eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía pide prisión incondicional para Junqueras y siete exconsellers de Puigdemont y fianza a Santi Vila

La juez deberá decidir si acepta la petición del ministerio público y los envía a la cárcel

Puigdemont se queda en Bélgica y anticipa que basará su defensa en evitar la extradición. Junqueras y el resto de exconsellers sí acuden a la Audiencia Nacional

El Supremo suspende la declaración de Forcadell y los miembros de la Mesa a petición de sus abogados pero pide que estén localizables

88 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los exconsellers Joaquim Forn (Interior), Raül Romeva (Exteriores),  Dolors Bassa (Trabajo), Jordi Turull (Presidencia), Carlos Mundó (Justicia), Josep Rull (Territorio) y Meritxell Borràs (Gobernación), de izquierda a derecha, a su llegada a la Audiencia Nacional este 2 de noviembre.

Los exconsellers Joaquim Forn (Interior), Raül Romeva (Exteriores), Dolors Bassa (Trabajo), Jordi Turull (Presidencia), Carlos Mundó (Justicia), Josep Rull (Territorio) y Meritxell Borràs (Gobernación), de izquierda a derecha, a su llegada a la Audiencia Nacional este 2 de noviembre. Europa press

La Fiscalía ha pedido a la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela que envíe a prisión sin fianza a Oriol Junqueras y a siete consellers que han comparecido, acusados de delitos de rebelión y malversación de fondos. Para otro de ellos, Santi Vila, quien dimitió la víspera de la declaración de independencia, solicita prisión eludible bajo fianza de 50.000 euros.  Ahora la jueza decidirá si accede a la petición de los fiscales Miguel Ángel Carballo y Pedro Rubira.

Los consellers Jordi Turull, Josep Rull, Meritxell Borràs, Joaquim Forn y Santi Vila han sido los primeros en declarar. Después ha sido el turno de Oriol Junqueras, Dolors Bassa, Raül Romeva y Carles Mundó. Puigdemont y los que se encuentran en Bruselas han pedido hacerlo por videoconferencia.

Nueve de los 13 exconsellers de Carles Puigdemont habían acudido a declarar a la Audiencia Nacional. Poco antes de las 10.00 horas han comenzado las declaraciones ante la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela en el marco de la querella presentada por la Fiscalía contra todos ellos por los delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos relacionados con el desarrollo del procés y la declaración unilateral de independencia de Catalunya.

Los consellers cesados han concluido sus intervenciones ante la magistrada en torno a las 12 horas del mediodía.

Al admitir la denuncia de la Fiscalía, los magistrados del Tribunal Supremo advirtieron que la investigación podía rebajarse desde el delito de rebelión al de conspiración, lo que supondría dar por hecho que el alzamiento violento, no llegó a producirse. La diferencia es notable porque mientras el delito de rebelión, el que se imputó a Tejero en el golpe de Estado de 1981, está penado con hasta 30 años de cárcel, el de conspiración se queda en 10.

Quienes no han acudido este martes a la Audiencia Nacional son el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y cuatro de sus exconsejeros, todos ellos de ERC: Lluís Puig (exresponsable de Cultura), Antoni Comín (Salud), Meritxell Serret (Ganadería, Pesca y Alimentación) y Clara Ponsatí (Educación), después de que anoche anunciaran que permanecerían en Bélgica y no volverían a España para comparecer ante los tribunales. El único cambio sobre el plan previsto es el de Puig por Meritxel Borrás, exresponsable de Gobernación, quien finalmente sí ha acudido a la Audiencia.

Las defensas de los exconsellers que permanecen en Bruselas, por su parte, han presentado un escrito ante la Audiencia Nacional solicitando declarar por videoconferencia. Es el caso de Meritxell Serret y Antoni Comín, cuyos abogados presentaban el escrito de solicitud pocos minutos después de las nueve de la manaña. En Bruselas permanecen los dos exconsellers citados, además de Clara Ponsatí y Lluís Puig.

El primero en llegar, y muy madrugador, fue Junqueras, que llegó solo y luciendo un lazo amarillo –un símbolo por la libertad de los presidentes la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, en prisión por presunta sedición–.

Más tarde fueron llegando los otros ocho exconsellers arropados por aplausos –no los hubo para Santi Vila, que llegó solo y más tarde– por una comitiva encabezada por el expresident Artur Mas y el exconseller de Presidencia Francesc Homs, inhabilitado por el Tribunal Supremo tras ser juzgado por organizar la consulta del 9N de 2014.

Suspensión del Supremo

El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena,  ha aplazado la declaración de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y otros cinco miembros de la Mesa a los que la Fiscalía acusó de rebelión por allanar el camino en la Cámara autonómica para la declaración de independencia.

La Fiscalía pidió que los integrantes de la Mesa del Parlament tengan vigilancia policial hasta que se produzcan sus declaraciones el próximo 9 de noviembre a las 9.30 horas. El juez ha concluido que deben estar localizables y ha pedido a cada uno de ellos una dirección y su número de teléfono, según fuentes de la defensa.

Su comparecencia está prevista para el próximo jueves. Varias abogados habían alegado que tenían a la misma hora clientes citados a la misma hora en la Audiencia Nacional en la causa abierta allí contra el Govern de Carles Puigdemont.

Junto a Forcadell estaban citados Lluís Maria Corominas, Lluis Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet, y Joan Josep Nuet, este último miembro de la mesa del Parlament que votó no a la declaración unilateral de independencia del pasado viernes 27.

Líderes PDeCAT, ERC, Podemos e IU arropan a los citados

Entre los congregados para mostrar su apoyo a los citados hoy ante la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo se encuentran, además de Artur Mas, Joan Tardá y Albano-Dante Fachin, varios diputados del PDeCAT como Carles Campuzano y Jordi Xuclá, entre otros.

También ha podido verse al exdirector de la Mossos d'Esquadra Pere Soler.

Todos ellos se concentran en la plaza de la Villa a escasos metros de la entrada de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, en un gran despliegue mediático y de seguridad.

Ante el Supremo, donde están citados los miembros de la Mesa del Parlament, El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique; el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, y el diputado catalán de Unidos Podemos Xavier Domènech, arropan a Joan Josep Nuet, de Catalunya sí que es Pot, imputado como miembro de la Mesa del Parlament.

Algunos de los congregados han coreado "Libertad, libertad" a la llegada de los imputados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha