eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El principal testigo del crimen de Carrasco no incurrió en falso testimonio

- PUBLICIDAD -
El principal testigo del crimen de Carrasco no incurrió en falso testimonio

El principal testigo del crimen de Carrasco no incurrió en falso testimonio

La Audiencia Provincial de León ha confirmado el archivo de la querella por falso testimonio interpuesta por Montserrat González y su hija Triana Martínez, condenadas por el asesinato de la que presidenta de la Diputación y del PP leonés, Isabel Carrasco, contra el principal testigo de cargo del caso.

Según la Audiencia de León, el policía jubilado Pedro Mielgo no incurrió en un delito de falso testimonio durante su declaración en la tercera sesión del juicio, el 21 de enero de 2016.

La querella se basaba en una llamada que supuestamente Pedro Mielgo realizó al servicio de emergencias 112 mientras seguía de cerca a Montserrat después de ser testigo de cómo minutos antes había disparado a bocajarro hasta en tres ocasiones contra Isabel Carrasco en un pasarela peatonal sobre el río Bernesga.

Mielgo había declarado ante la Policía y ante la jueza instructora del caso que había llamado al Servicio de Emergencias de Castilla y León, si bien durante el juicio oral aseguró no reconocer su voz en la grabación del 112 que se escuchó en la sala.

El jurado pudo escuchar en la sesión del juicio celebrada el 21 de enero del pasado año una llamada al 112 en la que un hombre sin identificar relata, muy nervioso y con voz entrecortada, cómo se había producido el crimen y describe a la mujer que había efectuado los disparos.

Sobre esta circunstancia, la Audiencia de León entiende que pudo tratarse de un "lapsus o error del testigo, a todas luces intrascendente, que para nada ha influido en el resultado de la causa penal contra Montserrat y Triana".

El letrado que representa a Montserrat González y a su hija Triana Martínez, José Ramón García, solicitó durante el juicio deducción de testimonio, figura jurídica que equivale a que se investigue la veracidad del mismo y se abra una causa contra el testigo si se demuestra que ha mentido.

Mielgo afirmó que no se reconocía como el autor de esa llamada, aunque posteriormente su mujer indicó que sí era él -tras escuchar la conversación dos veces y decir inicialmente que no era su marido- por una palabra que su marido utiliza habitualmente: "momentico".

Tras el juicio, Mielgo insistió en que no era él porque no habló por teléfono con nadie y afirmó que su mujer "se había liado".

La declaración de este testigo fue clave porque había desmontado la versión de los hechos que ofreció Montserrat González, quien aseguró ante el tribunal que arrojó el bolso con el arma a la entrada de un garaje nada más abandonar la pasarela donde disparó contra Isabel Carrasco.

El policía sostuvo que mientras la siguió llevaba el bolso y que cuando la perdió en la plaza del Colón todavía estaba en su poder, aunque cuando la volvió a ver unos segundos después ya se había deshecho de él.

La importancia de la declaración radicaba en que la defensa de Montserrat González y de su hija Triana Martínez pretendía demostrar que la segunda recogió el bolso que vio tirar a su madre sin saber que había matado a Isabel Carrasco porque no había ningún plan urdido ni conocía la intención de su madre de acabar con la vida de la dirigente política.

Por el contrario, la fiscalía sostenía que la madre entregó el bolso a su hija para que escondiera el arma porque habían preparado previamente un plan para matar a Isabel Carrasco en el que también estaría implicada la policía local Raquel Gago.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha