eso en ELLE tratamos de aportar siempre nuestro granito de arena de una manera positiva y práctica. (...) Y todo ello lo compaginamos con un contenido más aspiracional, que también agradecen nuestras lectoras. Tampoco hay que olvidar que además de poder ejercer una función social, tenemos también como objetivo el entretenimiento. Muchas mujeres compran ELLE para evadirse de su entorno y pasar un buen rato. Las hacemos felices de ese modo.

P: ¿Cuál es el estado de salud de las revistas en España?

R: Todas las revistas de este país necesitan engordar. Les vendría mejor un menú con más publicidad y una pizca de sentido del humor.

P: ¿A las revistas especializadas les afecta la crisis del papel?

R: A todas las revistas, especializadas o no, les afecta la crisis global.

P: ¿Hay sitio todavía para las revistas de papel?

R: Creo que sí, que el papel es aún una experiencia. Pero creo que no soy la única... Ahí está el ejemplo de "Newsweek", que tras haberse retirado a la versión digital, regresa a la edición en papel. O del emporio "Net a porter", el portal de venta de moda deluxe por excelencia, que lanza ahora una revista impresa. O el caso de Jeff Bezos, de Amazon, que quiere lanzar una división de revistas en papel.

P: ¿Estaría a favor de que los medios digitales fueran de pago?

R: Yo estaría a favor de revalorizar la información, que ahora se encuentra muy devaluada. Si pagas quieres una información de calidad y hoy los medios españoles no dejan de recortar. Pero ¿qué fue primero, el huevo o la gallina? En España, a diferencia de lo que ocurre en otros países como Alemania, la gente no concibe pagar por algo que puede encontrar gratis. Está bien visto consumir productos gratuitos en Internet, y si pagas es que eres tonto o esnob. Pero, ¿cómo va a ser posible ofrecer una información de calidad y unos sueldos dignos para quien la elabora si nadie paga? El triunfo de iTunes y Spotify en España, sin embargo, aún deja un rayo de esperanza.

P: ¿Cree que los medios escritos no terminan de pegar el salto a lo digital?

R: Creo que la mayoría de los medios escritos están haciendo grandes esfuerzos por entrar en el universo digital. Otra cosa es cómo rentabilizar esa inversión. Por el momento, casi todos los medios españoles están optando por regalar su información en digital, lo que puede dejar tocada la cabecera en papel si se ofrecen exactamente los mismos contenidos en los dos soportes. Quizás la solución pase por ofrecer contenidos distintos en papel y en digital.

P: ¿Cómo ve la situación actual del periodismo?

R: Creo que como la gran mayoría de mis colegas: difícil por la situación económica de los medios, interesante por la evolución en los soportes mediáticos y apasionante por la actualidad.

P: ¿Hacia dónde cree que van los medios?

R: Yo no soy ningún gurú de los medios, sólo trabajo en uno, así que le doy mi visión personal (y sin grandes fundamentos). Veo, especialmente en papel, el declive de los medios tradicionales, que parecen dirigirse inexorablemente hacia las grandes concentraciones de medios como condición para salvarse. Y al mismo tiempo, veo un resurgir de pequeños productos hechos con las ideas muy claras, con mucho cariño y con un público muy definido y fiel.

P: Parece que el periodismo en España atraviesa sus horas más bajas en cuanto a valoración por parte de la ciudadanía ¿a qué cree que se debe?

R: A que, como tantas otras instituciones, ha perdido credibilidad y calidad.

P: ¿Qué medio prefiere: radio, televisión o prensa escrita?

R: Depende de la intención y del momento. Creo que nada informa mejor que la prensa escrita, nada acompaña igual que la radio ni entretiene como la televisión.

P: ¿Qué opina de quien considera que las revistas femeninas venden una imagen superflua de la mujer?

R: Creo que hay tantas opiniones como personas en la calle. Y eso es bueno. Yo voto por la libertad de opinión, por la de prensa, por la de expresión... Helene Gordon Lazareff, la francesa que fundó ELLE tras la II Guerra Mundial, lo hizo basándose en una máxima: "Hablar de lo frívolo con seriedad y de lo serio con frivolidad". Que la mujer tenga voz y que pueda decir lo que piensa es lo que me parece más importante. Que pueda hablar de la nueva propuesta de ley del aborto o de unos zapatos de tacón.

P: ¿Cree que a veces se confunde la frontera entre el periodismo de moda y el cotilleo?

R: Creo que el periodismo de moda está muy definido: se trata de recopilar, editar y presentar la información relativa a la moda, los diseñadores, las pasarelas, las ferias, la creatividad, la inspiración en todas sus declinaciones.

P: ¿Dónde está el límite?

R: En la seriedad, el rigor y la profundidad a la hora de cubrir la información.

P: Casi con la excepción de las revistas femeninas ¿Por qué a la mujer le cuesta tanto alcanzar puestos de dirección?

R: Porque las circunstancias no nos ayudan. Está demostrado que los directivos eligen personas afines a ellos (es decir, hombres con su misma educación y estrato social) para ocupar puestos de responsabilidad. Ir a comer con una mujer solos no es lo mismo que ir a comer con otro colega y hablar de fútbol, por ejemplo. Pero además estamos nosotras, que anteponemos las necesidades familiares a las profesionales y que además somos más víctimas del síndrome del impostor. Este síndrome es nuestro peor enemigo. Es un temor a no ser tan capaz o inteligente como te ven los demás. Las mujeres atribuimos nuestros logros más a un golpe de suerte que a nuestra valía o talento (...)

P: ¿Alguna vez en el trabajo se ha sentido discriminada por ser mujer? ¿Ha tenido que trabajar más que un hombre para estar dónde está?

R: No diría que me he sentido discriminada, pero cuando empezaba sí me hicieron algún comentario del tipo "¿Con quién te has acostado para conseguir ese puesto?". Dudo de que a ellos les hagan ese comentario a menudo. Ahora ya no me lo hace nadie. ¡Hasta lo voy a echar de menos! Me he debido de hacer muy mayor.

P: ¿Cómo organiza su tiempo para poder conciliar la vida laboral como directiva de una publicación con su vida familiar?

R: ¿Organizar? ¡Vivo en el caos total! Por cierto, otra pregunta, y no se lo tome a mal, por favor. ¿A cuántos hombres a los que entrevista les hace esta misma pregunta?.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha