eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La historia de la Sábana Santa, en una muestra en Zaragoza

- PUBLICIDAD -
La historia de la Sábana Santa, en una muestra en Zaragoza

La historia de la Sábana Santa, en una muestra en Zaragoza

La historia desconocida de la Sábana Santa se podrá recorrer estos días en una exposición que aúna ciencia y fe en el Museo Diocesano de Zaragoza, la cual acerca al espectador a la historia del hallazgo "más estudiado" y que para muchos es prueba del calvario de Jesús.

Esta exposición itinerante, que permanecerá durante tres meses en la capital aragonesa, guiará al espectador a través de siglos de historia para terminar, tras doce salas, con una reproducción a tamaño natural del cuerpo del hombre de la sábana, "sea Jesús o no", realizada por el escultor sevillano Juan Manuel Miñarro, tras un exhaustivo estudio de más de doce años.

Lo importante en la figura, que posteriormente va a permanecer durante un año en la iglesia de San Pedro Aurbués, es el comportamiento de la sangre, el color de la piel y la textura post mórtem, que se ha reflejado gracias al asesoramiento forense, según ha explicado hoy el comisario de la muestra, Álvaro Blanco.

Esta exposición sobre el "objeto más estudiado", que además hasta hace 15 años aún no era propiedad de la Iglesia, muestra piezas de numismática, arqueología e incluso ciencia forense, con una mesa de autopsia que recuerda a las investigaciones que recrean las series de televisión.

En esta mesa de laboratorio, el visitante puede contemplar la recreación del esqueleto que habría contenido la Sábana Santa y la entrada de la herida de la lanza, con la trayectoria de la misma, la cual habría matado a Jesucristo y también aparece marcada en la tela.

En el recorrido se pueden observar más de cincuenta piezas originales, entre las que figuran tres relicarios de la Sábana Santa, treinta denarios republicanos, los que se supone que recibió Judas Iscariote por entregar a Jesús, o el denario del tributo ("a Dios lo que es de Dios, al César lo que es del César").

También una de las monedas "más caras de la historia", la primera con el rostro de Jesús, un sólido del emperador Justiniano II del siglo VII, y otra también bizantina, en la que aparece un Jesús cojo, de un siglo posterior, y que estarían relacionadas con esa Sábana Santa que habría convivido con cruzados y templarios hasta que su pista comienza a hacerse históricamente más rastreable.

La muestra también incluye una sección de la histórica prueba del carbono 14 y un ejemplar original de la Revista Nature del 16 de febrero de 1989, que afirmaba que la prueba, debido a sus dispares resultados en las distintas universidades en las que se realizó, no era concluyente.

El recorrido incluye además una recreación de la tela original que se supone albergó el cuerpo de Jesucristo, un lino viejo de 4,30 metros por 1,10 metros, manchado de sangre y con la imagen del cuerpo de un hombre con visibles signos de tortura.

El espectador puede contemplar también una recreación del sepulcro en el que habría sido enterrado Jesús y una representación de la cruz a la que fue clavado, y de la que, según ha explicado Álvaro Blanco, solo habría tenido que cargar con el travesaño.

En el recorrido de apertura, el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, ha declarado que "le estremece pensar que la sábana pudo cubrir el cuerpo del señor" y se ha mostrado "muy feliz con la apertura".

Por su parte, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco, ha destacado la importancia del turismo religioso para Zaragoza, cifrado en unas 100.000 las visitas esperadas, y ha remarcado que esta exposición impactará incluso a los "no creyentes".

Al fin y al cabo, y tal y como dejó escrito un niño llamado Jorge en el libro de visitas de otro de los puntos del recorrido: "Fueras quien fueras, te hicieron mucho daño".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha