eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los policías de la UE piden más coordinación, igual formación y medios contra yihadismo

- PUBLICIDAD -
Los policías de la UE piden más coordinación, igual formación y medios contra yihadismo

Los policías de la UE piden más coordinación, igual formación y medios contra yihadismo

Los policías de la Unión Europea (UE), agrupados en la confederación sindical Eurocop, piden más coordinación, una formación estandarizada y más medios para poder afrontar las nuevas amenazas del crimen organizado y el terrorismo yihadista.

Unas demandas que resume a Efe la recién elegida presidenta de Eurocop, Angels Bosch, una mossa d'esquadra del Sindicato de Policías de Catalunya (SPC) que ha sido elegida para ponerse al frente de una confederación que agrupa a 35 sindicatos de 27 países representantes de unos 500.000 agentes.

Reivindicaciones que son más urgentes si cabe después de los atentados yihadistas que han sufrido países comunitarios como Francia o de las crisis migratorias que están afectando a las fronteras europeas, resalta Bosch.

"Nosotros vamos a los sitios de donde todos huyen", dice Bosch, y, por ello, los agentes deben tener unas "condiciones dignas" de trabajo. La obligación de los gobiernos es "proteger a quienes protegen a sus ciudadanos", apostilla la presidenta de Eurocop.

Aunque hay diferencias entre las policías de los distintos países, sí que se han constatado problemas comunes que han afectado a estas fuerzas de seguridad durante la crisis económica, incluso a las de aquellos países más favorecidos.

Sobre todo, resalta Bosch, la crisis ha mermado las plantillas prácticamente en todos los países y territorios. Por ejemplo, en Finlandia los policías se manifestaron porque la tasa de reposición era cero; en Cataluña los mossos tiene un déficit de 1.500 agentes, y en Alemania y el Reino Unido también están por debajo del despliegue completo.

Y en equipamiento las diferencias entre las policías son considerables, por lo que Eurocop demanda medios estándares, como chalecos antibalas para todos o vehículos con las necesarias medidas de seguridad.

"Hay que invertir en seguridad", insiste Bosch, quien considera que en España los recursos destinados a ello son escasos, lo que provoca también diferencias entre cuerpos.

Así, la Ertzaintza, dice la presidenta de Eurocop, tiene chalecos para todos desde hace años, los Mossos no está previsto que completen esta equipación hasta 2017, la Policía Nacional los está aún repartiendo, y la Guardia Civil apenas tiene.

Va más lejos la representante sindical y asegura que los cuerpos militarizados en países como España con el instituto armado o Portugal con la Guarda Nacional Republicana son los que tienen peores condiciones laborales.

Bosch denuncia también, en nombre de la confederación que preside, los bajos salarios de los policías de algunos países, como Grecia, Bulgaria o Polonia, y apostilla: "Si no hay condiciones laborales dignas, es más difícil luchar contra la criminalidad o la corrupción".

Eurocop mantiene desde hace dos años contactos con los europarlamentarios de la Comisión de Seguridad y Defensa para que tomen cartas en el asunto y escuchen las reivindicaciones de los policías que "están a pie de calle" y sufren las repercusiones de las políticas de seguridad.

Unas políticas que deben redundar, añade Bosch, en una coordinación "efectiva" y un intercambio de la información "más rápido" en materia de lucha antiterrorista, pero no sólo "a nivel de inteligencia", sino para que llegue también a los agentes que están en la calle.

Compartir bases de datos es una de las medidas que puede contribuir a la lucha contra el terrorismo yihadista, una amenaza que ha hecho plantearse al primer ministro belga la posibilidad de crear una especie de CIA europea para hacer frente a esta amenaza, recuerda Bosch.

Preocupa también a los policías europeos la crisis migratoria que afecta a Europa y piden una mayor implicación de la UE, porque "no es justo" que países con menos recursos como España, Grecia e Italia tengan que hacerse cargo de esos flujos. Porque "en realidad las fronteras españolas, griegas e italianas son las fronteras europeas", enfatiza Bosch.

La presidenta de Eurocop cree que no hay recursos suficientes para afrontar este fenómeno, y pone como ejemplo una queja expresada por los policías griegos: Sólo cinco agentes tuvieron que hacer frente a una oleada de 15.000 inmigrantes.

En suma, Eurocop exige una formación estandarizada de las policías europeas, más inversión en medios, mejoras laborales, más coordinación y plantillas dimensionadas.

Y justifica sus demandas en una afirmación que Bosch quiere resaltar y hacer llegar a los gobernantes europeos y a los ciudadanos: "La seguridad es un servicio público tan importante como la sanidad o la educación. No hay que menospreciarlo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha