eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA | Pilar Manjón

"Sigo recibiendo amenazas por la calle o ataques a mi coche"

"El monumento de Atocha es el espejo del trato que se nos ha dispensado a las víctimas del 11 de marzo, incrementado en estos últimos cuatro años con el gobierno del PP", dice Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo

"Es muy triste que le digan a una madre que no quiere saber lo que le pasó a su hijo"

"Cada vez que bombardeamos, creamos mil yihadistas más"

64 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La presidenta de la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo, Pilar Manjón

La presidenta de la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo, Pilar Manjón EFE

Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo, es una víctima del terrorismo yihadista. Su hijo, Daniel Paz, murió en los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid por una de las bombas que estalló en la estación de El Pozo. Desde entonces ha sufrido tanto por la muerte de su hijo, como por las numerosas amenazas e insultos que ha recibido debido a la teoría de la conspiración. Once años y ocho meses después del atentado de Madrid y aprovechando el de París, algunos medios de comunicación han vuelto a reavivarla. Manjón no entiende por qué no se actúa en contra de las personas que han producido este "calvario" a las víctimas. Asegura que se sienten abandonadas, al igual que lo están los monumentos que se hicieron en memoria de las víctimas y que llevan meses deteriorados. 

¿Cuál fue su primera sensación tras conocer los atentados de París?

La primera sensación fue espantosa. Creo que nadie puede decir que ese día no revivió los atentados de Madrid. Fue una noche larguísima, una noche de radio y permanentemente con la cabeza puesta en el 11 de marzo.

¿En qué se parece y en qué se diferencia el 11M de Madrid del viernes 13 de París?

Se parecen en que ambos son dos atentados yihadistas y se diferencian en el modus operandi. En Madrid fue dejar las mochilas y saltar corriendo de los trenes y en París ese otro modo de operar, aunque esta vez era coordinado, suicidas con cinturones explosivos. Se parecen en muchas cosas y se diferencian en la forma de realizarlo. Por lo demás se parecen en la radicalidad, que no les importa ni su propia vida ni la de los demás y en el sembrar el mayor terror posible. En ambos lugares eso es lo que hicieron.

¿Y de las institucionales?

Abisales. No abismales, sino abisales. Son diferencias de un fondo oceánico que no conocemos. Mientras aquí durante cuatro días tuvimos que aguantar mentiras de que había sido ETA, en Francia me llama la atención que el presidente Hollande haya llegado a un acuerdo inmediato con Sarkozy. Lo que denota es la unidad contra el terrorismo por encima del terrorismo o la utilización de las víctimas, cosa que aquí no se hizo ni se ha hecho en ningún momento. 

En estas semanas, con el atentado terrorista en París, muchos han aprovechado para reavivar las teorías de la conspiración del 11M. ¿Qué les diría?

A esas personas no les diría nada, se lo diría a Dolores Delgado, la fiscal de terrorismo yihadista de la Audiencia Nacional. En estos casos yo creo que tiene que actuar de oficio. Si hay una fiscal en la Audiencia que entiende de terrorismo yihadista y se está poniendo en cuestión todas las sentencias, tanto las del Supremo como las de la Audiencia Nacional, eso ya no entra dentro de la libertad de expresión, entra dentro de un ataque a la línea de flotación de uno de los tres poderes del Estado, el judicial. Por eso, cuando llegue a Madrid inmediatamente iré a verla, si me recibe. 

No entiendo por qué las víctimas seguimos soportando a determinados personajillos. Gente capaz de hacerte pasar por el calvario que hemos pasado durante once años y medio.  Y que a nadie se le olvide que la teoría de la conspiración lleva en sus espaldas el suicidio de la mujer del comisario de Vallecas Rodolfo Ruiz. Que no se olviden de que muchos de los nuestros se han ido quedando por el camino, con ictus, infartos… Y eso proviene de la doble y triple victimización que en este país se ha hecho con las víctimas del 11M.

¿Considera entonces que todavía las víctimas no están protegidas de estas teorías de la conspiración?  

Nosotros estamos tan protegidos como los monumentos del 11 de marzo de Atocha. El monumento de Atocha es el espejo del trato que se nos ha dispensado a las víctimas del 11 de marzo, incrementado en estos últimos cuatro años con el gobierno del PP. El mismo cuidado, el mimo, la señalización, la empatía que han tenido con el monumento del 11M que costó seis millones y medio de euros. 

La firma de un pacto contra el terrorismo yihadista entre los dos grandes partidos y al que se quieren adherir otras formaciones, ¿puede ser positivo para las víctimas y acabar con estas teorías de la conspiración?

No. Yo ya no creo en los pactos. Únicamente creo en una cosa, en un pacto, que firmen no los dos grandes partidos, sino en un pacto que se diga que el terrorismo es una cuestión de Estado y que jamás ninguno de los partidos políticos de este país volverá a meter en el punto de mira política a las víctimas del terrorismo. Para eso hay que empezar a barrer mucho, hay que empezar a hacer limpieza y que la memoria, el recuerdo, esté por encima de cualquier pacto. Lo que hay que hacer es dejar de manipular políticamente a las víctimas del terrorismo.

¿Ve posible que en un caso como en el de Francia surjan movimientos como los Peones Negros del 11M y que las instituciones o haya partidos los cobijen como sucedió con el PP y la ultraderecha?

No lo creo. Allí ya tienen a Marine Le Pen. Lo de los Peones Negros, qué quieres que te diga, hoy he tenido que bloquear a unos cinco o seis de las redes sociales. Dan pena, son personas que te acusan de no querer saber, pero a ellos no les ha pasado nada. Se lo cambio, ellos en el cajón y mi hijo conmigo. Pero no le voy a consentir a nadie que venga a decirme que yo no quiero saber qué le pasó a mi hijo. Mi hijo está muerto, asesinado. Si me demuestran con pruebas que ha sido ETA, reabrimos causa y nos vamos contra los de ETA. Pero los de ETA ya estuvieron sentados en el juicio, ¿qué más quieren? Es muy triste que le digan a una madre que no quiere saber lo que le pasó a su hijo. 

El hecho de que se reavive la teoría de la conspiración con algo tan delicado con un nuevo atentado, ¿cree que puede volver a ponerle en el punto de mira de los que ya la han amenazado?  

Por supuesto, tengo una gran cantidad de pantallazos ya acumulados para cuando llegue a Madrid a quedar con mi abogado, aunque no sirva para nada. Tengo puestas ya cuatro querellas en la Audiencia Nacional y el fiscal general de la Audiencia ni ha hecho auto ni en positivo ni en negativo. Una de ellas al de Nuevas Generaciones del PP, que dijo que yo era una 'tipeja' y que mi hijo no iba en los trenes. 

Han pasado más de 11 años desde el atentado y hace unos meses se publicaba una entrevista en la que afirmaba que temía todavía por su seguridad. ¿Sigue recibiendo amenazas? 

Temer no he temido nunca, porque si me tienen que matar lo harán y ya está. Sigo recibiendo amenazas por la calle o ataques a mi coche.  Hace no mucho, saliendo de mi garaje salió uno de un coche y se puso a golpear mi ventanilla. Mi coche es muy identificable y ya no lo saco a la calle. Ya me pasó con el anterior que me lo destrozaron. No es normal que lo saques recién pintado y enseguida tenga una patada, mañana el techo rayado… Es gente que me ve bajar del coche para ir a trabajar a la asociación y cuando vuelvo me puedo encontrar la puerta con algún golpe. Pero son personas cobardes que no se atreven a enfrentarse a mí y arremeten contra mi coche.

¿Quién cree que gana y qué se gana con las teorías conspiranoicas?

Gana la derecha, la que sigue manteniendo que son ETA. Hay un documental buenísimo del Canal Historia que se llama 'Las mentiras de las 72 horas posteriores al 11M' y de vez en cuando quiero reconfortarme conmigo misma y saber cómo hemos podido llegar hasta aquí, me lo pongo. Aun me pregunto por qué no se suspendieron las elecciones, yo no podía hacerlo porque además estaba buscando a mi hijo. Eso originó que el foco, en vez de ponerse en los terroristas, se pusiera en las víctimas. Víctimas que llevamos 11 años y ocho meses sufriendo eso.

Yo creo que ya vale, que ya está bien. Hoy ha habido un individuo en Twitter que me ha preguntado que cuándo sale Zougam de la cárcel. Zougam sale en 2044, para quien me lo quiera volver a preguntar. Y mientras yo viva, o lo dejaré en herencia, estaré pendiente de que los cumpla. ¿Quién gana? Después de once años y ocho meses he llegado a una conclusión, las víctimas de terrorismo antes de que llegara el 11M han dado múltiples réditos electorales, porque si no, no lo entiendo. Nuestra asociación, como abarca a múltiples víctimas, es aconfesional y no vamos a hacer campaña... pues les desbaratamos el negociado. Nosotros no nos dejamos manejar. Somos los raros.

¿Qué les diría a los medios de comunicación que siguen alimentando esta teoría? Entre otros, se ha sumado a la teoría de la conspiración la televisión 13 TV, propiedad de la Conferencia Episcopal Española. 

Después de once años y ocho meses, lo hemos dicho todo. Ya no tengo nada que decirles, ni a esos ni al que publicó hace unos días que todavía no se sabe qué pasó el 11M. Es tan complicado querer llegar a gente que en once años no te ha querido escuchar y te ha insultado… Insultos como los que he tenido yo en la COPE.

Usted, víctima del terrorismo, ha recibido durísimas amenazas por Twitter. ¿Qué opina de que la Fiscalía abra procesos penales contra quienes amenazan a víctimas de ETA, pero no lo haga con las víctimas del terrrorismo yihadista?

La única frase que se me ocurre para decirle al ministro del Interior es que reconozco que nosotros no somos de sus víctimas. Lo asumo. Somos vagón de cola. Ni víctimas de segunda ni de tercera… El ministro, por ejemplo, no ha puesto las encomiendas que le corresponden a las víctimas del 11 de marzo por haber sufrido un atentado terrorista. Porque mi hijo y las 191 personas que iban con él no murieron en una reyerta, murieron por la democracia de este país. Democracia que permite a algunos hablar en los términos que hablan. 

Recientemente Federico Jiménez Losantos publicó un artículo en El Mundo acusando a la Policía Nacional y al CNI de colocar pruebas falsas en el 11M. ¿No le sorprendió que una acusación tan grave y ante una sentencia firme no provoque tampoco una actuación de la Fiscalía?

Me gustaría saber qué está haciendo la Fiscalía, porque eso es una imputación de delito a la Policía Nacional y al CNI. Sobre este caso, bajo el paraguas de la libertad de expresión, se pueden decir barbaridades como esa y la Fiscalía no actúa. Por eso, como decía, mi primera visita cuando llegue a Madrid va a ser para la fiscal Dolores Delgado, porque me gustaría saber cuál es el criterio.

Viendo cuál está siendo la respuesta de los países tras los atentados de París, ¿cree que la guerra es la solución?

Yo no estoy en guerra y ya pagué las consecuencias de una guerra. ¿Alguien puede pensar que las bombas discriminan?Cuando se bombardea en Siria muere gente tan inocente como nosotros. Si la guerra o la violencia fueran la solución de algo, ya estaría todo solucionado. Visto lo visto, no puedo creer que la guerra y la violencia no traigan más guerras. Cada vez que bombardeemos, crearemos mil yihadistas más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha