eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fundador del Movimiento 6 de Abril se entrega a la justicia egipcia

- PUBLICIDAD -
El comité constituyente egipcio vota desde hoy el borrador final de la carta magna

El comité constituyente egipcio vota desde hoy el borrador final de la carta magna

El activista y fundador del Movimiento 6 de Abril, una de las principales fuerzas revolucionarias en Egipto, Ahmed Maher, se entregó hoy a las autoridades tras haber recibido una orden de arresto por convocar una protesta no autorizada.

Con un lacónico "Ready" ("Listo"), Maher anunció en la red social Twitter su comparecencia ante un tribunal de Abdín, en el centro de El Cairo.

Fuera, decenas de sus seguidores protestaban por la detención de Maher, en un nuevo desafío a la polémica ley aprobada por el Gobierno interino que prohíbe las protestas no autorizadas previamente por el Ministerio del Interior.

La policía intervino con gases lacrimógenos para dispersar a los jóvenes manifestantes, en nuevos enfrentamientos entre activistas laicos y fuerzas de seguridad.

Hace tres días, la Fiscalía ordenó el arresto de Maher y del conocido bloguero y activista Alaa Abdel Fatah, otra de las caras más reconocibles de la oposición al depuesto Hosni Mubarak, por haber convocado el martes una manifestación no autorizada contra la nueva ley de protestas.

Abdel Fatah fue arrestado por la fuerza en la noche del jueves, después de que la policía entrase en su casa de El Cairo, pese a que ya había anunciado su intención de entregarse a las autoridades.

La policía se llevó los ordenadores y teléfonos de la pareja, denunció su familia en un comunicado.

Según la activista Mona Seif, hermana del propio Abdel Fatah, este fue trasladado a un cuartel de la Seguridad Central, las fuerzas de choque del Ministerio del Interior, en la carretera entre El Cairo y Alejandría.

Al menos 51 personas fueron detenidas en aquella protesta contra la ley, de los cuales 24 continúan arrestados y han denunciado torturas y abusos.

Los arrestados están acusados de reunión ilegal, de usar la fuerza y portar armas blancas, de resistir a las autoridades y de no contar con la autorización previa del Ministerio del Interior, como estipula el artículo 8 de la nueva norma.

La ley, ratificada el pasado domingo, exige que se notifique a la policía con una antelación de tres a quince días cualquier convocatoria de protesta, además de incluir en ella los lugares por los que pasará la marcha, su fecha y sus demandas, así como los datos personales y de contacto de quienes organicen el acto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha