eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El drama se muestra omnipresente en el ecuador del Festival de Cine romano

- PUBLICIDAD -
El drama se muestra omnipresente en el ecuador del Festival de Cine romano

El drama se muestra omnipresente en el ecuador del Festival de Cine romano

La carrera por el Marco Aurelio de Oro continúa en el Festival Internacional de Cine de Roma que cruzó hoy su ecuador con la presentación de una película sobre las relaciones interraciales en Italia, otra sobre la Rumanía de Ceausescu y con la proyección del último trabajo del oscarizado Scott Cooper.

Estas tres películas compiten por el máximo galardon con otros 15 filmes, entre ellos cuatro iberoamericanos y uno español, el dirigido por Isabel Coixet.

El último trabajo del director italiano Mirko Locatelli, bajo el título "I corpi estranei", muestra a Italia como un país de encuentros que sirve de nexo entre dos mundos, entre el norte y el sur, entre África y Europa.

En este contexto transcurre este drama con el que el director y documentalista italiano regresa a la gran pantalla para escenificar el dolor y "para retratar la fragilidad humana".

Antonio (Filippo Timi), se ve obligado a salir de Roma para acudir a Milán (norte de Italia) con el objetivo de internar a su hijo de tres años en la planta de oncología de un hospital especializado en el que puedan tratar la grave enfermedad cerebral que el pequeño padece.

Pronto, el hospital milanés se convertirá en una ciudad dentro de la ciudad en la que Antonio, a priori cargado de prejuicios xenófobos, conoce a Jaber (Jaouher Brahim), un tunecino que llegó a Italia huyendo de las revoluciones árabes y que se encuentra en el hospital para acompañar a su amigo Youssef.

El encuentro entre estos dos hombres aparece como una colisión entre dos almas solitarias y temerosas ante la enfermedad, dos "cuerpos ajenos" que se complementan y cuya relación emocionó hoy a la crítica romana que rompió en aplausos y vítores al final de la proyección.

"Hemos partido de una imagen de la que mi mujer fue testigo hace veinte años. Un hombre adulto y solitario que abraza a un niño en los servicios oncológicos de un hospital italiano", explicó Locatelli, en la rueda de prensa que sucedió a la proyección.

Otra de las películas presentadas hoy en el marco del certamen capitolino y que opta a llevarse el máximo galardón fue "Quod erat demonstrandum", del director rumano Andrei Gruzsnick, discípulo del considerado renovador de la cinematografía rumana, Lucian Pintilie.

Ambientada en mitad de la década de 1980, narra las consecuencias surgidas de la decisión de un matemático rumano de publicar un artículo en una revista norteamericana sin solicitar los permisos necesarios en la época comunista de Nicolás Ceausescu.

La película es presentada como un teorema en el que se superponen las traiciones con el objetivo de escalar en el sistema político-administrativo socialista de la época que, según el director, no era otra cosa que "un océano de estupidez".

"He querido retratar la sociedad de mi país durante su época socialista en la que las traiciones eran muy frecuentes por el simple hecho de querer escalar en la pirámide, un comportamiento que hoy en día no ha cambiado mucho, solo que ahora traicionamos por dinero o cosas materiales", criticó Gruzsnick.

También se presentó "Out of the furnace", la segunda película del director estadounidense Scott Cooper, ganador de dos premios Óscar por su película "Crazy Heart" (2009), que presentó en Roma su trabajo interpretado por un elenco formado por estrellas como el británico Christian Bale, ganador de un Óscar por su papel en "The Fighter" (2010) o Forest Whitaker, Óscar como mejor protagonista en "El último rey de Escocia" (2006).

"Out of the furnace" narra la vida de Russell Baze (Christian Bale), un trabajador sin aspiraciones que por la noche tiene que cuidar de su padre enfermo, una historia que se trunca cuando su hermano Rodney (Casey Affleck) ex combatiente en Iraq e implicado en una organización criminal del norte de Estados unidos, muere en extrañas circunstancias.

Este hecho empuja a Russell a meterse hasta el fondo del caso para esclarecer la muerte de su hermano, una historia marcada por la violencia y por el ánimo de un hombre que nada tiene que perder.

La competición capitolina seguirá en los próximos días con los estrenos del "Volantín cortao" de los chilenos Diego Ayala y Anibal Jofré y de "Another me", la producción angloespañola de Isabel Coixet.

Por Gonzalo Sánchez

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha